¿Cómo cuidar las surfinias en invierno?

Las surfinias son plantas tropicales

¿Es posible conseguir que las surfinias sobrevivan al invierno? Pues va a depender de ciertas variables, como la ubicación, es decir, dónde tengamos las plantas; las temperaturas máximas y mínimas que haya en dicha zona; la humedad del aire; si están expuestas o no a las corrientes de aire, y también de los cuidados que les demos.

Y es que en un país como España, así como en cualquier otro en el que el clima sea, por lo general, templado (a excepción de algunos puntos donde es muy cálido e incluso subtropical, como en el sur de la península ibérica o en ciertos lugares del archipiélago canario), es difícil mantener las surfinias en invierno. Pero no imposible.

¿En interior o en el exterior?

Las surfinias son hierbas exóticas

Bueno, para responder a esta pregunta primero hay que hacerse otra: ¿cómo es el clima en la zona donde vivo? Y es que, partiendo de la base de que estas plantas son tropicales y que no resisten nada el frío, si el termómetro baja de los 10ºC tendremos que meterla en casa, pero si por el contrario se mantiene siempre por encima de esos diez grados centígrados, entonces podremos dejarla en el exterior.

Pero en cualquier caso es importante que se ponga en una zona en la que haya mucha claridad, pues es una hierba que necesita esa exposición directa a la luz para poder estar bien.

Cuidado con las corrientes de aire si va a estar dentro de casa

La surfinia es una hierba tropical que necesita que la humedad ambiental sea elevada. Pero aunque se dé el caso de que vivimos en una zona donde el grado de humedad es del 50% o superior durante todo el año, como ocurre en las islas por ejemplo, si la ponemos cerca de las corrientes de aire lo que vamos a conseguir es que se seque.

Por eso nunca, nunca, hay que poner ninguna planta junto a un ventilador, aire acondicionado, ni de ningún otro aparato que genere corrientes de aire. Tampoco de una ventana que mantengamos abierta mucho tiempo, ni en un pasillo muy estrecho, pues el continuo roce la dañará.

Pulveriza la surfinia si la humedad del aire es muy baja

Repito: solo pulverízala con agua si la humedad es muy baja, es decir, si es inferior al 50%. Me gusta repetirlo por un motivo: en muchos sitios web y libros de jardinería recomiendan pulverizar todas las plantas que están en casa, pero se olvidan de que si eso se hace en una isla se condenará a dicha planta a morir por hongos. Por ejemplo, yo misma, dentro de casa tengo una humedad del 70-100% la mayor parte del tiempo. Es tan alta, que uno de mis Philodendron cada día amanece con las puntas de las hojas húmedas.

¿Sabes qué pasaría si le echara agua a la surfinia? Exacto: los hongos aparecerían y la pudrirían en cuestión de días. Por eso es tan importante averiguar cómo es el clima de la zona, qué temperaturas y qué grado de humedad hay. Y eso se puede saber con una estación meteorológica de uso doméstico como esta.

¿En maceta o en el suelo?

Las surfinias son frioleras

Dado que es muy friolera, a no ser que el termómetro supere siempre los diez grados, es muy recomendable mantenerla en maceta. De esta forma, será mucho más fácil protegerla llegado el momento.

Ahora bien, supongamos que en tu zona la temperatura más baja que hay es de 7 u 8 grados. En este caso, podrás plantarla en el suelo -en primavera-, y protegerla con una tela antiheladas como esta o incluso con un mini invernadero.

¿Cuándo regarla en invierno y con qué tipo de agua?

El riego en invierno no es el mismo que en verano. Las temperaturas son, generalmente, más bajas, y por consiguiente la planta entra en un estado de reposo. Además, la tierra permanece más tiempo húmeda, así que tendremos que regarla menos si no queremos que las raíces se ahoguen. Pero, ¿cuántas veces a la semana hay que hacerlo?

Dependerá de cuánto tarde en secarse la tierra. Puede ser un riego a la semana o cada dos semanas, pero en caso de duda no hay que dudar en comprobar la humedad de dicha tierra. Y la manera más práctica y fácil de hacerlo es con un simple palito de madera, como los que nos dan en los restaurantes chinos por ejemplo.

Lo metemos hasta el fondo, y si al sacarlo vemos que está casi igual que como entró -es decir, más o menos limpio-, significará que está muy seca. Entonces, regaremos, pero utilizando a ser posible agua de lluvia, o bien agua apta para consumo. Echaremos hasta que se empape bien, pues de lo contrario no se hidratará lo suficiente. Pero cuidado: si está en maceta, hay que acordarse de escurrirle el plato si lo tuviera.

Otro tema del que quería hablarte relacionado con el agua es la temperatura de la misma. Esto es especialmente importante si el invierno es muy frío para ella; es decir, si las temperaturas bajan de los 10ºC. En estas condiciones, tenemos que ver si el agua está tibia antes de regar, pues si la notamos fría, la planta sufriría daños.

¿Cuándo abonar a las surfinias en invierno?

Las surfinias son hierbas tropicales

La pregunta está mal formulada, y te voy a explicar por qué: hemos dicho que la surfinia está en reposo durante el invierno. Por lo tanto, no tenemos que abonarla, o al menos, no como lo haríamos en primavera y en verano. En estas dos últimas estaciones, se hace con el objetivo de que produzca muchas flores, pero en invierno lo que nos interesa es que, simplemente, sobreviva.

Entonces, ¿cómo lo logramos? Un truco que me enseñaron en su día es el siguiente: échale una cucharadita pequeña (de esas de café o de postre) de Nitrofoska universal (las típicas bolitas azules, que puedes comprar aquí). Hazlo cada 15 días. Espárcelas alrededor del tallo de la planta, y luego riega. De este modo, vas a lograr que las raíces estén a una temperatura un poco más elevada que la que hay por encima de la tierra o sustrato.

Con estos consejos, esperamos que consigas que tus surfinias aguanten el invierno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.