La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa)

Hoy vamos a hablar sobre un tema que concierne al pino y  a todos nosotros. Se trata de la procesionaria del pino. Es considerada la plaga más importante de las zonas de pinos del Mediterráneo. Son un conjunto de orugas que van desplazándose formando una línea al igual que si fuera una procesión. De ahí viene su nombre. Su nombre científico es Thaumetopoea pityocampa y se encuentra en los pinares del Mediterráneo. Puede afectar a los jardines y bosques y entre sus consecuencias podemos encontrarnos con graves daños al ser humano.

En este artículo vamos a contarte qué es la procesionaria del pino y su ciclo de vida y cómo podemos combatirla para remediar sus consecuencias. ¿Quieres saber más sobre ella? Sigue leyendo porque te lo explicamos todo.

Qué es la procesionaria del pino

Para dejar claro cómo podemos identificar esta plaga tan importante, vamos a dejar claro lo que es. Se trata de una mariposa nocturna muy frecuente en estos lugares, cuya fase de oruga tiene estas características tan llamativas. Y es que se desplazan formando líneas a modo de procesiones. Hacen los nidos en los pinos y se van alimentándose  los brotes que van saliendo. A parte de dañar el árbol al que parasita se convierte en toda una plaga que afecta también al ser humano.

Conforme avanza la primavera podemos observar un rastro de pinos enfermos y esqueléticos fruto del parasitismo de esta oruga. Si las poblaciones de procesionaria están controladas no es necesario recurrir a ningún tipo de acción. El problema surge cuando el número de estas colonias es desmesurado y sus impacto se hacen notar en los pinares del Mediterráneo.

A nivel estético, podemos ver que es un desastre. Ver a los pinos en ese mal estado no causa buenas sensaciones. Sin embargo, estas orugas no son capaces de determinar si este árbol vive  o muere. Los pinos son capaces de volver a brotar tras su allanamiento e incluso hacerlo con mayor fuerza.

Este tipo de plaga también ataca a los cedros y abetos, aunque es más abundante en el pino.

Cuando llega la primavera, todos los nidos de procesionaria comienzan a eclosionar. Es entonces cuando la mariposa nocturna comienza a poblar los pinares de Alicante y toda la provincia, la zona sur y el centro de España. Estas zonas son en las que encontramos más poblaciones dado que las condiciones ambientales para su desarrollo son más óptimas.

Cómo reconocerlas

La procesionaria del pino coloca los huevos sobre las ramas apicales de los pinos. En estas zona más altas se encuentran brotes nuevos del árbol y, por lo tanto, más frescos y nutritivos para las orugas. Este es el motivo de colocar los huevos en esta parte. Las orugas tienen el cuerpo cubierto de unos pelos largos.

El problema de estas orugas es que este pelo del que está cubierto tiene sustancias urticantes que pueden provocar graves daños en el ser humano. Es posible que vean una procesión de estas orugas y llame la atención ir a verlas. Con la más mínima amenaza que sientan estos insectos, serán capaces de liberar sus pelos urticantes para defenderse. También afecta gravemente a los perros que se las encuentran e intentan comerlas. Para que nos afecte no es necesario que exista un contacto directo. Nada más sentirse amenazadas liberan sus pelos al aire y provocará irritaciones y alergias.

Ha ocurrido casos en los que personas que intentan pisarlas han recibido alergias sin el más mínimo contacto. Las especies de pinos que son más vulnerables son: Pinus nigra (pino laricio), Pinus canariensis (pino canario) , Pinus sylvestris (pino silvestre), Pinus pinaster (pino pinaster), Pinus halepensis (pino carrasco) y Pinus pinea (pino piñonero). Es decir, todos los que están en las zonas anteriormente mencionadas.

Ciclo de vida de Thaumetopoea pityocampa

Dependiendo del clima de la zona donde vivan, la procesionaria del pino va realizando la puesta de huevos. Cuando pasa un mes se pueden observar los bolsones característicos en los pinos de donde se comienzan a formar las orugas.

Las larvas que han nacido en verano pasan los meses más fríos escondidas en los bolsones de las zonas apicales. Estos bolsones están hechos de un hilo muy sedoso. En cada bolsón nos podemos encontrar entre 100 y 200 larvas. Cuando llega la noche, estas larvas comienzan la búsqueda de alimento y parasitan las hojas y brotes jóvenes del pino.

Si tienen excesivo frío o han acabado de alimentarse, vuelven al bolsón para sentirse protegidas. El calentamiento global afecta a estas plagas con el aumento de temperaturas globales. Si estas larvas gozan de más días cálidos al año, son capaces de reproducirse aún más números que si hace frío.

Es a finales del invierno cuando bajan del pino para enterrarse y convertirse en mariposas. A finales de verano estas mariposas salen de la tierra y copulan para volver a poner una puesta de huevos en los pinos. Las mariposas que nacen de la tierra apenas son conocidas por la población ya que tan solo tienen una vida de 24 horas. En ese tiempo tan solo copulan y ponen los huevos para la siguiente generación.

En la fase larvaria de las orugas es cuando más se alimentan activamente. De esta forma llegan a comer por completo todas las acículas completas del pino. Son las condiciones ambientales las que deciden el momento de que las larvas bajen de los pinos para llegar hasta la tierra, enterrarse y crisalidar.

La oruga que encabeza la procesión es una hembra y busca los días más sombreados y cálidos de la zona para enterrarse. La temperatura óptima a la que se entierra es de unos 20 grados.

Cómo combatirla

  • La primera tarea de prevención que tenemos es la de eliminar los bolsones. De esta forma, estaremos eliminando el número de individuos que llegarán a convertirse en adultos.
  • Eliminar las orugas cuando bajen del árbol. Se pueden colocar algunos plásticos con agua para que, cuando bajen del árbol, acaben ahogándose.
  • Destruir las zonas de anidación enterradas. Tan sólo hay que mirar las zonas donde hay un montículo pequeño de unos 15-25 cm. Las desenterraremos y mataremos.
  • Con algunas trampas de feromonas podremos capturar a los machos e impedir que fecunde a las hembras.
  • Introducir depredadores naturales que no afecten a las demás poblaciones como los carboneros y los herrerillos.

Espero que con esta información puedas conocer más acera de la procesionaria del pino.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Enfermedades y plagas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.