Salvia de los prados (Salvia pratensis)

La Salvia pratensis es una planta muy bonita

La Salvia pratensis es una planta muy interesante, capaz de resistir heladas que se pone realmente preciosa durante el verano. Como además no crece mucho, se puede tener sin problemas en maceta durante toda su vida, o si lo prefieres en el jardín donde le dé el sol de manera directa.

No suele tener plagas ni enfermedades importantes, lo cual sin duda hace que sea una experiencia magnífica cuidarla 🙂 .

Origen y características de la Salvia pratensis

Vista de la Salvia pratensis en hábitat

Imagen – Flickr/Armin S Kowalski

Conocida con el nombre popular o común de salvia de los prados, nuestra protagonista es una planta perenne originaria de Eurasia, donde la podremos encontrar en claros de bosques, en los márgenes de caminos, y en pastos de montaña no demasiado húmedos. Pertenece al género Salvia, y crece hasta alcanzar una altura de unos 30-70 centímetros, produciendo sobretodo hojas pecioladas, ovadas y cordadas en la base que forman una roseta basal, y otras hojas caulinares que son más pequeñas y sésiles.

Las flores se agrupan en número de 6-8 en inflorescencias terminales, y son de color azul intenso-violeta. Cada una de ellas solo tienen dos estambres, algo que es muy curioso puesto que las plantas de la familia Lamiaceae, a la cual pertenece la Salvia pratensis, suelen tener 4. El fruto es un tetraquenio, es decir, un fruto pequeño que está constituido por 4 núculas o aquenios.

Subespecies

Hay distintas dependiendo de su lugar de origen:

  • Bertolonii: originaria de Italia hasta la Península Balcánica.
  • Haemotodes: de Italia.
  • Laciniosa: de Francia.
  • Prozagensis: de la Península Balcánica.
  • Pratensis: de Europa.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

Si estás convencido de que tu patio, balcón o jardín va a quedar aún más bonito con una salvia de los prados, a continuación te explicamos cómo se cuida:

Ubicación

Es una planta que ha de estar en el exterior, a pleno sol. Aunque todo hay que decirlo: si vives en una zona con fuerte insolación (ejemplo: Mediterráneo) sí que puede necesitar algo de protección durante el verano.

Tierra

  • Maceta: recomendamos poner una primera capa de arlita (en venta aquí), y luego terminar de rellenar con una mezcla de sustrato universal (en venta aquí) con un poco de humus de lombriz (en venta aquí).
  • Jardín: crece en suelos calizos, con una buena capacidad de filtración del agua.

Riego

La Salvia pratensis es una hierba muy interesante

El riego ha de ser de moderado a frecuente. No resiste la sequía, pero tampoco hay que pasarse con el agua 🙂 . Lo ideal es comprobar la humedad de la tierra antes de regar de nuevo, especialmente si no tienes mucha experiencia cuidando plantas. Para ello puedes introducir un palo delgado de madera, o pesar la maceta una vez regada y de nuevo a los pocos días (como la tierra húmeda pesa más que la seca, es fácil saber cuándo necesita un riego con este ‘truco’).

De todas formas, por lo general y dependiendo mucho del clima, se debe regar una media de 3 veces por semana durante el verano, y una media de 2 veces a la semana el resto del año. No mojes las hojas ni las flores, solo la tierra, puesto que de lo contrario se podrían quemar y/o pudrir.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es recomendable abonar a la Salvia pratensis con abonos ecológicos, como el guano o el compost. Así, crecerá con salud y estará fuerte.

Multiplicación

La salvia de los prados se multiplica por semillas en primavera y esquejes en primavera-verano. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Las semillas se han de sembrar en bandejas de semillero (en venta aquí) rellenadas con tierra para semilleros (en venta aquí) poniendo no más de 2 en cada alvéolo, y cubriéndolas con una fina capa de sustrato.

Luego se colocan en el exterior, a pleno sol, y se mantiene la tierra húmeda. Así germinarán en unos 10 días.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes has de cortar un tallo con hojas de unos 10 centímetros de largo, eliminar las hojas inferiores, e impregnar la base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí).

Después debes plantarla en una media botella con agujeros en la base con vermiculita (en venta aquí) y regar.

En unas dos semanas enraizará.

Poda

A finales de invierno es buen momento para cortar los tallos enfermos, débiles o rotas, y para recortar los que hayan crecido demasiado.

Plagas y enfermedades

Pulgones en una planta

Es muy resistente en general, pero si el ambiente es muy cálido y seco puede tener cochinillas o pulgones, los cuales se combaten con insecticidas ecológicos como la tierra de diatomeas (en venta aquí).

Artículo relacionado:
Los distintos usos de la tierra de diatomeas

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando haya pasado el riesgo de heladas.

Si la tienes en maceta, trasplántala a otra mayor cada 2 o 3 años.

Rusticidad

La Salvia pratensis resiste heladas de hasta los -6ºC.

¿Qué usos tiene?

Las flores de la Salvia pratensis son violetas

Ornamental

Se trata de una hierba perenne muy bonita, de esas que hacen que un jardín se vea muy bonito. Es ideal para borduras, macetas, jardineras grandes… ¡para cualquier sitio!

Medicinal

Esta especie de salvia se usa como cicatrizante.

¿Qué te ha parecido? ¿Te ha gustado?

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.