¿Se puede tener un bambú en maceta?

El bambú no es una planta para tener en maceta

Imagen – Wikimedia/Neo

¿Se puede tener un bambú en maceta? Y por supuesto estoy hablando de los bambúes verdaderos, y no de esas otras plantas que, sin tener ninguna relación con estos, también se las conoce por ese nombre, como es el caso de la palmera bambú o areca (Dypsis lutescens), o el bambú de la suerte (Dracaena braunii).

Entonces, centrándonos únicamente al bambú, hay que saber que esta es una planta rizomatosa, lo cual quiere decir que de las mismas raíces pueden brotar nuevos tallos. Esa es su forma de colonizar un territorio. Por lo tanto, es cuanto menos interesante preguntarse si su sistema radicular podría ser capaz, o no, de romper una maceta si nuestra intención es cultivar uno en un recipiente.

¿Es viable tener un bambú en maceta durante toda su vida?

Los bambúes herbáceos se pueden tener en maceta

Imagen – Wikimedia/Matt Lavin // Raddia brasiliensis

Para responder a esa pregunta correctamente primero hay que saber que existen unas mil especies diferentes clasificadas en unos 120 géneros botánicos. A grosso modo distinguimos los bambús leñosos, tales como los Phyllostachys o los Dendrocalamus, y los herbáceos como las Raddia o las Pariana.

Dicho esto, es importante decir que los bambúes leñosos no pueden tenerse en maceta, ya que son plantas que pueden alcanzar varios metros de altura, desarrollar tallos muy gruesos (algunos de hasta 30 centímetros de ancho), y que además cuentan con un sistema radicular fuerte. Esto no quiere decir que no se puedan cultivar en un recipiente durante un tiempo, mientras son jóvenes y ‘tiernos’, pero no lo aconsejamos pues necesitan mucho espacio para crecer, por lo que al tener en una maceta dicho crecimiento se ralentiza mucho.

Otro tema distinto sería el de los bambúes herbáceos. Estos no tienen raíces tan fuertes, y como tampoco crecen tanto (muchos no superan el metro de altura), sí pueden cultivarse en recipientes.

¿Cómo mantener un bambú en maceta?

Para ello, es necesario que se tengan en cuenta varias cosas, como elegir una buena maceta y un buen sustrato, y por supuesto, el lugar donde se va a colocar esta para que la planta pueda crecer en condiciones. Así que veamos punto por punto todo lo que hay que saber y hacer si nuestra intención es mantener un bambú en maceta durante un tiempo:

Elige una maceta adecuada

Hemos dicho arriba que las raíces de estas planta son fuertes, especialmente las de los bambúes leñosos, por eso, aconsejamos plantarlo en una maceta de barro. Y es que las de plástico pueden acabar rotas pronto.

Además de eso, es importante que tenga al menos un agujero en la base por el que el agua pueda salir, aunque es mejor que tenga varios para que el drenaje sea perfecto. Y en cuanto al tamaño, debe ser unos diez centímetros más ancho y alto que el recipiente que tiene en estos momentos.

Ponle sustrato de calidad

Sí, el bambú es una planta muy resistente, pero si se le pone una tierra de muy mala calidad, más tarde o más temprano su salud se va a resentir.

Por ello, es muy aconsejable optar por sustratos universales o bien específicos para plantas verdes de algunas marcas populares, tales como Flower o Fertiberia. De esta manera, lograrás que tu bambú esté sano, y que, por lo tanto, se vea bonito.

Riégalo

Hay que regar al bambú en maceta con el fin de evitar que las raíces se sequen. Pero, ¿cada cuánto hay que hacerlo? En general, se tiene que regar a medida que la tierra se vaya secando. Durante el verano se hará de forma más seguida que el resto del año, ya que las condiciones climáticas hacen que el suelo pierda la humedad más rápido.

Así pues, tendrás que regar a tu bambú más o menos unas tres veces a la semana durante el periodo estival, siempre que no llueva y tú mismo/a veas que la tierra se está secando realmente y que, por ende, necesita agua. En otoño e invierno la frecuencia de riego será más baja.

Abónalo mientras crezca

El bambú en maceta tiene que abonarse de vez en cuando. Se hará durante los meses en los que crezca, es decir, desde primavera y hasta que finalice el verano. Para ello, hay que usar abonos para plantas verdes, siguiendo las instrucciones que están especificadas en la etiqueta del envase.

Trasplántalo si es necesario

Independientemente de qué tipo de bambú tengas, sea leñoso o herbáceo, tendrás que plantarlo en una maceta cada vez más grande a medida que vaya creciendo. Así que no dudes en ver si se le salen las raíces por los agujeros de la misma cada 2 o 3 años, y de ser así, plántalo en otra más grande en primavera.

Protégelo del frío

Muchos de los bambúes -especialmente los herbáceos- son muy sensibles al frío, tal es el caso de los que mencioné antes como las Pariana o Raddia. Por ello, deberás de protegerlos de las bajas temperaturas. En este artículo podrás ver qué bambúes resisten el frío:

Artículo relacionado:
Tipos de bambú

Espero que te haya servido.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.