Sicomoro (Ficus sycomoro)

Ficus sycomorus

Seguramente alguna vez has visto una higuera y comido los higos directamente del árbol. Estos frutos tan dulces y deliciosos. Hoy venimos a hablar de una especie de higuera diferente conocida como higuera africana o sicomoro. Su nombre científico es Ficus sycomorus y es el género de las higueras que pertenece a la familia de las moráceas. Es parecida a la higuera que conocemos, aunque tiene algunas características que la hacen ser única y diferente del resto. Su historia remonta al antiguo Egipto y ha sido muy conocida durante mucho tiempo.

En este artículo vamos a explicarte cuáles son sus características principales y qué debes saber para cultivarla en tu jardín.

Características principales

higos creciendo

Se trata de un árbol africano con procedencia egipcia. Se encuentra en varios países de África que tienen un clima parecido ya que requiere de algunas condiciones específicas para sobrevivir. Dado que estas condiciones climática también se dan en otras zonas del mundo, también la podemos ver de forma natural en lugares de Oriente Próximo como lo es el Líbano.

Es un árbol que permite dar mucha sombra, por lo que es buenísimo para las zonas soleadas y acaloradas. Si sus cuidados y las condiciones son las correctas, puede llegar a medir hasta 10 metros de altura. Al tener buena densidad de ramas y hojas, proporciona una buena sombra y frescor. Estas características hacen que el sicomoro sea cultivado en estas zonas como árbol ornamental para crear zonas de sombra.

Tanto parques, como avenidas grandes, jardines y zonas verdes, la higuera africana sirve para todos estos lugares. Al crecer de una forma fuerte y robusta, es capaz de comerse los muros y las paredes al igual que lo hacen las  higueras comunes. Su raíces son bastante grandes y con buena dureza. La forma de la copa es redondeada y tiene un tronco proporcionado. Al no ser un tronco demasiado alto, muchas veces se pueden coger los higos desde el suelo sin ningún tipo de problema.

Las hojas son de tipo pecioladas y con forma redondeada acabada en punta. Son similares a las hojas que tiene la morera. Desprende un olor típico de las higueras que te hace no equivocarte con qué tipo de árbol tienes delante.

Frutos del sicomoro

Ficus sycomorus

En cuanto a sus frutos, son comestibles y, aunque se le llamen higos, no son exactamente higos. Son bastante parecidos a ellos, pero se diferencian en que surgen a lo largo del tronco, pegados a él, mientras que los higos comunes nacen al final de las ramas. Es algo más habitual a lo que estamos acostumbrados.

Son unos frutos que tienen forma de pequeñas bolas verdes y que crecen muy cerca del tronco, pegadas. Conforme van madurando, van adquiriendo un color rosa cremoso. Cuando llegan a caer al suelo, estando ya completamente maduros, tienen un color amarronado. Es entonces cuando comienzan a pasarse hasta pudrirse en el suelo.

El tamaño de estos frutos es casi el mismo que el higo que todos conocemos. La única diferencia perceptible es que tiene la forma mucho más redondeada que el común.

Uno de los aspectos bastante curioso del sicomoro es que parte de sus raíces se pueden ver desde fuera. En algunas ocasiones nos encontramos con ejemplares cuyas raíces ofrecen una buena combinación con el ecosistema donde se encuentra y parece algo completamente artístico.

Cultivo

Frutos del sicomoro

Vamos ahora a analizar el cultivo del sicomoro. Empezamos analizando el clima que necesita para poder desarrollarse en buenas condiciones y no frenar su crecimiento. Estos árboles pueden desarrollarse en climas donde el verano puede tener temperaturas bastante altas. Tienen alta capacidad para poder crecer en entornos secos cuyas precipitaciones no sean demasiado altas. Son capaces de tolerar un margen bastante amplio de temperaturas. Esto es, por de día, pueden permanecer a pleno sol y con altas temperaturas, mientras que por la noche les cuesta más permanecer en el frío.

Son algo más sensibles a las bajas temperaturas, sobre todo cuando los ejemplares aún son jóvenes y están desarrollándose. En cuanto al suelo, es capaz de adaptarse a gran cantidad de tipos de suelos según sus nutrientes, estructura y características. Se puede adaptar a suelos pobres en nutrientes y ricos. Si que habrá que tener en cuenta que, si queremos un desarrollo óptimo de los frutos y lo sembramos en suelos pobres, deberemos aportar algo de fertilizante y estar más atento a sus cuidados.

En los mejores ejemplares cuyos frutos son más deliciosos y numerosos se ha comprobado que el suelo tiene buenos nutrientes y encima tiene buenas condiciones de textura, humedad y drenaje. Este último factor es bastante importante dado que no podemos dejar que el agua de riego la encharque. Parte de las raíces están fuera por lo que, si llegamos a encharcar el suelo, las raíces que están bajo tierra acabarán ahogándose. La textura del suelo es aconsejable que sea arenosa. A parte del drenaje, también es necesario una buena aireación. Si el suelo tiene textura arenosa, esa aireación está más que garantizada.

Riego y abono

detalle del sicomoro

En cuanto al riego, sabemos que en verano las temperaturas son más elevadas y las precipitaciones más bajas. Esto hace que el riego tenga que ser más frecuente para albergar algo de humedad en el suelo. En verano es importante que el árbol pueda disponer de humedad para que siga desarrollándose bien. Los frutos necesitan un buen aporte de agua para sacar la jugosidad que necesitan. Por otro lado, en invierno debemos hacer todo lo contrario y más si vivimos en una zona donde las precipitaciones son abundantes. Es aconsejable no regarlo en invierno dado que con el agua de lluvia será suficiente. De lo contrario, estaremos provocando un almacenamiento del agua y una poca transpiración que desencadenara en la muerte del ejemplar.

Dado que es capaz de crecer en zonas que no tienen muchos nutrientes, no es para nada exigente con el tipo de suelo donde crece. En la época de primavera y verano puedes hacer varios abonados con unos 8 o 10 kilos de compost o estiércol para ayudarlo a que su desarrollo sea óptimo.

Espero que esta información te ayude a saber más sobre el sicomoro.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.