Mostajo (Sorbus torminalis)

Las hojas del Sorbus torminalis son caducas

El Sorbus torminalis es un árbol muy decorativo, ideal para que puedas disfrutarlo en un jardín mediano o grande ya que es una planta que ocupa bastante espacio. Además, es fácil de cuidar, ya que con unas mínimas atenciones se verá estupendamente.

Así que si andas buscando una planta de buen tamaño que dé buena sombra, a continuación te diré cuáles son las características y los cuidados de este árbol.

Origen y características

El Sorbus torminalis es un árbol muy bonito

Nuestro protagonista es un árbol caducifolio (pierde las hojas en otoño/invierno) originario del Cáucaso, noroeste de África, Turquía y norte de Siria. En España podemos encontrarlo en casi toda la Península excepto en el suroeste. Vive en los bosques de robles, encinas, pinos y quejigos. Su nombre científico es Sorbus torminalis, aunque se le conoce como sorbo silvestre, serbal silvestre o mostajo.

Alcanza una altura de hasta 25 metros, con un tronco pardo-grisáceo más o menos recto que se engrosa hasta los 60cm de diámetro. Las hojas son simples, alternas, con el margen serrado y el peciolo muy largo. Estas miden 5-12cm de largo por lo mismo de ancho; tienen el envés más pálido que el haz, y no poseen el denso tomento de otros Sorbus. Las flores, que aparecen entre abril y julio del hemisferio norte, son blancas y pequeñas. El fruto maduro es ovalado, pardusco, del tamaño de una aceituna.

En muchos puntos, como Portugal y las comunidades de Valencia, Murcia, Madrid, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía está protegido.

¿Cuáles son sus cuidados?

Los frutos del Sorbus torminalis son pequeños y rojos

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El Sorbus torminalis tiene que estar en el exterior, a pleno sol. Es muy importante para él sentir el paso el paso de las estaciones, los rayos solares, el viento, la lluvia. Dentro de casa moriría a los pocos meses.

Tierra

  • Maceta: no es una planta que se pueda cultivar en maceta durante toda su vida, pero en su juventud puede estar con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. Puedes conseguir el primero aquí y la segunda aquí.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos, pero prefiere los frescos, fértiles y profundos.

Riego

La frecuencia de riego va a variar mucho a medida que pasen las estaciones. Así, mientras en verano habrá que regar más a menudo, el resto del año el riego será más esporádico. Por eso, lo mejor que se puede hacer es comprobar la humedad de la tierra o sustrato antes de proceder a darle agua, por ejemplo haciendo cualquiera de estas cosas:

  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo te indicará al instante qué grado de humedad tiene esa tierra que ha entrado en contacto con el medidor. Introdúcelo de nuevo en otras zonas (más lejos de la planta o más cerca) ya que la tierra no se seca por todos lados con la misma rapidez.
  • Introducir un palo delgado de madera hasta el fondo: si al sacarlo sale prácticamente limpio, podrás regar puesto que la tierra estará seca.
  • Escarbar unos 5-10cm alrededor de la planta: así sabrás cómo de humedad está la tierra realmente (y no solo la superficie, la cual al secarse muy rápido suele crear mucha confusión al jardinero).
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: esto obviamente solo se puede hacer cuando es joven. Como la tierra húmeda pesa más que la seca, esta diferencia de peso te servirá para saber cuándo regar.

De todas formas, para que tengas más o menos una idea, se recomienda regar unas 3 veces por semana en verano y cada 5-6 días el resto del año.

Abonado

Las flores del Sorbus torminalis son blancas

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se aconseja abonarlo con abonos ecológicos, siendo muy recomendable el guano por ser orgánico, muy rico en nutrientes y de rápida eficacia. Puedes conseguirlo en polvo aquí y líquido (para maceta) aquí.

Multiplicación

El Sorbus torminalis se multiplica por semillas en otoño (necesitan pasar frío antes de germinar), siguiendo este paso a paso:

Primera fase: estratificación

La estratificación consiste en sembrar las semillas en una zona donde puedan pasar frío. Puede ser natural, sembrándolas en una maceta con sustrato de cultivo universal y luego colocarlas en el exterior; o artificial, para la cual hay que hacer lo siguiente:

  1. Primero hay que coger un tupperware con tapa y rellenarlo con vermiculita (puedes conseguirla aquí) previamente humedecida.
  2. Luego, se colocan las semillas en la superficie, y se cubren con una capa de vermiculita.
  3. Por último, se espolvorea cobre o azufre para evitar la aparición de hongos, se vuelve a regar con un pulverizador, y se introduce el tupperware cerrado en la nevera por tres meses. Una vez a la semana se debe de sacar y abrir para que el aire se renueve.

Segunda fase: siembra

Si hemos estratificado las semillas de forma natural, no tendremos que hacer nada más; pero si las hemos metido en la nevera, pasados tres meses tendemos que sembrarlas en macetas y colocarlas en semisombra.

Germinarán a lo largo de la primavera.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -18ºC.

¿Qué usos tiene?

El Sorbus torminalis se vuelve rojo en otoño

Aparte de usarse como ornamental, tiene otros usos:

  • Frutos: son aptos para el consumo humano.
  • Madera: en carpintería y ebanistería se usa para confeccionar piezas que han de sufrir un rozamiento prolongado.

¿Qué te ha parecido el Sorbus torminalis?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.