Rutabaga (Brassica napobrassica)

rutabaga o nabo de suecia

La rutabaga o como también se le conoce colinabo, es una especie de raíz que se asemeja mucho a la apariencia de un nabo. Para ser más específicos, es un tubérculo que es el resultado entre el cruce de especies como lo son el nabo y el col. Su nombre científico es Brassica napobrassica, pero también se le conoce el nabo de Suecia.

Este es un tubérculo que realmente tiene excelentes propiedades que son benéficas para el cuerpo humano. Es así como te ofreceremos toda la información que corresponde al nabo de Suecia, de manera que lo puedas incluir en tus alimentos diarios y puedas tener una mejor alimentación.

Características de la rutabaga

flores de la planta Brassica napobrassica

Como bien ya se comentó, la rutabaga es el resultado entre el cruce de una col y un nabo, lo que se podría decir que es un alimento con características de tubérculo, pero al mismo tiempo crucífero.

Tanto su raíz como sus hojas son usadas para la preparación de alimentos, aunque también su fruto es ampliamente utilizado por tener grandes cantidades de vitaminas y otros elementos beneficiosos.

Ahora bien, en cuanto al fruto de esta planta hay que destacar que sin importar el color de su exterior o si se trata de un colinabo verde o púrpura, la pulpa del fruto tendrá el mismo color amarillento.

Tanto el colinabo verde como púrpura podrá parecer dos vegetales diferentes por su exterior, pero sin importar las diferencias, mantienen los mismo valores nutricionales. Un dato que te puede servir para conocer, diferenciar e identificarla, es a través de sus raíces.

Esta parte de la planta es alargada y tiene una forma redondeada que al pasar a la parte de la base o el tallo, estas van tomando una forma cilíndrica, cuando llega a la parte de las hojas.

Pasando al aspecto de sus hojas, tienen un color azulado y su envergadura es muy superior a otras de su clase. Lo bueno es que es una planta muy versátil para crecer en ambientes con bajas temperaturas o con ciertos niveles de humedad, por lo que es muy común ver cosechas de Colinabo en Europa.

Es fácil confundir a este tubérculo con el nabo, más aún cuando no se tiene demasiado conocimiento sobre estos alimentos. Sin embargo, es posible diferenciarlos e identificarlos, ya que lo principal es su tamaño, es bastante grande y suelen tener una parte color blanco, otro color amarillo y en algunos casos, suelen tener un tono púrpura.

Como dato curioso con respecto al origen hay que decir que la Brassica napobrassica, es un vegetal que se originó a mediados del siglo XVII, para ser más específicos en la edad media, siendo su lugar de origen lo que actualmente se conoce como Rusia y Escandinavia. Posteriormente, el tubérculo se dio a conocer y poco a poco fue extendiendo su territorio y a tal punto de ser tan famosa como la papa.

Usos

tres especies de nabos encima de una mesa

Su consumo depende mucho de lo que se tenga pensado preparar, y se puede utilizar tanto sus hojas como sus raíces, como si de espinaca o acelga se tratase. Por otra parte, su fruto puede suplantar el uso de nabos comunes y corrientes, en principio por la cantidad de azúcar que esta posee.

Su sabor habla por sí solo, a tal punto que se pueden hacer diferentes elaboraciones en cuanto a platos. Inclusive, múltiples culturas suelen incorporar este tubérculo a sus preparaciones, ya que se conoce sus propiedades benéficas y de las que hablaremos más adelante.

Su efectividad para la alimentación es tal que se ha destacado por ser una alternativa a la patata. Lo bueno que no posee tantas cantidades de carbohidratos como esta, pero aun así, logra aportar los minerales, las vitaminas y todos aquellos nutrientes que el cuerpo humano necesita.

Cultivo de la rutabaga

La principal condición es que el cultivo de la rutabaga se realice en ambientes fríos o con humedad. Sin embargo, esto no es todo lo que necesita, ya que para poder cosechar este tipo de nabo, es necesario contar con un suelo que esté muy bien labrado.

De igual forma, necesita tener un sistema de drenaje eficiente a fin de evitar encharcamientos o pozos de agua. Así pues, crece muy bien en suelos donde la materia orgánica sea abundante.

En este punto, es vital tener siempre presente que para una cosecha efectiva, hay que ir agregando abono envejecido justo antes de proceder con la siembra. Esto disminuirá la posibilidad de aparición de grumos o la existencia de rocas en el suelo.

En cuanto al momento de comenzar la cosecha de Brassica napobrassica, hay que hacerla justo después del fin del invierno. Es decir, a comienzos de la primavera, aunque esto no tiene por qué ser obligatorio.

Esto se debe a que perfectamente puedes plantar la rutabaga durante el final del verano para que así la cosecha pueda darse en otoño o invierno. Un detalle importante a destacar es que vas a necesitar de las semillas para poder plantarla y cosecharla.

Es importante que siempre se esté al pendiente de la siembra a fin de evitar que el suelo se seque. Por lo que cada cierto tiempo tienes que ir regando y humedeciendo la tierra. Al cabo de unos tres o cuatro meses, la cosecha estará lista.

Beneficios

Te sorprendería la cantidad de beneficios y usos que se le puede dar a la planta entera. Entre algunos de ellos se encuentran:

Efectivo para la prevención de cáncer

Muchas frutas, verduras, hortalizas y plantas tienen la capacidad de evitar un desarrollo de células cancerígenas, entre ellas se encuentra la rutabaga. La principal razón se debe a que tienen propiedades antioxidantes, lo que convierte a la rutabaga en una potencial fuente anticancerígena.

Mejora las funciones metabólicas del cuerpo

Este es un beneficio que puede favorecer tanto a los humanos como a los animales que son alimentados con la planta. Siendo una opción viable y recomendable para las personas vegetarianas.

Es imposible que no se tenga en cuenta la rutabaga debido a que tiene prácticamente todas las proteínas que el cuerpo necesita. Asimismo, tiene gran cantidad de proteínas que puede favorecer tanto el crecimiento y curación, así como la reproducción celular y evitar contracciones musculares

Favorece la salud ósea

utabaga recien cultivada y puestas unas encima de las otra

La Brassica napobrassica es una rica fuente de proteínas y nutrientes para el organismo pero también es una rica fuente de minerales importantes que la salud ósea necesita. Entre los componentes que obtendrás de la planta está el Zinc, el calcio, magnesio, fosforo y otros elementos.

Y puede que estas tres utilidades o beneficios te parezcan pocas, pero en realidad existen más de 10 beneficios y usos que ofrece esta planta. Es una rica fuente de energías y nutrientes que muy pocas personas no consideran o desconocen.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.