Singonio (Syngonium podophyllum)

Vista de las hojas del Syngonium podophyllum

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Hay plantas que son tan bonitas como delicadas, como el Syngonium podophyllum. Sus hojas, sean verdes o con manchas blancas, son muy bonitas, lo cual hace que sean muchas las personas que quieren tener un ejemplar en casa. El problema es que es muy exigente.

Necesita mucha luz, una alta humedad ambiental, y un sustrato o tierra que, aparte de ser rico en materia orgánica, tenga buena capacidad de drenaje del agua. ¿Cómo cuidarlo para que no se muera?

Origen y características

El Syngonium podophyllum es una planta muy decorativa

Imagen – Wikimedia/Salicyna

Antes de entrar en materia, te voy a contar un poco cuáles son sus características para que se te sea sencillo identificarla cuando vayas a comprar una. Bien, se trata de una planta trepadora cuyo nombre científico es Syngonium podophyllum. Popularmente se la conoce como singonio, filodendro de punta de flecha, planta de punta de flecha o pie de ganso.

Es nativa desde México hasta Bolivia, y se ha naturalizado en las Indias Occidentales. Se trata de una trepadora perennifolia con hojas grandes, de hasta 20cm de largo, acabadas en punta. Las flores, que brotan en invierno, y son blancas.

¿Cuáles son sus cuidados?

La flor del singonio es decorativa

Imagen – Wikimedia/Meneerke Bloem

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo de la siguiente manera:

  • Ubicación:
    • Exterior: si el clima es cálido y no se producen heladas se puede cultivar en el exterior todo el año, en semisombra.
    • Interior: cuando el clima no acompaña, se tendrá en una habitación luminosa, sin corrientes de aire y con una alta humedad ambiental (esto se puede conseguir con un humidificador, o poniendo vasos con agua alrededor de la planta).
  • Riego: 3-4 veces por semana en verano, y cada 5-6 días el resto del año. Usar agua de lluvia o sin cal. No pulverizar, pues se podrían pudrir las hojas.
  • Sustrato: usar uno específico para plantas ácidas.
  • Abonado: en primavera y verano, con un abono universal líquido siguiendo las indicaciones que vienen especificadas en el producto.
  • Multiplicación: por esquejes plantados en tierra arenosa, en primavera.
  • Rusticidad: sensible al frío. La temperatura mínima no ha de bajar de los 10ºC.

Buena suerte con tu Syngonium podophyllum. 🙂

Un comentario, deja el tuyo

  1.   maite cejas dijo

    tengo plantas de violeta de los alpes…..¿ como hacer para que se multipliquen y en que època conviene hacerlo…?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior