Salvia Blanca (Salvia apiana)

arbusto con hojas verdes de Salvia Blanca

La Salvia apiana, mejor conocida como salvia blanca, es una planta con diversas propiedades curativas que hoy en día es cultivada en casi todo el mundo.  Sin embargo, puede encontrarse en abundancia en países del continente americano, tales como Estados Unidos, Brasil o Colombia.

Es bastante sencillo reconocer a la salvia blanca, pues esta suele convertirse en un arbusto que puede llegar a medir una altura considerable. De hecho, hay algunas clases de salvia que miden incluso más de un metro y medio. A diferencia de otras plantas medicinales, la salvia apiana tiene pocas flores y su coloración no es intensa sino más bien blanquecina.

Características de la Salvia Blanca

manojo atado de Salvia Blanca

La salvia blanca es una planta fácil de conseguir, que no requiere cuidados excesivos y que posee flores hermosas una vez que estas abren sus pétalos. Además, fue utilizada por distintas culturas americanas antiguas para tratar enfermedades. Hoy en día también se utiliza en algunos cosméticos.

Históricamente, la salvia apiana fue utilizada por culturas americanas por sus grandes beneficios para el ser humano. Igualmente, si quieres conocer más sobre las propiedades de esta planta, aquí te dejamos un artículo de todo lo referente esta.

La salvia blanca es una planta de hojas gruesas que puede alcanzar casi dos metros de altura. No  suele crecer en sitios húmedos, sino más bien en lugares secos. Es por esa razón que es común toparse con ella en lugares como California, en Estados Unidos.

Una de las características más especiales de esta planta es que aguanta largos períodos de sequía. Esta es fundamental para jardineros olvidadizos que deseen tenerla en casa o en un invernadero.

Eso no significa, por supuesto, que no necesite agua para vivir. Recordemos siempre que la mayoría de las plantas deben absorber líquido, aunque sea en cantidades mínimas. Así que, aunque la Salvia no requiera demasiada agua, sino la riegas con cierta regularidad, correrá el riesgo de marchitarse.

La salvia blanca también es fuente de ácido carnósico, que actualmente se usa como conservante en ciertos alimentos, como componente de medicamentos y en muchos casos, en productos de higiene personal como la pasta dental.

Uso medicinal

Los antiguos nativos norteamericanos creían que la salvia blanca tenía verdaderos poderes curativos y espirituales, por lo que realizaban complicados rituales y grandes ceremonias donde utilizaban esta planta como elemento purificador.

La verdad, y aunque parezca todo un mito, es que la salvia si tiene muy buenas propiedades medicinales que la convierten en una excelente opción para tratar síntomas de algunas enfermedades o dolencias. Aquí te dejamos una lista:

  • Es un gran antiinflamatorio y analgésico. Para aliviar dolores de muelas y aquellos provocados por la menstruación, el té de salvia apiana es ideal. En el caso de inflamación de encías, lo que se recomienda es enjuagar la boca con salvia diluida en agua tibia.
  • Posee grandes propiedades antiespasmódicas para tratar dolencias estomacales.
  • Calma los síntomas relacionados con las náuseas, el vómito y la diarrea.
  • Es un buen antihelmíntico. Es decir, sirve para eliminar parásitos del cuerpo, incluyendo a las lombrices y algunos microparásitos.
  • Elimina fácilmente las toxinas del cuerpo humano.
  • Sirve como antibiótico para tratar el resfriado común y enfermedades bacterianas de bajo rango.
  • Funge como antiséptico para tratar heridas y quemaduras en la piel.
  • Ayuda en el proceso de cicatrización. Usualmente, atletas y practicantes de deportes extremos utilizan salvia apiana cuando sufren alguna lesión importante.
  • Estimula el sistema nervioso, por lo que combate el agotamiento o el cansancio después de un día largo. Para estos casos, es oportuno un té tibio de salvia.

A pesar de que la salvia tiene tantos usos medicinales, no es recomendable abusar de la misma. Esto quiere decir que no debes ingerir salvia apiana sin control alguno, puesto que podrías experimentar reacciones adversas. Así mismo, te aconsejamos acudir a un médico si estás tomando algún medicamento y deseas utilizar salvia blanca.

Usos cosméticos

Este tipo de salvia no solo tiene usos medicinales, sino cosméticos. La variedad de propiedades regenerativas que posee la hacen un complemento muy común en distintos productos de belleza  femenina. Algunos casos son los siguientes:

Mezclar salvia blanca con el champú cotidiano es una forma de otorgarle brillo al cabello. En el caso de cabellos de tonalidades oscuras, la salvia apiana esconde las canas y las hace parecer reflejos. Recuerda, esto solo funciona en tonos capilares que van desde marrón oscuro hasta negro.

La savia apiana detiene la caída del cabello y lo hace crecer de forma más rápida y en cantidades abundantes. Incorporar savia apiana a algunas cremas corporales es una buena opción, debido a la humectación que le aporta esta planta a la piel.

Beneficios

Mucho se habla de las dotes espirituales de la savia blanca. Ya hemos mencionado que antiguas culturas creían que tenía un efecto purificador. Sin embargo, es cierto que quemar salvia apiana en el hogar trae consigo algunos beneficios que te mencionamos a continuación:

  • En aromaterapia, quemar algunas hojas de salvia blanca contribuye a mejorar la concentración.
  • El olor de la salvia también ayuda a relajar el cuerpo después de grandes episodios de estrés.
  • Algunos amantes del feng-shui creen que quemar salvia en el hogar aleja automáticamente a todas las malas energías.

Así mismo, la salvia apiana también sirve como un efectivo repelente de insectos, por lo que se recomienda prepararla y dejarla en un recipiente para los casos de pequeñas invasiones de hormigas o mosquitos.

Cultivo

arbusto sin flor llamado Salvia Blanca

Si deseas conseguir salvia para tenerla a la mano en casa, entonces puedes encontrarla en la mayoría de las tiendas de jardinería o de botánica de tu ciudad. Si, por el contrario, deseas cultivarla tú mismo, entonces puedes hacerlo sin problema.

Solo debes cuidar que la salvia siempre esté en lugares cálidos y, de preferencia, que los rayos del sol la toquen directamente. Una salvia apiana no sobrevivirá si la dejas en un sitio demasiado frío, pues necesita del calor para desarrollarse.

No necesitas regar la salvia todos los días. Es importante evitar que la tierra donde se encuentra sembrada se inunde, porque entonces la planta podría dañarse igualmente. Lo ideal es regarla constantemente, sin exagerar ni olvidarse totalmente de hacerlo.

Finalmente, esperamos que el artículo te haya sido de ayuda. Si quieres saber más sobre este tipo de plantas y cómo cuidarlas, entonces mantente en línea y sigue visitando nuestra página, donde encontrarás toda la información interesante y útil sobre jardinería.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.