Tipos de áloes arborescentes

El tronco del Aloe dichotoma almacena agua

Imagen – Wikimedia/Notafish

Los áloes arborescentes son pocos, pero su belleza es tal que sin duda vale la pena conocerlos. Su capacidad de adaptarse a un medio donde las temperaturas pueden subir a los 50ºC y donde pueden pasar meses sin llover, hace que sean muy interesantes para su cultivo en zonas cálidas y secas.

Técnicamente no pertenecen al género Aloe, como vas a poder ver, pero sus hojas y flores son tan similares que es fácil pensar lo contrario.

Tipos de áloes arborescentes

A continuación vas a poder ver cuáles son estos áloes que crecen como árboles. Como descubrirás, todos ellos pertenecen al género Aloidendron. Hasta el año 2014 estaban dentro del género Aloe, pero diversos estudios filogenéticos demostraron que genéticamente son distintos. Así y todo, ponemos también los nombres antiguos para que puedas reconocerlos mejor.

Aloidendron barberae (antes era Aloe barberae)

El Aloidendron barberae es un árbol nativo de Sudáfrica que puede alcanzar los 15 metros de altura. Su tronco se engrosa hasta los 90 centímetros de diámetro, y tiene una característica corteza de color gris.

Las hojas son carnosas, al igual que todas las del género, lanceoladas, de color verde y además tienen los márgenes dentados. Sus flores son naranjas y brotan en verano. Resiste hasta los -2ºC.

Aloidendron dichotomum (antes era Aloe dichotoma)

El Aloidendron dichotomum es una planta nativa de Sudáfrica. Tiene un tronco solitario que llega a medir hasta 9 metros de altura y 1 metro de diámetro en su base. La copa ramifica a varios metros a nivel del suelo, y es redonda. Las ramas están protegidas de las altas temperaturas por una capa blanca muy fina que refleja los rayos solares. En el extremo de estas brotan las hojas, que son de color verde-azulado y forman rosetas.

Las flores son amarillas, y se agrupan en inflorescencias que surgen del centro de dichas rosetas. Resiste hasta los -2ºC si son heladas puntuales y breves.

Aloidendron dichotomum subsp ramosissima (antes era Aloe ramosissima)

El Aloe ramossissima es una planta casi arbustiva

Imagen – Wikimedia/Emőke Dénes

Se trata de una variedad de Aloidendron dichotomum endémica de Sudáfrica y Namibia que alcanza los 2-3 metros de altura. Como su nombre indica, ramifica mucho, tanto que más que una planta arbórea se asemeja más a un arbusto. Las hojas son verdes, y las flores amarillas.

Es una especie en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat. Resiste hasta los -1,5ºC.

Aloidendron eminens (antes era Aloe eminens)

El Aloe eminens es un áloe arborescente

Imagen – Wikimedia/Drew Avery

El Aloidendron eminens es un árbol endémico de Somalia, donde se encuentra en peligro de extinción por pérdida de hábitat. Puede medir 15 metros de altura y es una planta que ramifica de manera irregular, es decir: lo hace a poca distancia del suelo, pero también más arriba sin que su copa llegue a adquirir una forma concreta.

Las hojas son de color verde mate, y crecen en rosetas en el extremo de las ramas. Sus inflorescencias son espigas rojas. Soporta las heladas débiles, hasta los -1ºC.

Aloidendron pillansii (antes era Aloe pillansii)

El Aloidendron pillansii es un árbol endémico de Namibia y de Sudáfrica, donde se encuentra en peligro de extinción por pérdida de hábitat. Alcanza una altura de 10-12 metros, con una copa muy poco ramificada formada por ramas de las que brotan hojas de color verde grisáceo o verde-blanquecino.

Las flores son amarillas, y brotan en verano apareciendo en el centro de las rosetas, agrupándose en inflorescencias. Soporta el frío, pero las heladas le perjudican.

Aloidendron sabaeum (antes era Aloe sabaea)

El Aloe sabaea es un tipo de áloe arborescente muy raro

Imagen – Zhuanlan

El Aloidendron sabaeum es una especie nativa de Yemen y de Arabia Saudí que alcanza una altura de 5 metros. Desarrolla un tronco recto protegido por una capa blanquecina, y una copa poco ramificada con hojas verdes y largas que tienden a colgar.

Las flores surgen a partir del centro de las rosetas, y brotan en inflorescencias de color rojo o marrón-rojizo. No soporta las heladas. 

Aloidendron tongaense (antes era Aloe tongaensis)

El Aloidendron tongaensis es una planta arbórea

El Aloidendron tongaense es un árbol que mide hasta 12 metros de altura nativo de KwaZulu-Natal, entre Sudáfrica y Mozambique. El tronco llega a medir aproximadamente un metro de diámetro en la base, y su copa está formada por hojas agrupadas en rosetas de color verdoso. Las flores son espigas tubulares, de color rojo brillante.

Puede confundirse con el A. barberae, pero esta es una variedad de áloe arborescente con una altura inferior, y con las flores de distinto color (las del A. barberae son naranjas). Eso sí, ambos resisten lo mismo: hasta los -2ºC.

Cuidados de los áloes arborescentes

Vista de un Aloidendron dichotomum en el jardín

Aloidendron dichotomum de mi colección, cultivado en el sur de Mallorca (Baleares, España).

Si quieres saber cómo se cuidan, lo primero que debes saber es que su crecimiento es muy lento. Lo normal es que necesiten al menos 10 años para llegar a medir un metro, de manera que hay que tener mucha paciencia con ellos. Además, es importante saber que son muy sensibles al encharcamiento: un suelo pesado y/o muy húmedo no es un buen suelo para estos áloes.

Por este motivo, te vamos a contar cómo se cuidan:

  • Ubicación: han de estar en el exterior y a pleno sol, pero siempre que se hayan acostumbrado antes poco a poco. Como son plantas que por lo general no resisten heladas, en el caso de que en tu zona se produzcan es necesario que las protejas en un invernadero o en una habitación donde haya mucha claridad, pero mantelas alejadas de las corrientes de aire.
  • Tierra: para ir sobre seguro, es muy aconsejable plantarlas en sustratos como el pómice (en venta aquí), ya sea solo o mezclado con un 30% de turba negra. En el caso de querer tenerlos en el jardín, se hará un agujero de 50 x 50cm como mínimo y se llenará con este sustrato.
  • Riego: muy, muy escaso. Hay que recordar que viven en regiones áridas, por lo que solo se regarán de manera esporádica. Si se tienen en maceta tocará estar más pendientes que si están en el suelo, puesto que la tierra se seca con más rapidez, pero así y todo solo se echará agua una vez por semana o cada diez en verano, y una vez al mes en invierno.
  • Abonado: en primavera y verano se pueden abonar con fertilizantes para cactus y otras suculentas. Sigue las indicaciones de uso para que no haya riesgo de sobredosis, la cual quemaría las raíces si se produjera.
  • Trasplante: en primavera. Si están en maceta, se plantarán en otra más grande cada 3 o 4 años. Elige una que tenga agujeros, puesto que de lo contrario el agua quedará estancada dentro y el áloe morirá.
  • Multiplicación: se multiplican por semillas y esquejes de ramas en primavera o verano.
    • Semillas: se han de sembrar en bandejas de semillero o macetas con vermiculita o, por ejemplo, con tierra para cactus que puedes comprar aquí (hay que dejar claro que no tienen nada que ver con los cactus, pero sí que necesitan también un sustrato que drene bien el agua). Ponlas cerca de una fuente de calor, en semisombra, y manten el sustrato húmedo. Germinarán en unos 15 a 20 días.
    • Esquejes: los esquejes se toman cortando una rama, y dejando secar la herida más o menos una semana en un lugar seco y a resguardo del sol directo. Pasado ese tiempo, se planta en una maceta con pómice, y se riega. Mantenla en semisombra. Si todo va bien, enraizará a la semana o a los 15 días.

¿Qué te han parecido los áloes arborescentes? ¿Los conocías?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.