Selección de árboles de hoja perenne para tu jardín

Acacia saligna en flor

Imagen – Wikimedia/Anna Anichkova

Cuando vamos a diseñar un jardín una de las primeras plantas que tenemos que poner son los árboles, ya que son aquellas que alcanzarán un tamaño mayor y que, por lo tanto, darán sombra a las que tengan debajo.

Para ayudarte con esta tarea, hemos seleccionado para ti unos árboles de hoja perenne que, no sólo son fáciles de cuidar, sino que además son muy ornamentales. ¿Quieres saber cuáles son?

Además de la Acacia saligna que puedes ver en la imagen que encabeza el artículo, la cual alcanza una altura de unos 5m y un diámetro de copa de 4-5m, y que puede vivir en climas cálidos cerca del mar, hay otras especies muy interesantes que te queremos proponer:

Arbutus unedo

El madroño es un árbol pequeño frondoso

Imagen – Wikimedia/GPodkolzin

El Arbutus unedo es una especie de arbolillo originario de la región mediterránea. Alcanza una altura de 4 a 7 metros, y tiene la corteza del tronco de color rojizo. Las hojas son lanceoladas, y las flores se agrupan en panículas colgantes. Las bayas miden hasta 10 milímetros, son rojas cuando maduran, y comestibles.

Plantar al sol o en semisombra, y regar de vez en cuando. Es una planta que puede resistir bien los períodos secos cortos si está aclimatado (a partir del segundo año que esté en suelo). Asimismo, resiste heladas de hasta los -7ºC.

Brachychiton populneus

El Brachychiton populneus es un árbol perennifolio

Imagen – Flickr/John Tann

El Brachychiton populneus es un árbol nativo de Australia que se conoce como árbol botella, kurrajong o braquitito. Su crecimiento es bastante rápido, llegando a los 40-60 centímetros en un solo año si se dan las condiciones adecuadas (es decir, si tiene sol y de vez en cuando agua). Su altura total una vez adulto es de 12 metros.

Se trata de una planta perfecta para regiones donde llueve poco, como el mediterráneo, ya que su raíz es resistente también al fuego. Soporta hasta los -7ºC.

Nota: en invierno algunas hojas se pueden caer.

Casuarina equisetifolia

La Casuarina equisetifolia es un árbol perenne

Imagen – Wikimedia/PePeEfe

La Casuarina equisetifolia, conocida como casuarina cola de caballo, o pino asutraliano, es un árbol nativo de Australia, Malasia, y Polinesia. Crece hasta los 30 metros de altura, y tiene hojas alargadas, muy similares a las que tienen los pinos por ejemplo. Pero no es una conífera.

Es una planta muy adaptable. Vivirá bien tanto en la costa arenosa donde llueva poco, como en aquellas regiones montañosas donde las precipitaciones son abundantes (eso sí, en este caso, necesitará que el suelo tenga buen drenaje). Por si fuera poco, resiste hasta los -7ºC.

Nota: tiene propiedades alelopáticas, o dicho de otro modo, no deja que crezca nada, o prácticamente nada, debajo de ella.

Citrus aurantium

Árbol de Citrus aurantium, el naranjo amargo

El Citrus aurantium, llamado naranjo amargo, es un híbrido entre Citrus maxima y Citrus reticulata. Alcanza una altura de 7 a 8 metros, y sus hojas son de color verde oscuro brillante, olorosas. Las flores son blancas y muy fragantes. Produce frutos parecidos a las naranjas, de unos 7 centímetros, los cuales se usan para hacer mermeladas y compotas.

En cultivo no es exigente. Necesita sol directo, tierra fértil, así como riegos moderados. Soporta bien el frío y las temperaturas de hasta los -4ºC.

Cupressus arizonica

Ciprés de Arizona, una conífera perenne

Imagen – Wikimedia/Ken Lund

Si quieres una conífera perennifolia, te recomendamos el Cupressus arizonica, o ciprés de Arizona. Es originaria del sudoeste de Norteamérica, en concreto, crece en todo el sur de Estados Unidos y llega hasta el norte de México. Alcanza una altura de 10 a 25 metros, con un tronco de 50 centímetros de diámetro. Sus hojas son de color gris verdoso, o azul verdoso.

Tiene que estar al sol, y crecer sobre suelos que no se encharquen. Soporta la sequía, y las heladas de hasta los -18ºC.

Grevillea robusta

La Grevillea robusta tiene flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Bidgee

La Grevillea robusta es nativa del este de Australia. Sus curiosas inflorescencias pueden ser rojas o rosas. Alcanza una altura de 18 a 35 metros, y tiene un crecimiento rápido. Las hojas son bipinnadas, similares a las que tienen algunos helechos.

Se puede cultivar en climas templados, donde haya heladas ligeras de hasta -7ºC.

Ficus benjamina

Vista del Ficus benjamina

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

La mayoría de los Ficus son árboles que no se suelen poner mucho en los jardines a no ser que sea para poder consumir los deliciosos higos de algunas especies, como Ficus carica. Sin embargo, si quieres darle un toque tropical a tu rincón verde, y siempre que tengas suficiente espacio, es interesante el Ficus benjamina, el cual alcanza una altura de 15 metros. Es nativo del sur y sureste de Asia, y del sur y norte de Australia. Sus hojas son verdes o variegadas, y produce frutos (higos) comestibles para varias aves.

Vivirá en climas tropicales, subtropicales, e incluso puede hacerlo en los templados-cálidos si las heladas son muy débiles (hasta -2ºC) y cortas.

Nota: existen cultivares que crecen menos, como el Kinky, el cual es uno de los F. benjamina más pequeños, ya que no supera los 4 metros.

Ilex aquifolium

Vista del acebo

El Ilex aquifolium, popularmente llamado acebo, es un arbusto árbol que puede alcanzar los 20 metros de altura. Es originario del oeste de Asia y de Europa, y tiene hojas ovaladas, con el borde espinoso. Sus flores miden unos 9 milímetros de diámetro, y se agrupan en cimas densas. Los frutos son drupas globosas de color rojo al madurar.

Su ritmo de crecimiento es bastante lento; en cambio, puede vivir unos 500 años. Plántalo a pleno sol o semisombra, y riégalo de vez en cuando. No soporta la sequía, pero sí las heladas de hasta los -12ºC.

Magnolia grandiflora

La Magnolia grandiflora es un árbol grande

La Magnolia grandiflora es uno de los pocos árboles de hoja perenne que podemos encontrar en Asia, aparte de las coníferas por supuesto. Este espectacular árbol tiene un crecimiento más bien lento, llegando a alcanzar una altura de unos 35 metros. Sus flores son espléndidas, como puedes ver en la imagen, y además huelen de maravilla.

Pon una Magnolia si vives en una zona con clima subtropical o templado-suave, con heladas de hasta -18ºC, y disfruta.

Spathodea campanulata

Vista de la Spathodea campanulata en flor

La Spathodea campanulata (más conocida con el nombre de Tulipero del Gabón), es un árbol originario de África tropical cuyo crecimiento es muy rápido. Alcanza una altura de 7 a 25 metros, y tiene una copa densa formada por hojas compuestas. Las flores son rojizas-anaranjadas, o amarillas.

Es perfecto para jardines cálidos, libres de heladas, ubicado en una zona donde el sol le dé directamente.

¿Qué te ha parecido esta selección? ¿Conoces otros árboles de hoja perenne?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.