Rúcula en maceta

cultivo de la rucula en maceta o en campo

La rúcula es una de las plantas que se emplean en numerosos platos para condimentar. Es una de las plantas que la gente se anima a cultivar ya que lo requiere de demasiados cuidados y se pueden obtener grandes resultados. Suele ser recomendada para aquellas personas que comienzan a iniciarse en este mundo del huerto urbano. El cultivo de la rúcula en maceta es bastante fácil y podemos aprovechar sus hojas para poder tener flores y sus semillas.

Vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre el cultivo de la rúcula en maceta.

Características principales

Cultivo de la rucula en maceta

Para aprovechar al cultivo de la rúcula debemos aprovechar sus hojas y sus flores. Es así como nos centramos en disfrutar del característico sabor picante y algo amargo que tiene estas hojas. Debemos destacar que el cultivo de la rúcula en maceta al aire libre tiene pocos cuidados por lo que podrá hacerlo incluso aquellas personas que son novatas.

Las hojas de la rúcula es utilizada para poder configurar los sobres de ensaladas y en muchos platos de los diferentes menús que encontramos en restaurantes. No suele haber disponibilidad de planteles de rúcula como lo pueda haber de otras especies parecidas como lo es la acelga, espinacas, etc. Esto hace que para aprender sobre el cultivo de la rúcula en maceta necesitaremos comprar sobres de semillas en alguna floristería, centro de jardinería, centros comerciales de bricolaje y algunos puntos de venta especializados.

Con tan sólo un sobre tendremos para el consumo de una familia durante todo el año. Y es que se trata de una especie bastante económica. Vamos a ver cuáles son los diferentes tipos de sobre de semillas de rúcula:

  • Según el peso del sobre puede ser de entre 5 y 10 gramos. Normalmente en estos sobre se encuentran unas 3.000 semillas.
  • Según el tipo pueden ser estándar o ecológicas. Está también es otra diferencia entre los tipos de sobres que venden. La semillas ecológicas proceden de la planta madre cultivada de forma ecológica.
  • Según la variedad. Aquí encontramos un catálogo más reducido ya que principalmente se siembran la Rucula eruca sativa que es más empleada en ensaladas.

Normalmente en los sobres encontramos la información necesaria mediante esquemas o pictogramas para poder conocer los cuidados de la rúcula en maceta.

Cultivo de la rúcula en maceta

huerto con rucula

Vamos a señalar cuáles son las pautas principales para realizar la siembra directa de esta planta sobre una maceta. Se puede realizar la siembra también en jardineras o directamente en el campo. Debemos saber que esta planta deberá estar al aire libre y en clima mediterráneo preferentemente. Ya sea en huertos urbanos, campo o nuestro jardín debemos realizar la siembra en la maceta durante las estaciones de primavera, verano y otoño. La principal época del año donde podemos sembrar es en primavera.

Se siembra ubicándolo recipientes en lugares soleados pero protegidos de los vientos fuertes. Es uno de los aspectos principales a tener en cuenta. La rúcula no sobrevive bien si la estamos colocando continuamente en lugares donde sopla el viento fuerte. Los edificios suelen estar más expuestos a los vientos, por lo que debemos buscar un lugar en el jardín adecuado para ello.

El tamaño de la maceta no tiene porque ser muy alto dado que el sistema radicular de la rúcula no es profundo. Debemos utilizar un tipo de sustrato al que añadiremos un 20% de tierra de campo sobre un 10% de arcilla o tierra con aspecto arcilloso. Esto servirá para poder mantener bien los nutrientes y que haya un buen drenaje. Durante el periodo de germinación debemos garantizar el sustrato esté completamente húmedo. Si no tener la cantidad de agua suficiente no podrá germinar de forma correcta.

La temperatura óptima del suelo suele rondar los 15 grados. Si esta temperatura se mantiene a lo largo del tiempo, probablemente tarde entre los 10 y 14 días en germinar. Una vez ha germinado utilizaremos las manos para eliminar cualquier posible hierba que germinen a su alrededor. Necesitará un fertilizante que tenga microelementos para que crezca correctamente. También hay que garantizar un riego suficiente para mantener la humedad de sustrato.

Una recomendación que se dice bastante es no utilizar fertilizante es muy ricos en nitrógeno. Esto es debido a que, aunque favorece al desarrollo de las flores, debemos mantener también la turgencia de la planta para poder evitar enfermedades. También es interesante remover un poco el terreno para aumentar la aireación.

Aspectos del cultivo de la rúcula en maceta

rucula en el balcon

Le gustan las bajas temperaturas. Se puede sembrar en semillero o directamente en macetas de 3 litros como capacidad mínima. Hay que mantener la humedad del sustrato durante el periodo de germinación (entre 8 y 10 días). Y al cabo de unas semanas ya puedes ir cortando hojas (siempre las exteriores) y podrás ir cosechando hasta la floración, cuando termina el ciclo vital de esta planta.

Al igual que ocurre con la lechuga, la rúcula va formando hojas nuevas desde su centro, de forma continua, hasta que surge un tallo que crecerá verticalmente. Sobre él se formarán las flores. Este tallo floral nos indicará que su ciclo de vida está finalizando, pues de ahí podremos extraer sus futuras semillas.

Se desarrolla más rápido en verano que en invierno, así que si queremos disfrutar de rúcula durante el mayor periodo de tiempo posible es mejor plantarla en otoño, pero, aunque la plantes ahora, todavía queda un tiempo hasta que llegue el calor y puedes disfrutar de tu rúcula durante unos meses. Con el calor además, sus hojas adquieren un gusto amargo, así que mejor que no le dé el sol directo.

Si la siembras en semillero la podrás tener más controlada hasta que tenga suficiente fuerza para ser trasplantada, cuando empiecen a salir las tres primeras hojas tras los cotiledones.

Si siembras en maceta, hay que procurar no sembrar las semillas muy juntas, ya que aunque probablemente lleguen a brotar todas, poco a poco irán muriendo debido al hacinamiento. Separa las semillas unos 15 cm unas de otras.

Respecto al riego, no requiere un riego abundante, tan sólo comprobar que el sustrato se mantenga húmedo.

En cuanto a las asociaciones de cultivo, pertenece a la familia de las crucíferas, como las coles, el rábano y el nabo, así que no es compatible con ellas. Sin embargo, como es una planta de ciclo corto y tolera bien la sombra, se puede aprovechar para asociar con otras plantas de ciclo más largo como el tomate, el pimiento o la berenjena.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el cultivo de la rúcula en maceta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.