Rosa rugosa

¿Te gustan las rosas? A mí me encantan. Pasearme por un camino delimitado por estas maravillosas plantas hace que me sienta genial, sobretodo si están flor. Y es que, además de tener un gran valor ornamental, son muy fáciles de cuidar. Pero… cuando buscas otras especies, puede que te enamores fácilmente de la Rosa rugosa, algo que no sería de extrañar 😉 .

Si eso ya te ha pasado y necesitas saberlo todo sobre ella, ¡no te preocupes! En este artículo especial vas a aprender a cuidarla y a disfrutarla al máximo.

Origen y características

La Rosa rugosa es un arbusto caducifolio (pierde las hojas en otoño-invierno) nativo del este de Asia, concretamente de China, Japón, Corea y sudeste de Siberia. Su nombre científico es ese mismo, Rosa rugosa, pero también se la conoce como rosa japonesa o rosa Ramanas; en japonés como ”pera de playa”. Crece hasta alcanzar una altura de 1-2m, con tallos armados con espinas cortas, rectas de 3 a 10mm de largo.

Las hojas son pinnadas compuestas por 5-9 foliolos, midiendo cada uno de ellos 3-4cm de largo, con un tacto rugoso de la superficie. Son verdes, excepto en otoño que se vuelven amarillas antes de caer. Las flores, muy aromáticas, miden 6-9cm de diámetro, y pueden ser de color diverso: rosa, blanco, rojo. Su temporada de flación va desde el verano hasta el otoño. Una vez son polinizadas comienza a madurar el fruto llamado escaramujo, el cual medirá 2-3cm de diámetro.

Variedades

Hay muchas, pero nosotros hemos seleccionado estas:

  • Rosa rugosa ‘Alba’: tiene flores de color blanco muy fragantes.
  • Rosa rugosa ‘Rubra’: es igual que la anterior, pero las tiene rojas.
  • Rosa rugosa ‘Roseraie de l’Haÿ’: de preciosas rosas dobles (con doble corona de pétalos) de color vino.
  • Rosa rugosa ‘Fru Dagmar Hastrup’: las hojas son de color verde manzana y las flores, aunque sencillas, son de un magnífico color rosa.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Quieres tener un ejemplar? Si es así, a continuación te explicaremos cómo debes de cuidarlo:

Ubicación

Este es un rosal que se ha de tener en el exterior, ya sea a pleno sol o en semisombra.

Tierra

  • Maceta: puedes usar sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Jardín: ha de ser fértil, con buen drenaje. En el caso de tener una tierra mala, pobre en nutrientes o con dificultades para absorber el agua, lo que puedes hacer es cavar un agujero de plantación de 1m x 1m, poner bloques -de los finos- alrededor y en el fondo una malla de sombreo. Luego solo tendrías que rellenarlo con sustrato y plantar tu rosal ahí.

Riego

La frecuencia de riego dependerá de la ubicación así como del clima, pero por lo general se ha de regar 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año. En el caso de vivir en una zona más seca se regará más, y si es más húmeda menos.

Para evitar problemas se ha de comprobar la humedad de la tierra antes de regar, ya sea escarbando un poco -unos 5cm-, introduciendo un palo delgado de madera hasta el fondo (si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no hay que regar), o si está en maceta, cogerla una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (como la tierra seca pesa menos que la húmeda, esta diferencia de peso puede servirte como guía para saber cuándo regar).

Abonado

Guano en polvo.

Desde comienzos de primavera hasta finales de verano es muy aconsejable abonar la Rosa rugosa con abonos ecológicos una vez al mes. Uno muy recomendado es el guano, ya que es muy rico en nutrientes tan necesarios como el nitrógeno o el potasio, y además tiene una rápida eficacia. Puedes conseguirlo aquí.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y por esquejes. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Se siembran en otoño, cuando terminan de madurar. Hay que seguir este paso a paso:

  1. Primero, se extraen del fruto.
  2. Luego, se rellena una maceta con sustrato de cultivo universal y se riega.
  3. A continuación, se siembran sobre la superficie, y se cubren con una fina capa de sustrato.
  4. Después, se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  5. Por último, se coloca la maceta en el exterior, en semisombra y se mantiene húmeda pero no encharcada.

Así, germinarán en primavera.

Esquejes

Es la manera más rápida de conseguir nuevos ejemplares. Se hace a finales de invierno (febrero/marzo en el hemisferio norte). El paso a paso es el siguiente:

  1. Lo primero es cortar un tallo que esté creciendo sano y que mida unos 40cm.
  2. Después, se impregna la base con enraizantes caseros, o con hormonas de enraizamiento preferiblemente líquidas pero pueden ser en polvo.
  3. Luego, se rellena una maceta con sustrato de cultivo universal y se riega.
  4. A continuación, se hace un agujero en el centro y se planta el esqueje.
  5. Finalmente, se termina de rellenar la maceta y se coloca en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, emitirá sus propias raíces al cabo de 2-3 semanas.

Poda

Como todos los rosales, hay que quitar las flores marchitas, y recortar los tallos a finales de invierno. Tienes más información aquí.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, pero si las condiciones de cultivo no son las más adecuadas puede verse afectada por cochinillas, pulgones o araña roja que puedes tratar con insecticidas específicos, o con tierra de diatomeas (puedes conseguirla aquí). La dosis de esta última es de 35g por litro de agua.

En el caso de regar demasiado pueden aparecer los hongos, como la roya, que se trata con fungicidas.

Rusticidad

La Rosa rugosa soporta el frío y las heladas de hasta los -10ºC. Además, puede vivir en zonas costeras ya que está adaptada a los suelos arenosos.

Usos

Aparte de usarse como planta ornamental, pudiéndose tener tanto en maceta como en el jardín, los escaramujos son comestibles y muy nutritivos; de hecho una cucharada pequeña de pulpa contiene tanta vitamina C como 5 naranjas. Además, los pétalos se pueden utilizar para hacer mermeladas o jaleas.

¿Qué te ha parecido?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Rosas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.