Rododendro: cuidados

El rododendro es un arbusto de fácil cultivo

El rododendro es un arbusto que puede tenerse tanto en una maceta como en el jardín. Es una de esas plantas que tolera bastante bien la poda, de la cual se recupera sin dificultad, así que es sencillo controlar su crecimiento e incluso trabajarla para que tenga porte arbustivo o arbóreo si es eso lo que nos interesa.

Sus flores tienen un gran valor ornamental; sus colores contrastan con el verde de sus hojas, y además permanecen abiertas durante varios días. Pero también debes saber que puede ser muy exigente cuando se cultiva en un clima que no es el más adecuado para él. Por eso, queremos que sepas cuáles son los cuidados del rododendro; de esta forma podrás tenerlo precioso.

Cuidados del rododendro en maceta

El rododendro es una planta que puede tenerse en maceta

¿No tienes jardín? ¿Te apetece tenerlo en el patio? Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, entonces te interesará saber cómo se cuida el rododendro en maceta. Así que veamos cuáles son:

¿Maceta de plástico o de barro?

Como seguramente sabrás, hay varios tipos de macetas. Para la planta que vamos a cultivar, recomendamos elegir una de plástico o bien una de barro. La primera tiene la ventaja de que es más ligera, económica y duradera si es de buena calidad; la segunda en cambio es más pesada, por lo que es más difícil que se la lleve el viento, pero también más cara.

En cualquier caso, se ha de plantar en una que tenga orificios en su base. No se debe de poner en una que no tenga, ya que no tolera el exceso de agua.

Tierra o sustrato

El rododendro es una planta ácida. Esto es muy importante saberlo porque si se cultiva en tierras con un pH de 7 o superior, va a tener clorosis férrica debido a la falta de hierro. Y es que una tierra puede contener ese mineral, pero cuanto más alto sea el pH menos accesible estará para las raíces, puesto que queda bloqueado.

Por lo tanto, si vas a tenerlo en maceta, debes de rellenarla con cualquiera de estos sustratos:

  • Sustrato para plantas ácidas, como el de Flower por ejemplo (puedes comprarla aquí)
  • Fibra de coco
  • O con la siguiente mezcla: 70% akadama + 30% kanuma

Riego

Dado que es una planta ácida, de nada serviría tenerla en una tierra adecuada si la regamos con un agua con un pH de 7 o superior (es decir, alcalina), puesto que el agua subiría el pH de la tierra. Por este motivo, es importante regar con agua de lluvia siempre que sea posible, o en su defecto con una que sea apta para consumo humano. En caso de que nuestra agua del grifo tenga un pH muy alto, podremos acidificarla si le echamos unas gotas de limón o vinagre.

Pero, ¿cuándo hay que regar al rododendro? Dependerá de las condiciones climáticas, pero si no llueve, se aconseja hidratarlo cada 3 días en verano, y cada 6-7 días el resto del año.

Abonado

Como está en maceta, aconsejamos abonarlo con fertilizantes específicos para plantas ácidas, como este de Fertiberia, o bien con abonos naturales como el guano siempre que sean líquidos. Asimismo, se han de seguir las instrucciones de uso, ya que así se conseguirá un rododendro sano.

Cambio de maceta

El rododendro tiene un ritmo de crecimiento lento, pero es importante que nos acordemos de plantarlo en una más grande (ha de medir unos 5-7 centímetros más de ancho y alto que la que tiene) cuando se le salgan las raíces por los agujeros de drenaje, o cuando lleve más de 3 o 4 años en la misma. Esto se hará a finales del invierno o principios de primavera, antes de la floración.

Poda

La poda se hará en otoño para no correr el riesgo de que no produzca flores ese año. Consistirá en:

  • Eliminar las ramas muertas
  • Recortar un poco las que hayan crecido demasiado
  • Darle una forma aovada y compacta

Cuidados del rododendro en el jardín

El rododendro en el jardín se cuida con facilidad

El rododendro es una planta de jardín estupenda, pero solo si reúne las condiciones que necesita para estar bien. De hecho, en lugares como la región mediterránea es una especie muy exigente, ya que la tierra suele ser arcillosa y por lo tanto tener un pH de 7 o superior, y el agua de riego también suele ser alcalina, por lo que se ha de usar agua embotellada o acidificarla con limón o vinagre.

Por ello, si queremos tenerlo en el jardín hay que saber que:

  • La tierra ha de ser ácida, con un pH de entre 4 a 6.
  • El drenaje debe ser rápido; es decir, que tiene que ser un suelo que no se encharque con facilidad, y que cuando llueva o se riegue, el agua sea absorbida con rapidez.
  • El clima debe ser templado, con veranos suaves e inviernos fríos. Resiste las heladas de hasta los -18ºC, pero las temperaturas por encima de los 30ºC no le sientan bien, puesto que ralentizan su crecimiento.

Y dicho esto, veamos cuáles son los cuidados que tenemos que darle si va a estar en el jardín:

Ubicación

El rododendro es una planta que se ha de poner en una zona en la que haya mucha claridad, pero sin que le dé el sol de forma directa o, al menos, durante las horas centrales del día. Si en el lugar donde vives los veranos son muy cálidos, con temperaturas de 30ºC o más y hay noches tropicales (con temperaturas mínimas de 20ºC), debes de ponerlo en sombra.

Suelo

El rododendro florece en primavera

Nuestro protagonista crece en suelos ácidos o ligeramente ácidos, ligeros, y con buen drenaje. Cuando el que hay en el jardín no es así, se ha de hacer un agujero de plantación de al menos 1 x 1 metro, cubrir sus lados, excepto la base, con malla de sombreo, y rellenarlo con tierra para plantas ácidas o fibra de coco.

Riego

El riego se hará con agua de lluvia o apta para consumo. Si se riega con un agua alcalina, es decir, con un pH de 7 o superior, la planta no sobrevivirá. Asimismo, debes saber que tienes que regarla más o menos unas 3 veces a la semana durante el verano, y algo menos el resto del año.

Abonado

Si lo tenemos en el jardín, es recomendable abonarlo con abonos orgánicos en polvo o granulados en primavera y verano. Por ejemplo, con estiércol de gallina o con guano. Hay que echar uno o dos puñados -dependerá del tamaño de la planta- una vez cada 15 o 30 días.

Poda

No es necesaria la poda, a no ser que nos interese formarlo como árbol o arbolito. En este caso, debemos de tener presente que en realidad es un arbusto, y que desarrolla varios tallos. Podemos elegir uno de esos tallos y eliminar, el resto, o bien dejarlos pero podar las ramas para que termine siendo una copa aovada o incluso irregular.

La poda se hará en otoño, tras la floración, con herramientas de poda previamente desinfectadas. Aquí tienes más información:

Artículo relacionado:
¿Cómo es la poda del rododendro?

Con estos consejos, esperamos que puedas tener un rododendro muy bonito.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)