¿Cuáles son las tareas básicas de jardinería?

Jardineros con palas

Para tener un jardín bien cuidado hay una serie de trabajos que el jardinero o jardinera debe de realizar. Algunas son más conocidas que otras, pero todas ellas son igual de importantes. Conseguir un paraíso en el hogar en realidad no es difícil, pero si no se hicieran alguna o varias de ellas no se podría lograr.

Por eso, te vamos a decir cuáles son las tareas básicas de jardinería, y además te ofrecemos una serie de consejos que seguro que te serán de utilidad 🙂 .

Plantar

Plantación de pino en tierra

Es lo más básico, sin duda. Un jardín sin plantas… puede ser un jardín zen, pero a menos que quieras tener éste, es muy importante que plantes árboles, arbustos, suculentas o aquellas plantas que desees dependiendo del estilo que hayas escogido.

Sin embargo, no basta con elegir las plantas adecuadas, sino que se deben de plantar teniendo en cuenta el tamaño que tendrán una vez que lleguen a la edad adulta. Es posible que no se vea demasiado bien en un principio, pero con el tiempo crecerán y terminarán de llenar el espacio vacío.

Además, es aconsejable hacer agujeros de plantación amplios y profundos para poder mezclar la tierra con abono orgánico (estiércol, compost, mantillo) y permitir que las raíces puedan empezar a crecer más rápidamente al tener la tierra suelta.

Regar

Jardinero regando con manguera

El riego es una tarea esencial que todo jardinero/a tiene que hacer. Durante los meses cálidos hay que regar más seguido que el resto del año, ya que la tierra se seca con más rapidez. La mejor hora para regar también dependerá de la estación del año en la que nos encontremos: durante la temporada estival se debe de hacer al atardecer, en invierno se aconseja hacer por la mañana, y en primavera y otoño se puede regar cuando se quiera.

Nunca se tienen que mojar las hojas ni las flores, ya que se quemarían. Siempre hay que tratar de dirigir el agua a un lado del tallo o tronco.

Abonar

Abono orgánico

Con el tiempo la tierra del jardín se va quedando sin nutrientes. Esto no sería un problema si se dejaran las hojas y flores que, al secarse, se cayeron ya que a medida que se fueran descomponiendo, las plantas recuperarían parte de los nutrientes que utilizaron para producirlas. Pero claro, normalmente lo que se hace es precisamente retirarlas para que se vea más bonito.

Por ello, es muy necesario abonarlas todos los años con abonos orgánicos. Este tipo de abonos son muy beneficiosos para el suelo y para la vida que hay en él, ya que no sólo aporta nutrientes sino que no les perjudica en modo alguno, algo que sí hacen los abonos químicos.

Aunque se aconseja esparcirlos en otoño e invierno, yo te voy a recomendar que lo hagas también en primavera y verano. ¿Por qué? Porque las plantas necesitan comer todo el año: en los meses cálidos crecen, se desarrollan, florecen y fructifican; en los fríos se han de mantener con vida de alguna manera, y eso lo hacen como lo han estado haciendo a lo largo de la temporada: absorbiendo los nutrientes del suelo.

Podar

Jardinero podando setos

La poda es una tarea que se debe de hacer con el fin de mantener controlado el crecimiento y el desarrollo de las plantas. Se tienen que usar herramientas previamente desinfectadas con alcohol de farmacia para evitar que la planta en cuestión enferme. Pero, ¿cuándo?

  • Las plantas leñosas de hoja caduca se podan en invierno, y las de hoja perenne a comienzos de primavera.
  • Las plantas vivaces y de temporada se recortan en primavera o en otoño, pudiéndose podar más seguido si tienen un rápido crecimiento.
  • Las plantas medicinales se recortan tras la floración.

¿Qué hay que quitar? Lo siguiente:

  • Ramas o tallos secos, enfermos o rotos.
  • Ramas o tallos que hayan tenido un crecimiento exagerado.
  • Flores y frutos marchitos/secos.
  • Rebrotes.
  • Ramas que tengan hojas completamente verdes en las plantas variegadas.

Controlar plagas y enfermedades

Daños por araña roja

Daños por araña roja.

Si reciben la cantidad que necesitan de luz, agua y abono, será difícil que enfermen, y si lo hacen podrán recuperarse bastante bien. Aún así, hay que inspeccionar con frecuencia las hojas, tallos y flores para detectar cualquier posible signo de enfermedad o de plagas. Los problemas más comunes son:

Como siempre, es mejor prevenir que curar por lo que es importante ir haciendo tratamientos preventivos con insecticidas y fungicidas ecológicos, como el aceite de neem o el jabón potásico, o con cobre, azufre o canela, respectivamente. En el caso de los geranios, hay que tratarlos con Cipermetrina al 10% cada 15 días durante los meses cálidos para prevenir la mariposa del geranio.

Eliminar las hierbas silvestres

Hierba silvestre

Las hierbas silvestres, más conocidas como malas hierbas, tienen un crecimiento muy rápido; tanto que si no se controlaran acabarían por invadir todo el jardín. Para evitarlo, hay que quitarlas de raíz con una azada, o bien pasando el motocultor. Luego se puede poner una malla antihierbas o, si quieres algo más natural y/o estético, grava, corteza de pino, arlita o piedras decorativas.

Con todo, podrás tener el jardín de tus sueños 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *