Sophora

Imagen – Wikimedia/Matthieu Sontag

Las Sophora son unos árboles o arbustos -dependiendo de la especie- muy interesantes para los jardines, sean grandes o pequeños. Su ritmo de crecimiento es más bien lento, y sus raíces no son invasivas.

Además, se multiplica con mucha facilidad, por lo que con el tiempo podrás tener no uno, sino varios ejemplares. ¿Quieres saber más sobre ellas?

Origen y características

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

El género Sophora está compuesto unas 70 especies de árboles y arbustos perenne o caducifolios originarios de los Estados Unidos, México, Chile, Japón y China. Pueden crecer entre los 2 y los 25 metros, y sus hojas son pinnadas compuestas por diversos foliolos de color verde. Sus flores se agrupan en inflorescencias de color amarillo o blanco. El fruto es una legumbre péndula, en cuyo interior se encuentran semillas ovoides.

Principales especies

  • Sophora japonica: es originaria de China y Japón, y crece hasta alcanzar una altura de 5 a 20 metros. Es una planta perennifolia de porte elegante, muy utilizada en la decoración de jardines. Tienes más información sobre ella aquí.
  • Sophora cassioides: es un árbol perennifolio originario del sur de Chile que crece hasta alcanzar una altura de 10 metros.
  • Sophora toromiro: es un arbusto perennifolio que era (ahora está extinto en su medio natural) originario de la isla de Pascua. Crece hasta los 3 metros.

Usos

Se usan para:

  • Decorar jardines: son plantas muy decorativas que se pueden tener en maceta o en el jardín.
  • Madera: la de la especie S. japonica y S. tetraptera es densa, compacta y resistente por lo que se emplea para fabricar objetos comunes.

¿Cuáles son sus cuidados?

Imagen – Flickr/Alan Vernon

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: las Sophora han de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
    • Jardín: crecen en suelos fértiles, con buena capacidad de filtración del agua.
  • Riego: 3-4 veces por semana durante la época de más calor, y 1-2 veces por semana el resto.
  • Abonado: en primavera y verano con abonos como el guano o el estiércol de gallina. Si lo tienes en maceta, usa abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: no es necesaria. A finales de invierno si quieres puedes quitar las ramas secas, enfermas o débiles.
  • Rusticidad: dependerá de la especie, pero en general resisten hasta los -8ºC.

¿Qué te han parecido estas plantas?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.