Salvia farinacea: cuidados que debes proporcionarle

Salvia farinacea: cuidados

Si te gustan las plantas en tu jardín, seguro que tienes algunas habituales pero, ¿has oído hablar alguna vez de la salvia azul? De nombre botánico Salvia farinacea, sus cuidados son muy fáciles de cumplir y a cambio te ofrece una visión en forma de macizos o de llamativas macetas con flores de lo más bonitas.

Si quieres saber más sobre esta planta, y sobre todo descubrir cuáles son los sencillos cuidados que necesita para estar feliz, a continuación te lo contamos todo. ¿Vamos a ello?

Cómo es la salvia azul

flor de la Salvia farinacea

El origen de la Salvia farinacea está en México y Estados Unidos. Se trata una planta herbácea que tiene como característica principal unas bonitas flores, desde finales de la primavera hasta final del verano o incluso hasta otoño, con un color azul añil muy hermoso.

La planta no supera los 90 centímetros de altura y dispone de hojas alargadas y brillantes, de donde salen las flores. Además, suele atraer a las mariposas, pero también a las abejas (cuidado si no te gustan estos insectos).

Cuidados de la Salvia farinacea

campo de Salvia farinacea

Ahora que tienes una idea en tu mente de cómo es la Salvia farinacea, es hora de hablarte de los cuidados que necesitará. Hemos de decir que no es una planta que requiere mucho, todo lo contrario. Pero sí conviene que sepas lo necesario para que no se te marchite.

Ubicación y temperatura

Lo primero que necesitas saber es el lugar donde mejor estará la salvia azul. En este caso va a depender del clima que tengas. Si el clima es frío, es mejor colocarla en una zona bien protegida (porque no tolera las temperaturas bajas) y donde le dé la mayor cantidad de luz solar directa.

Ahora bien, si vives en un clima cálido, lo mejor es una zona de semisombra donde se beneficie de la luz solar directa de la mañana, pero no de la tarde.

Por lo que hemos dicho antes, esta salvia no tolera las bajas temperaturas, así que si ves que pierde todas las hojas y parte de la zona aérea, es porque está sufriendo. Tranquilo, porque en primavera debería recuperarse si la proteges.

Hablando de temperaturas, podemos decirte que, por debajo de los -2ºC necesitará una protección extra. Por el otro lado, el calor sí que lo soporta mucho mejor; eso sí, lo único que te pedirá es que la riegues más veces, pero salvo eso, no tendrás nada más.

Tierra

El sustrato ideal para la salvia dependerá mucho de si la tienes plantada en el suelo o bien en una maceta.

Si está en maceta, es necesario ofrecerle un suelo muy fértil y lo más drenado posible. Esto implica que tengas que usar una tierra rica en nutrientes que deberás mezclar con perlita o similar para que la tierra esté más suelta y las raíces de la planta se puedan expandir fácilmente a través de los huecos.

Ahora bien, ¿qué pasa si la tienes en el jardín? A ser posible, se recomienda que también la tierra sea fértil y que esté algo suelta, pero lo cierto es que puede acostumbrarse, al menos si ya es un ejemplar adulto y lleva tiempo en la misma zona. Aun así, es mejor rellenar el agujero con mantillo o similar para nutrirla los primeros meses.

Eso sí, si vas a plantar varias salvias, asegúrate de que haya una distancia mínima de 30 centímetros entre ellas para que no se entorpezcan o invadan el espacio entre ellas.

Riego

flores de la Salvia farinacea

Uno de los cuidados de la Salvia farinacea más importantes es el riego. No tienes que preocuparte demasiado, porque es una planta que no necesita mantener su tierra húmeda todo el tiempo. Pero no le gusta nada sufrir la sequía, por lo que deberás controlar el momento preciso para regarla.

En el caso de que la tengas en una maceta, lo mejor es esperar a ver cómo se le seca la tierra antes de regarla. Si la tienes plantada en el jardín vas a tener más libertad porque sí que tolera en esos casos un tiempo corto de sequía. De hecho, cuando se riegue ha de ser de forma abundante ya que las raíces de esta salvia son bastante profundas y necesita tiempo el agua hasta llegar a ellas.

Abonado

Con respecto a un «extra» de energía, debes considerar que la planta estará mucho más activa en primavera y verano que en otoño e invierno. Eso quiere decir que deberás abonarla durante esos meses.

El mejor abono para la Salvia farinacea es el humus de lombriz o el estiércol. Si lo aplicas cada 15 días tu planta te lo va a agradecer.

Plagas y enfermedades

Debemos partir de la base de que es uno de los cuidados de la Salvia farinacea que menos debe preocuparte, porque es muy resistente a ambos problemas.

Ahora bien, no quiere decir que no pueda atacarle nada; de hecho, es habitual que los pulgones se deleiten con los brotes tiernos, razón por la que debes vigilar el desarrollo de tu planta para que no le pase nada.

Multiplicación

Es posible que, si te gusta la salvia azul, quieras reproducirla. Y lo cierto es que vas a poder hacerlo de dos formas diferentes. Por un lado, tienes las semillas, que para ello necesitas que florezca y recogerlas. Eso sí, se recomienda que las conserves en frío durante una semana y después las plantes.

No te aseguramos que germinen todas, ya que es un proceso algo complicado. Por eso, es mejor el siguiente que te explicamos.

Y es que, por otro lado, la forma de reproducir la Salvia farinacea puede ser por esquejes. Esta forma es bastante sencilla y se basa en cortar un trozo, siempre en la punta de las ramas (escoge una planta madura para tener mayor probabilidad de éxito). Una vez cortada, solo tienes que clavarla en la tierra para que pueda enraizar.

Como ves, los cuidados de la Salvia farinacea no son nada complicados, y a cambio obtendrás una planta de hermosas flores azules, algo poco habitual en el reino vegetal. No son fáciles de encontrar estas plantas pero si buscas un poquito lo harás. ¿Te animas a probar y cuidar una salvia azul?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.