Salvia microphylla

Salvia microphylla

Una de las plantas cuya floración permanece más tiempo es la Salvia microphylla. A esta planta se le conoce como salvia rosa, mirto de montaña, salvia micro, chupeticos, mirto de monte y salvia granadina. Es originaria de México y Arizona y pertenece a la familia Lamiaceae. Es muy utilizada para la decoración como flor ornamental dado que sus flores suelen durar mucho tiempo y tienen un gran colorido.

Aquí vamos a enseñarte las principales características y los cuidados que necesita la Salvia microphylla.

Características principales

Detalle de las flores de salvia microphylla

Es un arbusto de pequeño tamaño que puede llegar a medir hasta 1 metro de altura. Posee tallos bastante débiles de tipo semiherbáceos y forman una masa redondeada. Es perfecto para podarlos y darle forma redondeada, otorgando mayor intimidad en tu jardín. Las hojas que tiene son de color verde pálido y poseen una forma ovalada y triangular. El olor que tiene es parecido a la menta.

Sus flores aparecen colocadas en racimos de color rosa fucsia y carmín en la corola. La floración tiene lugar a finales de verano y en otoño. Es bastante resistente al frío, siendo capaz de aguantar bien heladas con temperaturas de hasta -15 grados. También es muy utilizada porque no sólo puede soportar bien las heladas, sino también el calor y la sequía. Esto la convierte en una planta bastante versátil capaz de aguantar casi cualquier condición ambiental.

Parte de su resistencia a las diferentes condiciones atmosférica se debe a que sus pequeñas hojas dentadas y su tronco leñoso pero más fino le hacen ser energéticamente eficiente. Por ello, es capaz de ahorrar bastante energía en el mantenimiento de sus extremidades y puede guardar esa energía para defenderse del frío, calor o sequía. Las hojas no las pierden en todo el año y pueden aguantar las flores durante largos periodos de tiempo.

Aunque las hojas no son comestibles, sí que se pueden utilizar para hacer infusiones. Gracias a su olor a menta, ayuda a relajarse mucho. Las flores, al ser tan llamativas, atraen a numerosos tipos de insectos que favorecerá la polinización. Puede atraer a mariposas, abejas y abejorros e incluso hasta colibríes.

Propiedades y usos

Arbusto de salvia rosa

Tanto los tallos como las hojas y flores poseen un aceite esencial que sirve para lidiar contra problemas digestivos. La flor se puede usar también contra el dolor de ojos si la usamos y la frotamos contra el párpado. Las hojas pueden aplicarse para calmar el dolor de orejas directamente.

Si la usamos en una infusión, podemos calmar heridas y limpiarlas además de aliviar los bronquios en algún ataque más severo de asma.

Entre los principales usos que se emplea son para ofrecer mayor biodiversidad a los jardines. Dado que tiene un buen aroma, vistosidad y un rico néctar es capaz de atraer a distintos insectos al jardín y a pájaros polinizadores. Esto ayudará mucho a que tus plantas puedan ser polinizadas mejor y más rápidamente. Los insectos cumplen funciones importantes en el intercambio genético en los jardines y otorga vida a los ecosistemas. Por ello, es fundamental tener plantas que puedan atraer insectos y otros animales para que el jardín rebose de calidad y biodiversidad.

También sirven para crear franjas florales o muros pequeños con un buen atractivo. Sirven para ir alternando o acompañando a los setos paravientos que suelen tener en los jardines para que la estabilidad aumente y también lo haga la intimidad. Es muy útil para decorar las zonas de relax ya que necesita de poco mantenimiento y no suele ser expansiva. Con solo plantarla, no tendrás que tener mucho en cuenta. Tan solo esperar a que sus flores crezcan y disfrutar de su belleza.

El único inconveniente que se podría señalar es que, a veces, puedes estar relajado en tu jardín tranquilamente cuando la cantidad de insectos que es atraída por la Salvia microphylla puede ser excesiva y molesta. También puedes llevarte alguna que otra picadura accidentalmente.

Cuidados de la Salvia microphylla

Arbusto de salvia microphylla

Dado que esta planta se cultiva principalmente con fines ornamentales, debemos tener en cuenta los principales cuidados que necesita para poder garantizar que vamos a disfrutar al máximo de su belleza. En este caso, vamos a centrarnos en cómo debemos cuidarla para poder disfrutar de todas las ventajas que tiene consigo tenerla en el jardín.

Es una planta que necesita estar a pleno sol para que pueda crecer correctamente. Si la colocamos a semisombra puede sobrevivir también, pero no es lo ideal. Hay que tener en cuenta algunas cosas como por ejemplo que si lo colocamos al lado de los setos cortavientos, estos pueden ser más grandes y darles sombra. Esto nos hace que su crecimiento no sea del todo perfecto, pero puede sobrevivir bien.

No debemos preocuparnos mucho por la temperatura o las precipitaciones, dado que no es una planta que necesite de mucha agua. Tampoco hay que protegerla en caso que tengamos una helada más continuada. Es bastante resistente a la sequía. Si el invierno llega a ser demasiado frío, con heladas demasiado intensas, sí podría ser interesante protegerlas, dado que se convertiría en una planta muerta.

El suelo no necesita de muchos requisitos. Tan sólo necesita un suelo ligero, con fertilidad suficiente y un buen drenaje. No olvidemos que si es una planta que tolera bastante bien la sequía quiere decir que no necesita de mucha agua para sobrevivir. Por ello, aparte de que realizaremos los riegos con poca cantidad de agua, tampoco nos centraremos en acumularla. Necesita que el suelo esté bien drenado para evitar la acumulación de agua y que acabe por pudrir a la planta.

El riego debe aumentarse un poco en verano para suplantar las pérdidas de agua por evapotranspiración excesiva. Además, si no hay muchas precipitaciones en invierno y la humedad ambiental permanece baja por lo general, también debemos aumentar algo más el riego. Para hacernos una idea, basta con dejar que el suelo se seque para saber que tenemos que regar de nuevo.

En cuanto a las tares de mantenimiento, necesita una poda a finales de invierno para que no le interrumpan las heladas. De esta forma tiene la época de temperaturas más altas para preparar la floración a finales del verano.

Las plagas que pueden dañar a la Salvia microphylla son la mosca blanca, los caracoles, pulgones y algunas babosas. Para evitar esto, controlamos bien el riego.

Espero que esta información te ayude a cuidar bien de la Salvia microphylla.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.