¿Cómo es la siembra del arándano?

El arándano es un bonito arbusto perennifolio cuyos frutos, de forma redondeada y de color azulado o rojo según variedad, se llevan consumiendo desde hace mucho tiempo para prevenir y tratar muchas de las enfermedades que podemos tener a lo largo de nuestra vida tales como: diabetes, problemas cardiovasculares, resfriados y enfermedades de las vías urinarias.

Por todos estos motivos, sumando que es una planta que se puede cultivar en maceta siempre, es interesante saber cómo es la siembra del arándano.

 

¿Qué materiales necesito?

Para sembrar las semillas de arándano necesitamos lo siguiente:

  • Semillero: puede ser una maceta, una bandeja de plástico/corcho con agujeros, envases de leche o vasos de yogur (también hay que hacerles al menos un agujero), pastillas de turba.
  • Sustrato: puede ser 100% vermiculita, o sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita o arena de río previamente lavada.
  • Regadera con agua: puede ser pequeña, de la de 2 litros.
  • Etiqueta: para escribir en ella el nombre de la planta y la fecha de siembra.
  • Semillas: por supuesto, no pueden faltar.

¿Cuándo se siembra?

El arándano es una planta que termina de fructificar hacia principios de verano (junio en el Hemisferio Norte), de modo que es muy recomendable conseguir sus frutos en ese momento del año, puesto que de esta manera se respetarán sus ciclos biológicos. Pero, ¿dónde adquirir las semillas? Bueno, lo ideal será siempre conseguirlas del propio arbusto, pero si no puede ser, podremos adquirirlas en viveros y tiendas online.

¿Cómo se siembra?

Ahora que lo tenemos todo y sabemos cuándo hay que sembrarlo, es momento de seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es rellenar el semillero que hayamos escogido con sustrato por completo.
  2. Después, humedecemos bien el sustrato.
  3. Luego, colocamos las semillas sobre la superficie, a una distancia de unos 2-3cm de cada una.
  4. A continuación, las cubrimos con una fina capa de sustrato, lo suficientemente fina para que no queden expuestas de manera directa al sol.
  5. Por último, humedecemos la tierra un poco, y ponemos la etiqueta.

Ahora, lo único que nos quedará será colocar el semillero en el exterior, en semisombra, y mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo. Así, en un par de meses germinarán los primeros arándanos.

¡Buena siembra!

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *