10 tipos de árboles autóctonos de España

El pino piñonero es autóctono de España

¿Cuántos tipos de árboles hay en España? Lo cierto es que muchos. Este es un país afortunado en este sentido, ya que hay diversos climas, todos templados, pero unos son más cálidos, otros más fríos; en algunas zonas llueve con frecuencia, en otras por el contrario los periodos secos son protagonistas,… Todo esto hace que la variedad de plantas autóctonas sea muy amplia y diversa.

Pero, como no podía ser de otra manera, los árboles son el tipo de ser vegetal que más usos se le ha dado y se le da. Así pues, vamos a conocer a las especies más populares de árboles autóctonos de España.

Abeto común

El abeto común es autóctono de España

Imagen – Wikimedia/WikiCecilia

Es una conífera perennifolia cuyo nombre científico es Abies alba. Tiene porte piramidal, alcanzando una altura de 20 a 50 metros. Su tronco es recto y columnar, con un diámetro de hasta 6 metros. Sus hojas son lineales, no punzantes, de 1,5 a 3 centímetros.

En España crece en los Pirineos, a una altitud entre los 700 y los 2000msnm.

Artículo relacionado:
Abies alba, el abeto común de los jardines

Algarrobo

El algarrobo es un árbol mediterráneo

Su nombre científico es Ceratonia siliqua, y es una especie perennifolia de hasta 10 metros de altura que desarrolla un tronco grueso, de hasta 1 metro de diámetro. Las hojas son paripinnadas, de color verde oscuro, con un tamaño de 10 a 20 centímetros de largo.

Es originario de la Cuenca del Mediterráneo, siendo muy común en las Islas Baleares, encontrándose en campos abiertos.

Artículo relacionado:
Características, cultivo y mantenimiento del algarrobo

Castaño

El castaño es un frutal

Imagen – Flickr/Andreas Rockstein

Se trata de un árbol que puede alcanzar una altura de hasta 30 metros, con un tronco derecho y grueso de hasta 2 metros de diámetro cuyo nombre científico es Castanea sativa. Su copa es amplia, formada por hojas de 8 a 22 por 4,5 a 8 centímetros, serradas, glabras por el haz y algo pubescentes por el envés.

En España lo encontramos especialmente en el extremo norte de la península, sobretodo en Galicia. Asimismo, también está presente en Gran Canaria, Tenerife y norte de La Palma. En Baleares no existen bosques, pero puede crecer en el norte del archipiélago.

Artículo relacionado:
Castaño (Castanea sativa)

Haya

El haya es un árbol majestuoso

Imagen – Wikimedia/Willow

Las Fagus sylvatica son árboles caducifolios de 35 a 40 metros de altura, que desarrollan un tronco recto y no muy ramificado. Las hojas por lo general son verdes, aunque su color puede ser púrpura en la variedad Fagus sylvatica var. Atropurpurea.

En España es frecuente en la cordillera Cantábrica, así como en los Pirineos. Fuera de este rango es muy, muy escaso, encontrándose solo en algunos jardines siempre que las condiciones sean las adecuadas.

Artículo relacionado:
El haya, un árbol majestuoso

Madroño

El madroño es un árbol perennifolio

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik

El madroño, cuyo nombre científico es Arbutus unedo, es un arbolillo perennifolio de hasta 7 metros de altura con hojas de 8 por 3 centímetros, de color verde brillante por el haz y mates por el envés. Su tronco es marrón rojizo, y a menudo crece algo inclinado.

Es originario de la región mediterránea, encontrándose en los bosques mixtos y en laderas en encinares o robledales. Pese a todo, en las Islas Canarias está considerada especie exótica invasora, estando prohibida su introducción al medio natural así como su posesión.

Artículo relacionado:
El madroño como árbol típico del mediterráneo

Olmo de montaña

Vista del olmo de montaña

Imagen – Wikimedia/Melburnian

Es un árbol con tronco recto que puede llegar a medir hasta 40 metros de altura. Su copa es muy densa, formada por hojas simples, alternas y caedizas de color verde. Recibe los nombres de olmo montano u olmo de monte, y en jerga botánica se le llama Ulmus glabra.

En España crece especialmente en los pirineos catalanes, así como en Galicia, Cantabria, País Vasco, Asturias y Aragón.

Artículo relacionado:
Olmo de montaña (Ulmus glabra)

Orón

El Acer opalus es un árbol caducifolio

Imagen – Flickr/Joan Simon

Su nombre científico es Acer opalus, y es una de las pocas especies de arces autóctonas del país. Alcanza una altura de 20 metros, con un tronco de hasta 1 metro de diámetro. Sus hojas son verde-brillantes, de 7 a 13cm de largo por 5 a 16cm de ancho, palmatilobadas, y caducas.

Las subespecies Acer opalus subsp opalus crece en la mitad oriental de la península, mientras que el Acer opalus subsp granatense lo veremos en el norte del Pirineo aragonés, este de la península, y en el norte de la isla de Mallorca.

Artículo relacionado:
Acer opalus

Pino carrasco

El pino carrasco crece en el mediterráneo

Imagen – Wikimedia/Daniel Capilla

Conocido como pino de Alepo también, o por el nombre científico Pinus halepensis, es una conífera perennifolia que alcanza una altura de 25 metros. Su tronco adquiere forma tortuosa, con una copa irregular y muy densa.

Es autóctono de la mitad este de la Península Ibérica, así como de las Islas Baleares. Se utiliza mucho en los jardines de bajo mantenimiento por su resistencia a la sequía, a las altas temperaturas y a las heladas moderadas.

Artículo relacionado:
Pino carrasco, símbolo de las costas mediterráneas

Roble carballo

Vista del Quercus robur

Imagen – Flickr/Peter O’Connor aka anemoneprojectors

Conocido también como roble albar o roble del invierno, y por su nombre científico Quercus robur, es un árbol caducifolio de gran altura: puede superar los 40 metros, con una copa aovada y redondeada, bastante regular, compuesta por hojas alternas y verdosas.

Está presente en el norte de la península, desde el nivel del mar hasta los 1000 msnm. Es cultivado desde antiguo en Madrid, en concreto en la Casa de Campo.

Artículo relacionado:
Quercus robur, el roble carballo

Tejo común

Vista del Taxus baccata o tejo

Imagen – Wikimedia/Sitomon

Su nombre científico es Taxus baccata y es una conífera perennifolia considerada como fósil viviente: pertenece a un grupo de plantas que ya habitaban la Tierra en el período Jurásico, es decir, hace más de 140 millones de años. Crece hasta alcanzar una altura de 10 a 20 metros, con un tronco grueso de hasta 4 metros de diámetro.

Crece de forma natural a partir de los 800 msnm, en zonas montañosas sobretodo. Lo encontraremos especialmente en Asturias, Cantabria y Zamora, aunque también está presente en todo el extremo norte de la península, y en puntos de Cataluña y de la Comunidad Valenciana, así como en el norte de la isla de Mallorca.

Artículo relacionado:
¿Dónde plantar un tejo?

¿Qué te han parecido estos árboles?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior