Sustituir los manzanos viejos por árboles nuevos

manzanos y perales
Probablemente estés pensando en sustituir los manzanos viejos por árboles nuevos que están en tu jardín.La verdad es que hacer crecer manzanos y perales nuevos es una tarea que requiere de años y si no tienes el tiempo para dedicarles, es mejor que aproveches tus viejos árboles.

Los viejos árboles pueden ser muy atractivos, solo necesitan ser podados de la manera adecuada.

Si quieres comenzar a sustituir los manzanos viejos por árboles nuevos, es recomendable que lo hagas durante el invierno, cuando las hojas se han caído y no hay frutos. Además, esto se debe hacer de manera gradual y con el paso de los años, ya que si se hace de manera frecuente, es probable que solo ocasiones un crecimiento exagerado y sin ningún fruto.

Pero ¿Cómo saber si vale la pena renovar un árbol viejo?

Después de podar, si notas que el tronco y las ramas principales crecen saludables, entonces tu manzano o peral es digno de una segunda oportunidad. Si consideras que es un trabajo muy complicado, es mejor que busques ayuda profesional.

Renovar un viejo árbol es una gran ventaja, ya que ahorras todo el tiempo de crecimiento y puedes hacer que de nuevo sea productivo y de frutos. Solo debes evaluar si el árbol no representa un riesgo para la seguridad de las personas que habitan cerca del jardín y para alguna otra cosa.

Si no representa un riesgo, entonces el árbol es recomendable para ser renovado.

¿Cuándo se debe podar?

Como se mencionó anteriormente, la época más recomendable para podar es durante el invierno, ya que en esta estación del año, las hojas del árbol se caen por las bajas temperaturas y los frutos dejan de crecer. Esto es ideal, ya que en primavera el árbol crecerá sano y fuerte, además de que comenzará a dar frutos de manera rápida.

arboles frutales

No solo esto, sino que podar en invierno es factible, ya que las hojas no están presentes y es mucho más fácil ver el trabajo de poda que se está haciendo.

¿Cómo se debe podar?

Los viejos árboles en general tienen un arco muy lleno de hojas y frutos en su rama potencial. Por ello, el objetivo principal de la persona que está podando es hacer un corte de manera que la forma final sea en forma de copa.

El tamaño indicado para cortar es de al menos un tercio de las ramas iniciales. Las ramas laterales deben tener un tamaño menor, ya que podrían luego no poder sostener a la rama inicial y recuerda que este es el tamaño promedio que al menos debería tener un árbol viejo de manzanas o peras que está buscando ser recuperado.

El lugar ideal para cortar es lejos de la parte alta del árbol, ya que la parte alta es fácilmente distinguible pues va a mostrar una protuberancia. Recuerda que debes evitar cortar las ramas hacia la izquierda o totalmente al ras del árbol.

Se estima que sobre el año de edad del árbol, la persona que está renovando un árbol viejo de manzanas o peras, corte al menos un 25 por ciento de este y el resto se guarde para años posteriores. No se puede podar todo el árbol en un solo año debido a que, como se mencionó anteriormente, el crecimiento no va a ser sano, será excesivo y además no dará frutos.

Después de esto, debes realizar ciertos cuidados al árbol, mientras esperas a retirar el resto de las viejas partes al siguiente año. Tienes que hacer algo llamado como el “circulo vegetal”, el cual consiste en crear un círculo alrededor del árbol lleno de fertilizantes, que tiene que tener unos 60 cm de diámetro

Puede que este trabajo parezca complicado, pero las manzanas y los perales constituyen una parte fundamental de todo el ecosistema, así que trata de recuperarlos y veras los excelentes beneficios.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *