Tipos de bulbos y sus diferencias

Al hablar de bulbos o plantas bulbosas nos vienen a la mente hermosas plantas como tulipanes, gladíolos, iris, dalias, caladios, etc.

Algunos son bulbos verdaderos, en el correcto uso de la terminología botánica, mientras que otros no. A pesar de esto, en jardinería y paisajismo, el término bulbo se utiliza para describir una gran variedad de plantas geófitas y sus órganos subterráneos de almacenamiento, que incluyen bulbos, cormos, rizomas y tubérculos.

Algunos de estos órganos son tallos modificados, mientras que otros son raíces engrosadas. Aunque son estructuralmente diferentes, todos los bulbos almacenan alimento para que las plantas sobrevivir durante una estación inhóspita y crecer en estaciones subsiguientes.

Estas plantas en condiciones adversas de clima y tiempo, son verdaderas bolsas de reserva de nutrientes para que las plantas puedan crecer y florecer incluso en condiciones muy difíciles.

Clasificación de las bulbosas

De acuerdo a su estructura de almacenamiento, las plantas bulbosas se clasifican en  Bulbos, Cormos, Tubérculos y Rizomas.

Bulbos

Estos son de tallos subterráneos y es allí donde los nutrientes se acumulan, pero lo que realmente llama la atención es su formato, que se asemeja a un disco, o a una bola aplanada.

Ejemplos más comunes son la cebolla y el ajo. Es bueno destacar que en el caso del ajo, este no se compone exactamente por un bulbo, sino por diversos bulbos, que son popularmente conocidos como “dientes de ajo”.

En cuanto a la alimentación no tienen por qué preocuparse, ya que también son ricos en nutrientes. Por otra parte, la unión de estos dos ingredientes es beneficiosa para nuestra salud. Muy utilizado como condimentos, su combinación en la preparación de platos no es solo deliciosa, sino también indicada por los nutricionistas, por la acción anti-inflamatoria y antibacteriana de la cebolla, además de ser indicada para el control del colesterol.

También su cascara  puede ser aprovechada, ya que es rica en quercitina, componente que ayuda a respirar mejor, siendo perfecto para quien sufre de asma o bronquitis. Pero no piense que el ajo se queda atrás, después de todo, es rico en antioxidantes, lo que ayuda al sistema inmunológico a trabajar mejor.

Tubérculos

Así como ocurre con los bulbos, en el caso de los tubérculos el tronco también es subterráneo. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

La diferencia básicamente es el formato, que en general es más redondeado. Además, parecen una raíz hipertrofiada, lo que puede sonar algo extraño, pero en realidad permite que consigan almacenar sustancias, como el almidón y la inulina.

La primera es una fuente natural de energía, mientras que la segunda ayuda al intestino a absorber diversos minerales, como el magnesio y el calcio. Estos son solo algunos ejemplos, ya que cada alimento tiene beneficios propios.

Tal vez el tubérculo más común sea la patata, rica en vitamina B6, actúa en el sistema nervioso ayudando a aliviar el estrés del día a día. Además; es fuente de fibras, proteínas y de las vitaminas C, E, K y del complejo B en general.

Rizomas

El Rizoma es un tallo que funciona como raíz. Estos suelen tener el formato cilíndrico y crecen paralelos al suelo, que puede ser subterráneo o darse en la parte de arriba, como es el caso del plátano.

También tiene brotes a lo largo de su formación. Ejemplos de rizomas además del plátano, es el jengibre.

Cormos

El cormo es un bulbo subterráneo; con hojas, tallos y raíces y las plantas con cormos son Cormophytes.

Los cormos son órganos de almacenamiento de plantas tuberosas que se usan para sobrevivir el invierno u otras condiciones adversas como la sequía y el calor del verano. Por sus características, son plantas que se hacen perennes.

Muchos cormos producen dos tipos diferentes de raíces, los que se desarrollan desde la parte inferior del bulbo son raíces fibrosas normales, y se forman cuando se desarrollan los tallos y se producen desde la superficie de la base hasta la parte inferior del bulbo.

El segundo tipo de raíces son raíces más gruesas que forman los nuevos rizomas en la etapa de crecimiento, se llaman raíces contráctiles y empujan el rizoma hacia el suelo.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Bulbos, Flores

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.