Tamarillo (Solanum betaceum)

tamarillo

¿Te gustan los tomates? La verdad es que tanto si están en una ensalada como en un pan tostado por ejemplo, están deliciosos. Pero seguramente estés acostumbrado a ver, o incluso puede que a cultivar, plantas más bien herbáceas. Pero, ¿y si te dijera que hay una variedad que es más un arbolito? Ese es el tamarillo, aunque también se le conoce como tomate de árbol.

Si te apetece conocerlo, no lo dudes: aquí encontrarás toda la información necesaria para cultivarlo adecuadamente.

Origen y características

tamarillo o árbol del tomate

Nuestro protagonista es un arbusto o arbolito perennifolio originario de América Latina, concretamente de Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina y Venezuela que alcanza una altura de 3 a 4 metros. Su nombre científico es Solanum betaceum, pero popularmente se le conoce como tomate andino, tomate serrano, tomate de yuca, tomate de árbol, mango nórdico, berenjena o tamarillo.

Sus hojas son alternas, enteras, con un peciolo robusto, y miden de 4 a 8 cm de longitud, de color verde oscuro y tacto áspero. Las flores son pequeñas, de 1,3 a 1,5 cm de diámetro, de color blanco-rosáceo, y se agrupan en racimos terminales. Estas aparecen en primavera (mayo a junio en el hemisferio norte).

El fruto es una baya ovoide de 4 a 8 cm por 3-5cm de ancho, con la piel lisa de color rojo o anaranjado al madurar. Es comestible; de hecho se pueden comer crudos o cocinados para preparar dulces y postres. Son ricos en hierro, potasio, magnesio, fósforo y vitaminas A, C y E.

En qué se diferencia el tamarillo con los tomates

¿Tienes dudas porque no sabes en qué pueden diferenciarse? Si bien en la descripción de esta planta ya has podido intuir algo, porque a simple vista la planta del tomate y la del tamarillo son muy diferentes, también en sus frutos hay diferencias.

En concreto:

  • La planta del tamarillo es mucho más voluminosa y grande, llegando a tener troncos gruesos y bastante altura.
  • La tomatera es en realidad una planta herbácea, mientras que el tamarillo es semi-leñoso.
  • El fruto del tamarillo, por si nunca antes lo has probado, es mucho más agridulce y afrutado. No es como el del tomate.

¿Cuáles son sus cuidados?

cuidados tamarillo

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Exterior, en semisombra. El motivo es que no le gusta demasiado el sol en general. Ni tampoco la luz. Para el tomate de árbol lo mejor es un lugar en el que esté en semisombra o incluso en sombra completa. Y si además donde lo colocas hay muchos días nublados, mucho mejor.

Temperatura

El tamarillo es una planta casi todoterreno. Y es que se adapta bien a cualquier clima y se puede cultivar hasta a 2500 metros sobre el nivel del mar. Puedes tenerlo tanto en un clima cálido como frío.

Ahora bien, has de tener en cuenta que no es su hábitat natural, y que le costará arrancar cuando esté con bajas temperaturas.

De hecho, su temperatura ideal está entre los 15 y los 20 grados. Por debajo, tolera las heladas ligeras, con hasta -2 grados. En el caso de temperaturas altas, puede tolerarlas aunque cuanto más suban más problemas puede tener.

Otro punto a destacar es que esta planta necesita unas precipitaciones que lleguen a más de 600 mm anuales (más de 600 litros por metro cuadrado).

Tierra

Aquí tenemos que diferenciar la tierra que usarás en el jardín de la que puedes usar en una maceta. Pero en lo que sí coinciden ambas es que necesita una tierra suelta y aireada, con un buen drenado.

La tierra es mejor que tenga un pH algo ácido y muy nutritiva (en materia orgánica). Al principio, en lugar de echarle abonos orgánicos, es mejor optar por tierra muy fértil para cubrir todas sus necesidades y, conforme pase el tiempo, aplicarle abonos.

A modo de resumen, aquí tienes la diferencia entre una maceta y un jardín:

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: fértil, con buen drenaje.

Riego

Cada 2 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

El árbol del tomate es una planta que no tolera en absoluto la sequía. Por eso, si lo quieres plantar en tu jardín, debes tener en cuenta que un tiempo seco y tierra poco fértil es lo peor que le puedes dar.

Si vives en una zona con clima frío o templado, pero con humedad ambiental, puedes limitar el riego a solo cuando lo necesite o veas que la tierra se le va secando.

Pero si estás en una zona cálida, entonces el riesgo es mejor que sea más continuo para evitar que sufra de falta de agua. De hecho, se recomienda para esta planta que se use un sistema de riego por goteo o por exudación para que se mantenga constante (y así evitar ese problema).

Abonado

Desde primavera hasta finales del verano con abonos ecológicos.

El tomate peruano necesita muchos nutrientes, y por eso el abonado es tan importante.

Los expertos recomiendan que el primer abonado que se haga ha de ser antes de plantarlo en el jardín o en la maceta. En concreto, hay que preparar el espacio y en ese momento echar abono, pero sin que esté la planta. Después se tiene que dejar entre 2 y 4 semanas de tiempo antes de plantarlo porque así el abono se mineraliza y consigue mejores efectos.

Tras plantarlo, se puede llevar a cabo de primavera a verano, aunque otros hablan de que hay que abonarlo cada 3-6 meses con materia orgánica alrededor de la planta, y a ser posible mezclándolo con la tierra más superficial. Recuerda que las raíces del tomate de árbol son superficiales y estarán cerca de ese abono.

Poda

Habitualmente, la poda del tamarillo se reduce a una de mantenimiento constante. Este árbol conviene que tenga la copa baja y una forma de vaso por lo que tendrás que podarlo varias veces a lo largo del año.

Cuando el ejemplar es joven, crecerá mucho más rápido. Pero en su etapa adulta se ralentiza (porque prioriza los frutos) así que es posible que con 1-2 veces al año sea suficiente.

Plagas y enfermedades

En este caso tendrás que poner mil ojos en las moscas de la fruta y los áfidos porque son dos de las plagas que más les afecta. Para solucionar el problema, lo mejor es aplicar aceite de nim en la planta y acabarás con el problema.

Multiplicación

fruto tamarillo

Por semillas en primavera. Siembra directa en semillero.

De hecho, el tamarillo se puede multiplicar también a través de esquejes, pero es la siembra la que mejor resultado da.

Para ello, tienes que obtener un tamarillo porque cada uno de sus frutos tiene entre 300 y 500 semillas.

Estas, plantadas en un semillero, o en la misma tierra, tienen un alto grado de germinación, por lo que no tendrás problema. Aun así, te damos los pasos:

  • Prepara el semillero con una tierra nutritiva y que mantenga la humedad.
  • Saca las semillas del fruto. Tendrás que dejarlas en un vaso o un recipiente con agua durante 2 días para que se descompongan y eliminen los tejidos blandos (esos que recubren la semilla) porque así evitaremos problemas de germinación.
  • A los dos días puedes colarlas y limpiarlas. Lo mejor es colocarlas sobre una servilleta y luego aplicar otra por encima para secarlas.
  • Cuando las tengas, ya podrás ponerlas en los semilleros, regar mediante spray y esperar a que germinen.
  • Las plantas se deben quedar en semillero hasta que tengan unos 5cm de altura. En ese momento tienes que plantarlas en macetas individuales de al menos 5 litros. Tendrás que rellenarla con un buen sustrato.
  • Eso sí, ten cuidado a la hora de manipularlos porque los ejemplares son muy delicados y pueden romperse fácilmente.
  • La maceta tienes que colocarla en una zona de semi-sombra hasta que midan 50 cm, momento en que puedes decidir si plantarlo en el suelo o bien pasarlo a otra maceta.

Rusticidad

Es sensible al frío. La temperatura mínima que soporta es 10ºC. Como le gusta más la sombra y poca luminosidad, se puede tener en interior.

¿Qué te ha parecido el tamarillo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

8 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   JUAN dijo

    MONICA. Que alegria saber que hay gente como tu, en este planeta tierra. Saludos con energía positiva y si lo tienes a bien quiero contactar contigo y intercanviar … Juan Sanchez, accionluzproperidad@gmail.com

  2.   RICARDO dijo

    HOLA
    HE CONOCIDO ESTA FRUTA Y VOY A CULTIVARLA ,
    LA PLANTA-
    MAS SI SE PUEDE TENER EN INTERIOR
    LA NOTA DE UDS. MUY ÙTIL
    SAU2

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya sido de utilidad, Ricardo 🙂

  3.   Lidia Herrero dijo

    Muchas gracias por la información.Tengo una fábrica de productos gourmet en San Rafael, Mendoza. Conozco bien el tomate de mi zona. Pero tuve curiosidad por éste. Creo que será imposible su cultivo. Hay temperaturas muy bajas en invierno. Agradezco su molestia .

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti por comentar, Lidia. Saludos!

  4.   Ana Mercedes dijo

    ¿ cuáles son las características de la raiz y tronco , para saber si lo puedo plantar cerca de una pared o en que lugar hacerlo
    Mi patio es chico

  5.   Lida dijo

    Tengo 47 años dados vuelta! jiji, y en la casa donde nací y viví hasta los 6 años siempre recuerdo el árbol del tomate que nadie me creía, hasta hace pocos años que me regalaron un tomate y ahora tengo mi hermoso árbol del tomate de mi infancia. Gracias por la información!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti por comentar, Lida. Que disfrutes mucho de tu planta 🙂