Sorbus aucuparia o Serbal de los cazadores, un árbol muy rústico

Ejemplar adulto del Sorbus aucuparia

El Serbal de los cazadores, un árbol que recibe el nombre científico de Sorbus aucuparia, es uno de los más idóneos para tener en jardines en climas templados-fríos. Además, da una excelente sombra, tanto es así que bajo sus ramas se pueden celebrar picnics e invitar a toda la familia 😉 .

Sus flores también son dignas de mención. Aunque son pequeñas y simples, aparecen en tal cantidad y son tan bonitas, que da gusto verlas. ¿Quieres saber más sobre esta planta? 

Origen y características del Sorbus aucuparia

Sorbus aucuparia en hábitat

Nuestro protagonista es un árbol caducifolio originario de Europa, desde Islandia hasta Rusia, pasando por la Península Ibérica, de Asia y del noreste de África. Crece en bosques de abeto, haya y roble. Además de como Serbal de los cazadores, se le llama comúnmente también como serbal silvestre, pajareros, azarollo o capudre.

Se caracteriza por alcanzar una altura de entre los 15 y los 20 metros. Su copa es muy amplia, llegando a medir unos 5-6 metros, y está formada por hojas que se disponen en forma alterna a lo largo de los tallos. Éstas son compuestas, imparipinnadas, oblongas y de bordes aserrados.

Las flores se agrupan en inflorescencias en forma de corimbo terminal de 8 a 15cm de diámetro con más de 250 flores blancas. Una vez son fertilizadas, comienza a madurar el fruto, que acabará adoptando forma globosa de color anaranjado brillante, rojo coral, rosado, amarillo o blanco dependiendo de la variedad. Éstos son blandos y jugosos, de modo que son comida fácil para los pájaros, entre ellos el ampelis europeo y los tordos, quienes diseminarán las semillas ingeridas a través de sus deposiciones.

¿Qué cuidados necesita?

Flores del Sorbus aucuparia

¿Te gustaría tener un ejemplar de Sorbus aucuparia en tu jardín? Si es así, te recomendamos seguir estos consejos:

Ubicación

Al ser un árbol de gran tamaño, debes de plantarlo en el jardín, a una distancia mínima de 7 metros de cualquier construcción y de otras plantas altas. En maceta puede estar, pero sólo durante los primeros años. Tolera tanto el pleno sol como la media sombra.

Suelo o sustrato

No es exigente, pero crece mejor en aquellos que no tengan cal. Es imprescindible que tenga buen drenaje, pues de lo contrario sus raíces se pudrirán.

Riego

Hay que regar frecuentemente, especialmente durante los periodos de sequía. Por lo general, debes regarlo unas tres o cuatro veces en verano y cada 5-6 días el resto del año. Siempre que te sea posible, usa agua de lluvia o sin cal, pero si no puedes conseguirla, llena un cubo y déjalo reposar una noche. Así los metales pesados quedarán en el fondo, y podrás utilizar el agua de la mitad superior del recipiente.

Abonado

Sobretodo durante la primavera y el verano es muy importante que lo abones con abonos orgánicos, como por ejemplo el estiércol de gallina en la primera estación y guano en la segunda. De esta manera, conseguirás no sólo que tenga un excelente crecimiento y desarrollo, sino que además producirá muchos más frutos que podrás degustar en cuanto terminen de madurar, en otoño.

Época de plantación

El momento ideal para plantarlo en el jardín es en primavera, en cuanto el riesgo de heladas haya pasado.

Poda

Puedes podarlo si lo ves necesario en otoño o finales de primavera.

Multiplicación

Frutos del Sorbus aucuparia

  • Semillas: se han de estratificar en frío por un periodo de 6 a 8 meses. Pueden tardar alrededor de 1 año en germinar.
  • Retoños: puedes separarlos de la planta madre cuando tengan una altura manipulable (unos 15-20cm).
  • Variedades: se multiplican por injertos.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, pero es sensible al ataque del hongo de la roya y al de los barrenillos. Descubre cómo actuar en cada caso:

  • Roya: esta enfermedad producida principalmente por hongos Puccina y Melampsora, penetran en la planta a través de las raíces o de heridas, causando la aparición de pequeños bultos de color rojo o marrón en el envés de las hojas. Puedes tratar tu árbol con fungicida sintético (químico) como el Fosetil-Al, o con caldo bordelés en primavera, el cual es natural. Ver ficha.
  • Barrenillos: son insectos que comen madera mientras labran galerías por debajo de la corteza. Puedes tratarlo con Fenitrotion o Delmatrin, pero si el árbol está muy debilitado lo mejor será cortarlo y quemarlo. Afortunadamente, puedes prevenirlos manteniendo al Sorbus aucuparia bien regado y abonado.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -25ºC. Asombroso, ¿verdad? 😉 Sin embargo, el clima tropical y subtropical y las temperaturas de 30ºC o superiores no le sientan bien.

¿Qué usos tiene el Sorbus aucuparia?

Este increíble árbol tiene numerosos usos, que son:

  • Ornamental: el porte que tiene, las flores, … todo él es tan elegante, que queda de maravilla en los jardines medianos y amplios. Además, y como comentábamos al principio, da una buena sombra, lo cual viene muy bien especialmente en verano.
  • Culinarios: los frutos pueden comerse frescos, o bien se pueden hacer mermeladas. Asimismo, se utilizan en la fabricación del vodka ruso.
    Las flores se utilizan para fabricar bebidas calmantes.
  • Tornería: la madera es fuerte y elástica, por lo que se utiliza para hacer por ejemplo las patas de las camas, mesas, sillas, etc.

Y por si fuera poco, al tener unas raíces profundas se utiliza mucho para afianzar suelos inestables en las cuencas torrenciales.

¿Dónde se puede comprar y qué precio tiene?

Hojas del Sorbus aucuparia

Como ocurre con todo tipo de plantas, el Sorbus aucuparia sólo podrás encontrarlo a la venta en los viveros y tiendas de jardinería de aquellas zonas climáticas donde se sabe que puede prosperar sin problemas. Por ejemplo, yo misma al vivir en el sur de Mallorca (Baleares), tengo muchas dificultades para conseguirlo; de hecho, todavía no lo he encontrado en ninguna parte, pero sé que en Galicia lo venden. Pero hoy en día gracias a Internet las distancias se han acortado, y podemos conseguir plantas de cualquier lugar del mundo (hay que hacerlo siempre de forma legal, asegurándose de que las especies que nos interesan han pasado los controles tanto de la CITES como de Aduana y que no están en peligro de extinción). Así que si en los viveros de tu zona no lo tienen, no dudes en buscar tiendas online. Seguro que allí lo encontrarás.

¿Qué precio tiene? Pues depende del tamaño. Uno jovencito de unos 20 centímetros te puede salir por 1 o 2 euros, pero uno más grande de 1m de altura ya se va a unos 20 o 30 euros dependiendo de dónde lo compres. Si no tienes mucha prisa, te recomiendo mucho más comprar un plantín joven, pues le resultará más fácil adaptarse; aunque si te apetece tener un ejemplar ya crecido, que haga jardín, no lo dudes y ve a por uno 🙂 .

¿Qué te ha parecido el Sorbus acuparia? ¿Lo conocías?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *