Stipa tenuissima, una gramínea perfecta para xerojardines

Vista de la Stipa tenuissima

Imagen – Flickr/Megan Hansen

Cuando se tiene un xerojardín no siempre se sabe qué poner para que quede realmente bonito. Sin embargo, hay una con la que no tendremos ningún problema: la Stipa tenuissima, más conocida como la hierba pluma.

Esta preciosa gramínaea crece hasta alcanzar una altura de setenta centímetros, de modo que queda genial delimitando las diferentes zonas del jardín. Y lo mejor es que no requiere de casi ningún tipo de mantenimiento 😉 .

¿Cuáles son las características de la Stipa tenuissima?

La Stipa es una gramínea

Imagen – Flickr/Plant Right

Esta es una planta herbácea de ciclo perenne, es decir, que vive varios años, originaria de América del Sur, encontrándose sobretodo en México. El nombre científico es Nassella tenuissima, si bien se acepta el anterior (Stipa tenuissima) como sinónimo. Sus hojas son muy delgadas y largas, de hasta 70cm de longitud, de color verde. Son tan finas, que nuestra protagonista tiene un aspecto plumoso. Las flores se agrupan en inflorescencias en forma de espiga.

Al igual que todas las gramíneas, tiene un ritmo de crecimiento muy rápido, por lo que aunque tengas prisa por tener tu paraíso verde terminado, puedes comprar un ejemplar joven porque es seguro que no vas a tener que esperar más de un año en verlo de buen tamaño.

¿Qué cuidados requiere?

Si te animas a hacerte con uno o varios ejemplares, a continuación te decimos cómo debes cuidados:

Ubicación

Se trata de una planta que ha de estar en el exterior, a pleno sol, ya que de lo contrario no se desarrollará como debería. Además, debido al tamaño que llega a alcanzar, si la vas a tener en el jardín es importante que la plantes a una distancia de al menos 50 centímetros de otras plantas.

Tierra

  • Jardín: no es exigente. Eso sí, si la vas a poner cerca del césped es muy importante que la tierra tenga buen drenaje para evitar que sus raíces se pudran.
  • Maceta: es una especie interesante para tener en recipientes -siempre con agujeros de drenaje-. Rellénalos con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita.

Riego

Vista de la planta de Stipa tenuissima

Imagen – Flickr/manuel m. v.

La frecuencia de riego ha de ser moderada; es decir, no hay que regar cada día pero tampoco es conveniente dejar que la tierra o el sustrato se seque por completo. Por eso, si el clima es cálido y seco, puede ser necesario regar unas 3 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año; en cambio si es fresco y húmedo, serán suficientes 1 o 2 riegos por semana, menos si es invierno.

De todos modos, en caso de duda, no dudes en comprobar la humedad de la tierra o el sustrato, pues el exceso de agua es perjudicial para las raíces, las cuales terminarían pudriéndose. Si lo cultivas en maceta, durante los veranos sí que puedes ponerle un plato debajo, pero solo si el clima es muy caluroso y/o llueve poco.

La mejor agua para regar es la de lluvia, pero si no la consigues te servirá la del grifo si es apta para consumo humano, o una que no tenga demasiada cal (con un pH de 6-7).

Época de plantación o trasplante

Jardín

La Stipa tenuissima es una planta que puede plantarse en el jardín en primavera. Para ello, has de hacer un agujero de plantación de al menos 50 x 50cm, rellenarlo más o menos hasta la mitad con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita, y por último plantarlo procurando que no quede ni muy alta ni muy baja.

Es importante evitar manipular demasiado las raíces, por lo que para que salga más fácilmente de la maceta es aconsejable regarla el día anterior.

Maceta

El cambio de maceta se hará también en primavera, cuando veas que se le salen raíces por los agujeros de drenaje, y/o hayan pasado más de dos años desde que está en la misma.

Artículo relacionado:
Trasplantar plantas

Poda

Realmente no la necesita, pero si por ejemplo ha pasado un invierno muy frío y sus hojas han sufrido un poco (o mucho), puedes cortarla casi a ras. En primavera volvería a brotar con fuerza.

Utiliza herramientas de podar desinfectadas, y no olvides limpiarlas bien después de su uso. De esta manera, si volvieras a emplearlas para podar otras plantas, no las pondrías en riesgo.

Abonado

No es imprescindible, pero sí aconsejable si la tierra es muy pobre en nutrientes o si se cultiva en maceta. En estos casos, un aporte mensual de abono conseguirá que crezca bien.

Puedes usar también fertilizantes, como el universal para plantas, pero es importante que sigas las indicaciones especificadas en el envase para evitar provocarle una sobredosis.

Plagas y enfermedades

Estas plantas son muy resistentes y no tienen problemas 🙂 . Ahora bien, si se riega en exceso y/o si se tiene en tierras con mal drenaje, su sistema radicular sufrirá daños.

Rusticidad

Soporta hasta los -15ºC, y las temperaturas altas de 30-35ºC. Por lo tanto, es una planta que puede vivir en una gran variedad de climas.

La Stipa es una gramínea decorativa

Imagen – Flickr/Plant Right

¿Conocías a la Stipa tenuissima?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.