¿Cómo se cuida el rododendro en maceta?

El rododendro se puede tener en maceta

¿Es posible tener un rododendro en maceta siempre? ¡Por supuesto que sí! Es una planta que tolera muy bien la poda, así que no si queremos cultivarlo en un recipiente, podremos hacerlo sin problemas. Pero es importante proporcionarle los cuidados que necesita para estar bien, de lo contrario correríamos el riesgo de perderlo.

Así que si te acabas de comprar un rododendro o tienes pensado hacerlo, toma nota de nuestros consejos para que tu planta esté preciosa siempre, y no solo recién adquirida.

¿Exterior o interior? Y, ¿dónde colocarlo?

Lo primero que nos tenemos que preguntar es si el rododendro es una planta para tener en el exterior o dentro de casa, pues de ello va a depender en gran medida su bienestar. Por ello, tenemos que saber que las especies más cultivadas, como el Rhododendron ferrugineum o el Rhododendron ponticum crecen sobre todo en regiones montañosas: el primero en Asia, y el segundo en Turquía y España. Por lo tanto, hablamos de plantas capaces de soportar bien el frío, que no temen las heladas, motivo por el que se deben de tener fuera todo el año.

El Rhododendron catawbiense es un arbusto de flores rosas
Artículo relacionado:
Rhododendron, bonitos, rústicos y muy resistentes

Pero, ¿dónde exactamente? ¿En un lugar soleado o en sombra? Pues va a depender del clima que haya en la zona: si es mediterráneo, es preferible que estén en sombra pues el sol es muy intenso durante el verano, y podría quemarlos; pero si es templado-fresco, pueden estar en semisombra.

¿Qué tierra necesita el rododendro en maceta?

Es una planta ácida. Esto significa que solo crece en suelos ácidos, con un pH entre 4 a 6. Pero también es importante que sea una tierra ligera, que no se encharque con facilidad. Si va a estar en maceta, esto es fácil proporcionárselo: simplemente hay que comprar sustrato de cultivo para plantas ácidas, como por ejemplo el de las marcas Flower o el de Naturplant. Para conseguirlos, haz clic en los enlaces.

Otra opción sería ponerle fibra de coco (en venta aquí), que también es ácida, y de la cual te dejamos un vídeo:

¿Qué maceta precisa?

El rododendro es un arbusto que crece a un ritmo lento, por eso se ha de plantar en macetas que sean unos 5-7 centímetros de diámetro y de alto más grandes de la que tiene en la actualidad. Es decir, no sería buena idea ponerlo en una de 30 centímetros por ejemplo si la que tiene ahora es de 10 centímetros de diámetro, ya que tendría más cantidad de tierra de la que necesita, la cual al regar absorbería más agua de la que las raíces pueden absorber, y por lo tanto se correría el riesgo de que la planta muriese por exceso de agua.

Pero además del tamaño, también es necesario elegir una que tenga orificios de drenaje en su base, puesto que de lo contrario el rododendro no sobreviviría. De hecho, debido a la acumulación de agua en sus raíces, no sería adecuado tenerla tampoco en maceta con un plato debajo (a no ser que se escurra siempre después de regar), ni en una más grande sin agujeros.

¿Cuándo se ha de cambiar de maceta?

El trasplante a una maceta más grande se hará en primavera, o bien en otoño si se quiere esperar a que termine la floración. Asimismo, hay que hacerlo cuando la planta lleve más de tres años en el mismo recipiente, y/o si se le salen las raíces por los agujeros del mismo. También aconsejo cambiarlo si vemos que se está quedando sin tierra, ya que así se conseguirá que crezca mejor, con más salud.

¿Cada cuánto se riega el rododendron en maceta?

El rododendro puede estar en maceta

Como es una planta que no le gusta el exceso de agua en sus raíces pero que tampoco resiste la sequía, es importante que se vaya regando regularmente a lo largo de todo el año. Durante el verano se hará con más frecuencia que durante el resto del año, ya que la tierra tarda menos tiempo en secarse. Por ello, tenemos que conocer el clima que hay en la zona, pues si por ejemplo llueve a menudo en primavera, en esa estación tendremos que regar poco. Pero, ¿cada cuánto exactamente?

Bueno, eso depende también del clima y de lo que tarde la tierra en secarse. En lugares muy cálidos y secos, como en el mediterráneo donde las temperaturas en verano superan los 30ºC, se riega unas 3 veces por semana durante esa estación. Pero si vives en una zona donde llueve con frecuencia y/o las temperaturas son suaves, tendrás que regar menos.

Si tienes dudas, es aconsejable comprobar la humedad de la tierra con un palo: se introduce en la tierra hasta el fondo, y luego se extrae con cuidado. En caso de que salga con mucha tierra adherida, no se regará ya que aún estará húmeda. Otra opción es coger la maceta en cuanto la hayas regado, y de nuevo al cabo de unos días: la tierra recién regada pesa más que la que está seca, así que esta diferencia de peso servirá para saber cuándo regar.

Y por cierto, usa agua de lluvia o una que sea apta para consumo humano. Si tiene mucha cal, le causará problemas ya que no podrá absorber el hierro. Como consecuencia de ello, acabaría teniendo clorosis férrica, algo que se evita si se riega con un agua adecuada, como las que he mencionado.

¿Se ha de abonar?

Sí, es muy interesante abonar al rododendro en maceta desde la primavera hasta finales del verano. Para ello, se usarán fertilizantes líquidos específicos para plantas ácidas, como el de la marca Flower o Battle, aunque si es específico, cualquier marca servirá. Se seguirán siempre las instrucciones de uso para que no surjan problemas; así la planta podrá crecer y florecer.

¿Cuándo se poda?

El rododendro es un arbusto que puede cultivarse en maceta

Si tenemos en cuenta que la planta crece a un ritmo lento, no siempre será necesario podarla. De hecho, solo lo haremos en caso de que queramos tenerla con poca altura, o con una copa ancha y/o redondeada. Para ello, usaremos tijeras de poda de yunque como estas que venden aquí previamente desinfectadas, y recortaremos las ramas que sean necesarias. Esto lo haremos en otoño, después de que las flores se haya marchitado.

Asimismo, podremos aprovechar para eliminar las ramas secas y/o rotas. De este modo, nuestro rododendro se verá más bonito.

Espero que estos consejos te sirvan para cuidar de tu rododendro en maceta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.