Stephanotis floribunda o Jazmín de Madagascar, una trepadora de interior

Jazmín de Madagascar

Encontramos muy pocas plantas trepadoras de interior que tengan flores. Y es que, en realidad, en la naturaleza no hay muchos arbustos trepadores que crezcan siempre bajo las ramas de otros árboles y que además den flores tan llamativas como las que tanto nos gustan. Hay algunas, por supuesto, como la dipladenia, la hoya o el jazmín, pero cuesta lo suyo encontrarlas.

Pues bien, a partir de ahora tenemos otra más: el Jazmín de Madagascar, cuyo nombre científico es Stephanotis floribunda. Esta es una planta muy decorativa que se adapta muy bien a vivir en interiores. Y además, sus flores son muy, muy bonitas. Conócela.

Stephanotis floribunda

Nuestra protagonista es una planta trepadora originaria de Madagascar. Es una especie que pertenece a la familia Asclepiadaceae, y se caracteriza por tener hojas perennes, coriáceas, brillantes y opuestas. Las flores, que empiezan a brotar en primavera y dejan de hacerlo en otoño, son blancas, olorosas, y están dispuestas en ramilletes. Y el fruto es una cápsula en cuyo interior se encuentran las semillas, algodonosas (ver imagen superior).

Al ser una planta tropical, no soporta el frío ni las heladas, por lo que se debe de tener en el interior del hogar, donde crecerá sin problemas 😉 .

Stephanotis floribunda

Para tenerla perfecta, se debe de proporcionar los siguientes cuidados:

  • Ubicación: interior, en una habitación en la que entre mucha luz natural, pero sin sol directo. Es importante que no haya corrientes de aire (ni frías ni cálidas) pues sus hojas se dañarían.
  • Riego: frecuente en primavera y verano, algo más escaso en otoño y, sobretodo, en invierno.
  • Sustrato: ha de tener muy buen drenaje. Una buena mezcla podría ser 60% turba negra + 40% perlita o fibra de coco + 10% greda volcánica (ésta para poner dentro de la maceta, como primera capa).
  • Trasplante: cada dos años, en primavera.
  • Abonado: se aconseja abonar una vez al mes durante los meses cálidos, usando abonos minerales o bien orgánicos (líquidos).
  • Poda: se pueden podar los tallos que hayan crecido demasiado, o bien cortar las puntas para hacerla más compacta, a finales del invierno.
  • Reproducción: por esquejes de tallo en primavera. Tardan en enraizar, pero la mayoría acaban emitiendo raíces.
  • Plagas: suele verse afectada por pulgones, cochinillas y ácaros. Para evitarlos, pulveriza de vez en cuando con Aceite de Neem, o combátelos si aparecen con aceite de parafina y/o limpiando las hojas con un bastoncillo de las orejas humedecido en agua.

Decora tu hogar con un Stephanotis floribunda, y presume de casa 🙂 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

4 comentarios

  1.   Anderson Andrey dijo

    Buen dia.

    ¿Donde puedo comprar semillas de esta planta?

    Saludos cordiales.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Anderson.
      Semillas podrás encontrar en viveros online, o en eBay.
      Un saludo 🙂

  2.   Noemí Bielsa dijo

    Buenas tardes
    Mi planta crece y crece pero no llega a hacer flores. Cuando salen chiquiticas se secan y caen.
    ¿A qué puede deberse?
    ¿Cómo puedo remediarlo?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Noemí.
      Puede ser que le falte luz, o que las temperaturas al momento de florecer sean bajas o demasiado altas.
      Mi consejo es que la pongas en una zona donde reciba mucha luz natural, lejos de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas), y que lo abones desde primavera a verano con abonos orgánicos líquidos como el guano (siguiendo las indicaciones especificadas en el envase).
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *