Scilla

Las Scilla son plantas bulbosas

Las Scilla son unas plantas generalmente pequeñas,  con pocas hojas pero con unas flores de colores muy vivos. Son las típicas que puedes plantar en macetas y usarlas para decorar las mesas de la terraza o del patio.

Si hablamos de su mantenimiento es tan fácil que puede que no te lo creas 😉 , pero déjame decirte que estoy convencida de que te van a sorprender.

Origen y características de las Scilla

Las Scilla son bulbosas

Imagen – Flickr/carmona rodriguez.cc

Las Scilla, o escila, son plantas herbáceas, perennes y bulbosas originarias de Eurasia y África con una altura de unos 30 centímetros. Sus hojas se agrupan formando una roseta basal, y son de color verde. Las inflorescencias o grupos de flores son racimosas terminales, lo cual quiere decir que tras el marchitamiento de los pétalos el tallo floral se muere.

Las flores son de pequeño tamaño, de alrededor de un centímetro, de color lila, azul o blanco. El fruto es una cápsula con forma triangulada que contiene las semillas.

Principales especies

El género está compuesto por unas 90 especies, siendo las más populares las siguientes:

Scilla lilio-hyacinthus

La Scilla lilio-hyacinthus es una planta preciosa

Imagen – Wikimedia/Jean-Louis VENET

Conocido como jacinto estrellado o escila del Pirineo, es una bulbosa originaria del suroeste de Europa. Su bulbo es amarillo, y las flores se agrupan en racimos de color azulado. 

Scilla peruviana

Vista de la Scilla peruviana

Imagen – Flickr/cultivar413

Conocida como esquila portuguesa, flor de la corona, jacinto portugués, jacinto peruano, lirio cubano o mosquera sevillana, es una planta originaria del Mediterráneo, encontrándose en el norte de África, España y en Italia. El bulbo es blanco con manchitas marrones, y sus flores son azules.

Artículo relacionado:
Flor de la Piña, una planta muy fácil de cuidar

¿Cuáles son los cuidados que requieren?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los cuidados siguientes:

Ubicación

Son plantas que crecen por lo general en bosques de montaña, a la sombra de otras más grandes que ellas. Por lo que si tenemos esto en cuenta, es importante que se coloquen en el exterior, en un rincón protegido del sol directo.

Tierra

  • Jardín: la tierra tiene que ser fértil y con buen drenaje. En el caso de que sea muy compacta, haz un agujero de unos 50cm x 50cm, y rellénalo con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales. Incluso puedes plantar tu ejemplar en una maceta grandecita, de unos 20cm de diámetro, e introducir esta en el agujero.
  • Maceta: puedes rellenarla con sustrato universal sin problemas, aunque es muy aconsejable poner una primera capa de arlita o greda volcánica para que el agua que sobre al regar salga con más rapidez.

Riego

La frecuencia de riego va a variar mucho a lo largo del año. Así, en verano habrá que regar mucho más seguido que en invierno, ya que la tierra pierde más rápido su humedad. Pero para evitar que las raíces se pudran es necesario regar cuando toque, es decir, una media de unas 3 veces por semana durante la temporada de más calor, y una media de 1-2 a la semana el resto.

Usa siempre que te sea posible agua de lluvia o sin demasiada cal.

Abonado

Es muy, muy recomendable abonar a las Scilla con un abono para plantas de flor (en venta aquí) durante toda la temporada de floración.

Eso sí, sigue al pie de la letra las indicaciones especificadas en el envase del producto pues de lo contrario las raíces se podrían quemar y perderías la planta.

Multiplicación

Vista de la Scilla autumnalis

Imagen – Wikimedia/Espirat

Las Scilla se multiplican por semillas o por la separación de bulbitos en primavera siguiendo este paso a paso:

Semillas

Para conseguir un número interesante de ejemplares se aconseja sembrar las semillas en bandejas de semillero con sustrato para semilleros (en venta aquí), colocando un máximo de 2 unidades en cada alvéolo y cubriéndolas con una muy fina capa de sustrato.

Luego solo tienes que regar y colocar el semillero en el exterior, en semisombra. Mantén el sustrato húmedo (pero no encharcado) y verás que germinarán en unos 10 días.

Bulbos

Las plantas bulbosas durante la floración y poco después suelen producir nuevos bulbitos que brotan de los bulbos grandes. Cuando estos ‘pequeños’ alcanzan un tamaño de al menos 1-2cm, se pueden separar y plantar en macetas individuales, enterrándolos un poco (no más de 4cm si miden 2cm de alto) y colocándolos en el exterior, en semisombra.

Cuando les toque brotar, que en el caso de las Scilla su momento es en primavera, lo harán 🙂 .

Época de plantación o trasplante

En primavera. Si vives en un clima suave, donde quizás haya heladas pero son más bien débiles (hasta los -5ºC) si lo prefieres puedes plantar los bulbos hacia mediados de otoño.

Rusticidad

Las Scilla resisten heladas de hasta los -7ºC.

¿Qué usos se les da?

Las flores de las Scilla son azules

Imagen – Flickr/jacinta lluch valero

Son únicamente ornamentales. Son plantas relativamente pequeñas, que combinan muy bien con otras bulbosas de similar tamaño y que, además, no son nada difíciles de cuidar.

Por si fuera poco, resisten el frío y algunas heladas, de modo que su cultivo en el exterior en muchas regiones de clima templado es muy interesante.

Que la disfrutes 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.