Sempervivum tectorum

Hoy hablamos del grupo de las plantas de la suculentas que tienen características especiales y se utilizaban desde la época de los romanos. Hoy hablamos de la Sempervivum tectorum. Se trata de una planta del grupo de la suculentas que los romanos empleaban el pasado para colocarlas en los tejados y ayudar en la protección de las casas contra las tormentas. No se conoce aún su origen exacto pero se sabe que es común en muchas zonas de Europa central y la península ibérica.

En este artículo vamos a contarte todas las características, usos y cuidados del Sempervivum tectorum.

Características principales

Se trata de una planta que se le conoce por el nombre común de Siempreviva mayor y otros nombres comunes como barba de Júpiter, Consolva, alcachofa de gatos, etc. Estos nombres se les han ido dando a lo largo de la historia. Es una planta suculenta que crece de forma espontánea en zonas rocosas con poca precipitación y en los tejados de las casas. Una de sus características principales son sus hojas. Y es que se pueden formar grandes rosetas con sus hojas con un color verde intenso que se mezcla de forma habitual con tonos rojizos.

Si el Sempervivum tectorum se encuentra en buenas condiciones puede tener una floración que dura los meses de verano y forma tallos electos cubiertos de hojas. La planta da lugar a diversos cúmulos de flores durante la época de floración y cada flor está compuesta de entre 12 y 16 pétalos con un tono rosáceo y morado bastante atractivo a la vista. Por ello, también se trata de una planta bastante cultivada para la ornamentación de lugares públicos y jardines privados.

Se trata de una de las especies del género Sempervivum que se cultivan más y es más conocido. Se puede hibridar bastante fácil con otras plantas para poder obtener numerosas variedades. Existen variedades enanas, monstruosas e, incluso, con crestas y todas ellas se pueden hibridar. Es conocida como una especie muy variable ya que comprende innumerables formas locales y morfológicas. Entre las variedades encontramos principalmente un cambio en el tamaño de la roseta, el color de la planta en su totalidad, el número de hojas y flores que genera, la longitud de las hojas y de la inflorescencia, entre otros.

Pertenece al grupo de la suculentas y tiene unos 15 a 30 centímetros de anchura y entre 20 a 30 centímetros de altura. Las hojas suelen ser verdes y las puntas de las mismas purpúreas. El envés de las hojas tiene un color algo más blanquecino. Los tallos electos que se generan durante la fracción pueden llegar a tener entre 30 y 50 centímetros de altura. La floración tiene lugar en verano cuando las temperaturas son más altas.

Usos del Sempervivum tectorum

Sempervivum tectorum flores

Se trata de una planta que se emplea para la decoración de jardines privados y lugares públicos como todas las Siemprevivas. Son plantas ideales para colocar en rocallas y maceteros que ayudan aumentar el nivel de ornamentación de las zonas donde son plantadas. Sin embargo, estas plantas también tenían un uso tradicional en la medicina.

Tradicionalmente se ha venido utilizando como una especie de cataplasma que servía para tratar abscesos, heridas y afecciones en la piel. Servía para poder tratar quemaduras y eczemas, problemas como la cubrebrilla, hemorragias nasales y picaduras de abejas y ortigas. De esta planta también se utilizaba su jugo como colirio o remedio para los oídos doloridos. Su fama llegó tal que la medicina oficial se consideraba una de las plantas » refrescantes» y desde la época clásica en adelante se empezó a utilizar para tratar diversos tipos de inflamaciones.

Cuidados del Sempervivum tectorum

Sempervivum tectorum

Vamos analizar ahora los cuidados que necesita esta planta para obtener los mejores resultados. La época de floración de esta planta es en verano y dura hasta principios de otoño. La roseta que ha florecido es la que lo muere y deja sembrar el resto de semillas. Se trata de una planta bastante rústica en cuanto sus cuidados, por lo que no necesitará de demasiada atención.

Lo primero que hay que analizar es la exposición solar. Estamos hablando de un tipo de planta que necesita una exposición solar total. Son bastante resistentes a las heladas y el frío y no necesita de un sustrato con demasiado nutriente. Tolerar las sombras y los suelos pobres por lo que no habrá que excederse en los cuidados iniciales. Un lugar soleado es lo más agradable e ideal para esta planta. Sin embargo, en aquellos climas más cálidos necesita de algo de protección ya que no es tolerante de forma excesiva al calor.

Aunque es capaz de sobrevivir en terrenos pobres sí que es ideal mezclar sustrato para suculentas con un tipo de suelo con un buen drenaje. El drenaje servirá para que el agua de riego y de las precipitaciones no se acumule en llegando a pudrir las raíces. No le gusta el sustrato arcilloso bastante rico en nutrientes, sino que prefiere tierra arenosa con gravilla. Se adapta más fácilmente a este tipo de sustrato. Si la dejamos al aire libre será capaz de extenderse por sí misma a través de lugares más estrechos y entre piedras rocosas.

Durante la etapa de crecimiento del año vemos que la planta hay que de regarla y dejarla secar ligeramente antes de volver a secar. Al ser un tipo de suculenta es capaz de soportar gran cantidad de sequía. Sin embargo, lo ideal es regar de forma regular y moderada. De esta forma, conseguimos que la planta pueda tener reservas de agua suficientes de cara a la floración y las altas temperaturas del verano. Durante el invierno el riego debe ser mínimo. El indicador para volver a regar es que la tierra se llegue a secar por completo.

Aunque tiene buena tolerancia las heladas no resiste aquellas que tienen temperaturas por debajo de los -12 grados.

Multiplicación y curiosidades

Para multiplicar el Sempervivum tectorum tan sólo debemos separar los hijuelos que le nacen a la planta Madre. Se divide fácilmente por división de grupos más grandes. No requieren de ningún tipo de abono pero si es recomendable cada dos años cambiar de la tierra. No tendrá problemas con las plagas y enfermedades comunes de los jardines.

Como curiosidad, tectorum significa techos de las casas. Se dice que cubrir los tejados de una casa con la Sempervivum tectorum ayuda a proteger de los rayos y las tormentas. De hecho, los antiguos techos de Pizarra tenían la ventaja adicional de que podrían brindar la protección contra el fuego junto con el Sempervivum tectorum. También se decía que mantenían a las brujas alejadas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre Sempervivum tectorum.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.