Si tienes poco espacio planta estas hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar

hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar

Si tienes un poco de jardín en casa, o un espacio en el que poner una jardinera o varias macetas, ¿qué tal hacer tu propio minihuerto? Aunque no lo creas, es posible, sobre todo si eliges hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar.

Dicho de otra manera, vas a tener varias cosechas sin que tengas que estar plantando y replantando para conseguirlo. Y eso te ayudará también a ahorrar en la cesta de la compra. Pero, ¿quieres saber cuáles son esas hortalizas? Presta atención porque te hablamos de algunas de ellas. Empezamos.

Lechuga

Para saber cuándo se siembra la lechuga, es importante tener en cuenta la variedad

Es una de las hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar más populares y conocidas. Y es que cuando se corta el tronco, puede volver a salir otra lechuga más. De hecho, no tienes ni por qué comprar semillas. Lo único que tienes que hacer es comprar una lechuga, cortarle el tronco, que además es la parte que no solemos comernos, y dejarlo en agua (llena un recipiente con un centímetro y medio de agua y pon encima el tronco). En cuestión de quince días verás que le salen unos brotes. Si la plantas empezarás a tener una nueva lechuga que podrás cortar y volver a usar el mismo tronco para que salgan más y más.

Brócoli

Algo parecido le ocurre a esta hortaliza. El brócoli también tiene tronco y este no se suele comer. Así que si lo coges y lo colocas encima de un recipiente con agua, al cabo de unos días verás que brota. La evolución comienza con una floración (le saldrán flores de color amarillo). Estas acabarán cayéndose, pero al hacerlo, te van a quedar ahí las semillas y podrás plantarlas para obtener más de esta verdura.

Eso sí, recuerda que tienes que cambiarle el agua cada dos o tres días.

Cebolla o cebolleta

Seguimos con más hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar. En este caso te hablamos de dos, porque visualmente son muy parecidas entre sí. Además, es algo que siempre tenemos en casa y que se consume (salvo que seas alérgico o no te guste).

El caso es que de las cebollas y cebolletas solemos desechar una parte de estas con pequeñas raíces. Lo que quizá no sepas es que, si esa parte la pones en agua, al cabo de unos días te vas a encontrar con que ha echado nuevas raíces y empezará a brotar por su base.

Si la plantas en una maceta en ese momento, disfrutaras de nuevas cebollas sin tener que haber comprado nada (y además de manera más saludable y natural).

Patatas

sembrar patatas en septiembre

Otra de las hortalizas más habituales de plantar y sacar más y más cosecha son las patatas. De hecho, si pones una de ellas en agua verás que en poco tiempo echará raíces y, cuando la plantes (a ser posible en un tiesto amplio y largo), conseguirás nuevas patatas.

De hecho, aquí en realidad no suele mantenerse la planta para que eche más, sino que de esa nueva cosecha se eligen una o dos patatas y se vuelven a plantar de nuevo.

Rúcula

La rúcula es similar a la lechuga, y al mismo tiempo diferente. A algunos les gusta mucho por el sabor que aportan sus hojas en las comidas, no solo en las ensaladas, sino también en otros platos.

Ahora bien, esta no es de las que tengas que cortar para disfrutar de ella, sino arrancar las hojas que necesites en cada momento. El truco para conseguir que te dure mucho es cortar solo un tercio de las hojas (a la semana o cada dos semanas). El resto se mantiene en la tierra y se irá reponiendo de las hojas que le vas quitando.

Eso sí, tienes que quitarle siempre las hojas más externas, no las del centro que son las más nuevas (estas están más tiernas y blandas, pero puede hacerte perder tu planta).

Zanahoria

Seguro que cuando has usado una zanahoria le has cortado la parte de donde salen las hojas y también la punta del otro extremo. Pues bien, si en lugar de tirar esa parte superior (de las hojas), lo pones en un plato con un poco de agua (o un cuenco), descubrirás que, al cabo de unos días, echa raíces. Y si la plantas en tierra verás que crecerán nuevas zanahorias.

Puerro

Como con otras hortalizas y verduras, el puerro puedes hacer que rebrote si utilizas para ello la parte de raíz blanca. Solo tienes que ponerla en agua (no que la cubra, sino solo un poco) y esperar unos días a que eche nuevas raíces y nuevos brotes. Después puedes pasarlo a una maceta.

Espárragos

esparragos cultivados

Los espárragos son otro de los cultivos que puedes cortar y rebrotar. De hecho, muchos lo que hacen es plantarlos y, a la hora de recolectarlos, los cortan dejando la base plantada porque, al cabo de unos días, vuelven a crecer como si nunca les hubiera pasado nada.

Apio

Siguiendo con hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar, el apio es otra de ellas, muy fácil de conseguir una nueva cosecha. Para ello, compra un apio y corta la parte inferior (que verás que es donde se juntan los tallos). Quítale las hojas de más afuera y deja una bolita más bien pequeña.

Ahora, lávalo y déjalo en un cuenco o similar cubierto por la mitad de agua. En cuestión de una semana empezarán a salirle hojas, y unos días más tarde tendrás el inicio de una nueva planta. Solo tienes que plantarla y esperar unos días para disfrutar de tu cosecha.

Hierbas aromáticas

Por último, las hierbas aromáticas como el romero, la albahaca, la menta, el cilantro, el perejil… también pueden plantarte y rebrotar. En realidad, lo que tienes que hacer es coger ramas de unos 10 centímetros de largo y colocarlas en un recipiente con agua. Estas echarán raíces y cuando sean de unos cuatro o cinco centímetros de largo estarán preparadas para que las plantes en una maceta.

Como ves, son muchas las hortalizas que una vez cortadas vuelven a rebrotar. Eso te permitirá elegir las que más consumas en la cocina y decidirte por utilizar ese espacio que tienes, por muy pequeño que sea, para disfrutar de la jardinería y ahorrar en la compra. ¿Conoces más para plantar y que broten una y otra vez?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.