Sophora

Vista de la Sophora japonica 'pendula'

Imagen – Wikimedia/Matthieu Sontag

Las Sophora son unos árboles o arbustos -dependiendo de la especie- muy interesantes para los jardines, sean grandes o pequeños. Su ritmo de crecimiento es más bien lento, y sus raíces no son invasivas.

Además, se multiplica con mucha facilidad, por lo que con el tiempo podrás tener no uno, sino varios ejemplares. ¿Quieres saber más sobre ellas?

Origen y características

Frutos del Sophora secundiflora

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

El género Sophora está compuesto unas 70 especies de árboles y arbustos perenne o caducifolios originarios de los Estados Unidos, México, Chile, Japón y China. Pueden crecer entre los 2 y los 25 metros, y sus hojas son pinnadas compuestas por diversos foliolos de color verde. Sus flores se agrupan en inflorescencias de color amarillo o blanco. El fruto es una legumbre péndula, en cuyo interior se encuentran semillas ovoides.

Principales especies

  • Sophora japonica: es originaria de China y Japón, y crece hasta alcanzar una altura de 5 a 20 metros. Es una planta perennifolia de porte elegante, muy utilizada en la decoración de jardines. Tienes más información sobre ella aquí.
  • Sophora cassioides: es un árbol perennifolio originario del sur de Chile que crece hasta alcanzar una altura de 10 metros.
  • Sophora toromiro: es un arbusto perennifolio que era (ahora está extinto en su medio natural) originario de la isla de Pascua. Crece hasta los 3 metros.

Usos

Se usan para:

  • Decorar jardines: son plantas muy decorativas que se pueden tener en maceta o en el jardín.
  • Madera: la de la especie S. japonica y S. tetraptera es densa, compacta y resistente por lo que se emplea para fabricar objetos comunes.

¿Cuáles son sus cuidados?

Flores amarillas de Sophora

Imagen – Flickr/Alan Vernon

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: las Sophora han de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
    • Jardín: crecen en suelos fértiles, con buena capacidad de filtración del agua.
  • Riego: 3-4 veces por semana durante la época de más calor, y 1-2 veces por semana el resto.
  • Abonado: en primavera y verano con abonos como el guano o el estiércol de gallina. Si lo tienes en maceta, usa abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: no es necesaria. A finales de invierno si quieres puedes quitar las ramas secas, enfermas o débiles.
  • Rusticidad: dependerá de la especie, pero en general resisten hasta los -8ºC.

¿Qué te han parecido estas plantas?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.