¿Qué son y para qué sirven los estolones?

Los estolones son como hijuelos de las plantas

Un estolón de fresa.

En el mundo de la jardinería y la botánica existen diversos tipos de conceptos que son desconocidos para muchos y otros tanto conocidos por otros. A menudo podemos saber qué estamos manejando pero no conocemos bien su nombre ni la función que cumple para la planta o el resto de su alrededor.

Para el que nunca haya oído hablar de qué son los estolones ni para qué sirven, sólo tiene que seguir leyendo.

¿Qué son los estolones?

La Marsilea mollis es una planta estolonífera

Marsilea mollis // Imagen – Flickr/Patricio Novoa Quezada

Los estolones son un tipo de tallo que tienen las plantas que suelen nacer en la base de los tallos principales. Estos son unos tallos rastreros que se desarrollan en la superficie del suelo o incluso debajo del mismo. Son muchas las plantas que tienen los estolones. Son tallos más débiles que se van arrastrando sobre la tierra y al mismo tiempo van desarrollando nuevas raíces con las que producirán nuevas plantas.

Un ejemplo muy conocido de una planta que tenga estolones es la fresa y la menta. La fresa tiene unos pequeños tallos que se van arrastrando a lo largo de la tierra y que, a su vez, van generando otras raíces para el crecimiento de nuevas plantas.

¿Para qué sirven los estolones?

Como toda parte de una planta, los estolones cumplen su propia función. Los estolones presentan varias secciones y están divididos por partes. En cada una de las secciones del estolón es donde se va produciendo el desarrollo de las nuevas plantas. Los estolones son los que hacen la reproducción vegetativa. Esto es un tipo de reproducción en la que no intervienen las semillas.

Por lo tanto, la función de los estolones es la de conseguir que la planta se vaya reproduciendo poco a poco y extendiéndose por el terreno. Conforme más largo sea el estolón más  secciones tendrá y por consiguiente, más se podrá reproducir.

¿Cuáles son las plantas que se reproducen por estolones?

Son muchas las plantas que se pueden reproducir por estolones, mucho mejor que por semillas. Algunas de ellas son:

  • Cinta: es una planta herbácea que alcanza una altura de hasta 30 centímetros. Sus hojas son verdes o variegadas, acintadas. Las flores, que brotan en verano, son pequeñas. Ver ficha.
  • Estragón: es una herbácea que desarrolla tallos de entre los 60 y los 120 centímetros de altura. Sus hojas son verdes, y florece durante la primavera. Es muy utilizado en la cocina como condimento. Ver ficha.
  • Fresa: es una planta herbácea perenne que alcanza una altura de 20 centímetros. Sos hojas forman una roseta basal, y son trifoliadas, de color verde. En primavera florece, produciendo florecillas blancas de alrededor de 1 centímetro de diámetro. Los frutos, es decir, las fresas, maduran en verano y son comestibles. Ver ficha.
  • Hierbabuena: es una hierba perenne con hojas de color verde y muy aromáticas. Crece hasta alcanzar una altura aproximada de 30-35 centímetros. Florece en verano, produciendo flores pequeñas, de color claro. Ver ficha.
  • Trébol: es una hierba anual o perenne dependiendo de la especie y del clima caracterizado por tener hojas tri o cuadrifolias (con 3 o 4 folíolos) de color verde o morado. Las flores brotan en primavera, y son espigadas o umbeladas. Ver ficha.
  • Violeta: es una herbácea pequeña de 10 a 15 centímetros de altura, perenne, que tiene hojas acorazonadas o reniformes de color verde. Las flores son solitarias, de color violeta oscuro, y aromáticas. Ver ficha.

Como ves, hay una gran variedad de plantas estoloníferas de las que es muy probable que hayas oído hablar alguna vez. El hecho de que sean más bien pequeñas, hace que sean aptas para su cultivo en macetas, motivo por el que son ideales cuando se quiere decorar un patio, un balcón, una terraza o incluso un rincón del jardín.

¿Qué son los rizomas y estolones?

Ambos son tallos que crecen de manera horizontal. En el caso de los rizomas, siempre los encontraremos por debajo de la superficie del suelo, mientras que los estolones están por encima de esta. Además, los rizomas pueden dar lugar a nuevas plantas, aunque se rompan; en cambio, los estolones son plantas ya hechas, con su propio sistema radicular el cual crecerá aún más si se separan de la planta madre.

Con esta información ya podréis conocer más sobre algunas plantas y saber cómo funcionan los estolones, así como en qué se diferencian de los rizomas.


2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Chino Gc dijo

    Muchas gracias me sirvió bastante

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Me alegro mucho 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.