Rosa de Alejandría (Paeonia broteri)

La Rosa de Alejandría es una preciosa planta que puedes tener tanto en tu jardín como en maceta. Produce unas flores muy alegres de color rosado, las cuales te alegrarán el lugar donde esté ubicada.

Pero si quieres saber más sobre ella, conocer todos sus secretos, a continuación te contaré todo para que te sea fácil identificarla y, también cuidarla.

Origen y características

Nuestra protagonista es una planta endémica de la Península Ibérica, donde se encuentra en los sistemas montañosos del centro y sur de España y de Portugal. Su nombre científico es Paeonia broteri, pero se la conoce más como Rosa de Alejandría, rosa de Santa Clara, rosa montés, o rosa silvestre. Aparece desde los 100 a los 1850 msnm. Se caracteriza por alcanzar una altura de hasta 70cm, con hojas simples divididas a veces aovadas u oval-lanceoladas de color verde brillante por el haz y glabras por el envés. Están compuestas por 16-19 foliolos de 3-4cm de ancho. El tallo es glabro y mide 50cm de altura.

Las flores son hermafroditas, solitarias, y grandes de hasta 8cm. El fruto es en folículos que están cubiertos con pelos blanquecinos, los cuales contienen semillas que, al madurar, son negras.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres hacerte con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Es importante que coloques tu Rosa de Alejandría en el exterior, en semisombra. No le debe de dar el sol directo en ningún momento, ya que en su hábitat natural vive bajo la sombra de las ramas de los árboles, como del Quercus pyrenaica (roble melojo).

Tierra

Dependiendo de dónde la tengas, podrá crecer mejor en un tipo de tierra o en otro:

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: vive en todo tipo de suelos siempre y cuando tengan buen drenaje.

Riego

El riego tiene que ser frecuente, especialmente en verano. Riégala 3-4 veces por semana durante la temporada más calurosa del año, y deja secar entre riegos el resto. En el caso de tenerla en maceta con un plato debajo, en invierno acuérdate de retirar el agua ya que con la bajada de temperaturas las raíces podrían congelarse rápidamente.

Abonado

Debes abonar tu Rosa de Alejandría desde primavera hasta finales del verano, con abonos orgánicos preferentemente, como el guano (también puedes usar químicos, como el abono universal que venden en los viveros, pero si tienes niños o animales domésticos no lo aconsejo). Usa líquidos si está en maceta o en polvo si está en el suelo.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. En caso de tenerla en maceta, debes de trasplantarla cada dos años.

Multiplicación

La Rosa de Alejandría se multiplica por semillas durante la primavera, pero es complicado. Si lo quieres intentar, te recomendamos seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que tienes que hacer es sembrarlas en otoño en un medio húmedo; por ejemplo, una servilleta previamente humedecida. Es muy aconsejable que espolvorees un poco de cobre o azufre para evitar la aparición de hongos, y que le vayas cambiando la servilleta 3-4 veces por semana.
  2. Cuando hayan germinado y emitido sus primeras raíces, se plantan en una maceta con vermiculita (puedes conseguirla aquí) que deberás mantener húmeda pero no encharcada.
  3. Por último, se dejan en esa maceta hasta que se le salgan raíces por los agujeros de drenaje, momento que podrás pasarla al jardín o a una maceta más grande.

Poda

La Rosa de Alejandría es una planta que no necesita podarse mucho. Tan solo hay que quitarle las flores marchitas y las hojas secas, así como aquellos tallos que se vean secos (marrones).

Plagas y enfermedades

No suele tener ningún problema, pero si el ambiente es muy seco y cálido puede verse afectada por alguna cochinilla algodonosa, la cual se puede quitar bien con un pincel de brocha pequeña humedecido en alcohol de farmacia.

Rusticidad

Resiste bien el frío y las heladas de hasta los -17ºC, pero los calores intensos le suelen perjudicar mucho. Por eso, en caso de vivir en el mediterráneo o en una zona donde durante el verano las temperaturas superan los 30ºC, es muy recomendable que, además de tenerla en semisombra, la protejas de los vientos cálidos poniéndola detrás de plantas altas por ejemplo.

¿Para qué se usa?

Esta es una magnífica planta que se usa como ornamental. Al medir hasta los 70 centímetros es perfecta para tener en las borduras de los caminos del jardín, en una jardinera en el patio o balcón, o en una maceta como planta individual.

Como hemos visto, sus cuidados no son muy complicados, por lo que tener la oportunidad de disfrutarla es magnífico. 🙂

Así que ya sabes, si andas pensando en tener un ejemplar, ahora podrás cuidarlo como realmente necesita, algo que te servirá para poder disfrutar de su belleza durante años.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.