Tipos de cactus columnares

Hay muchos cactus columnares

Los cactus columnares son fáciles de distinguir, ya que desde muy jóvenes tienen un crecimiento vertical. Estas plantas son realmente fascinantes: crecen en regiones donde, al menos en apariencia, no hay apenas agua, y sin embargo pueden superar los diez metros de altura. ¿Cómo lo hacen?

Aprovechando la humedad ambiental al máximo, por supuesto. Las gotitas de agua se posan sobre ellos, y los estomas se abren para absorberlas. Y cuando llueve, algo que ocurre muy pocas veces al año, sus raíces almacenan toda la que pueden para, así, sobrevivir el resto del año. Pero, ¿sabías que hay muchos tipos de cactus columnares?

Cactus candelabro (Cereus uruguayanus)

Hay muchos tipos de cactus columnares

Imagen – Flickr/Joel Abroad // Es el del centro de la foto.

El anteriormente llamado Cereus peruvianus, es una planta originaria de Perú, Brasil y Uruguay que alcanza los 15 metros de altura. Ramifica mucho y además lo hace desde el suelo, por lo que necesita mucho espacio para poder tener un buen desarrollo. De joven tiene un tallo de color verde azulado, pasando a ser verde a medida que envejece. Sus flores son blancas y miden unos 15 centímetros de longitud. Crece bastante rápido, a un ritmo de entre 30 y 50 centímetros al año. Tolera las heladas de hasta los -4ºC.

Además, es interesante saber que existe una forma monstruosa, que es la que puedes ver en la imagen superior.

Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi)

El cactus San pedro es columnar

Es el del centro de la foto.

El cactus de San Pedro es una planta de porte columnar nativo de los Andes, que alcanza los 7 metros de altura. Tiene un tallo de color verde oscuro o glauco, a veces protegido con espinas marronáceas de unos 2 centímetros de largo. Produce flores blancas, de hasta 5 centímetros de diámetro, y fragantes. Crece relativamente rápido, por lo que es una especie interesante para cultivar en un jardín, ya que además tolera las heladas de hasta los -5ºC.

Cactus lanudo (Espostoa lanata)

La Espostoa lanata es un cactus con pelo blanco

Imagen – Flickr/Megan Hansen // Es el del centro.

La Espostoa lanata es un cactus columnar originario de Perú y Ecuador que alcanza una altura de 5-6 metros. Presenta un tallo verdoso bien protegido por »pelos» largos y blancos, así como por algunas espinas amarillas. Las flores son blancas, y miden aproximadamente 5 centímetros de largo. Soporta hasta los -12ºC.

Cardón (Pachycereus pringlei)

El cardón es un cactus grande

Imagen – Wikimedia/Tomas Castelazo

El cardón es un cactus columnar que crece en Baja California y en el sudeste de Sonora. Puede alcanzar los 19 metros de altura, y tiende a ramificar a poca distancia del suelo. De joven, presenta espinas blanquecinas muy afiladas; sin embargo, a medida que gana altura las va perdiendo. Produce flores de color blanco-amarillento, cuyo polen y néctar son los alimentos principales de una gran variedad de animales, como los murciélagos, al igual que los frutos. Su ritmo de crecimiento es bastante más rápido que el de otros cactus columnares, más o menos, crece 1 metro cada 5-7 años; debido a eso, se suele cultivar con más frecuencia. Resiste hasta los -6ºC.

Cardón de la Puna (Echinopsis atacamensis)

El Echinopsis atacamensis es un cactus de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El cardón de la Puna, cardón grande, o cardón de la Sierra como también se llama, es un cactus endémico de la Cordillera de los Andes. Crece hasta los 10 metros de altura, y tiende a ramificar un poco; de hecho, de lejos puede confundirse con el saguaro ya que como él sus ramificaciones surgen lejos del suelo. Pero es fácil diferenciarlo de este por el color de sus espinas, puesto que son naranjas y no grisáceas. Puede soportar hasta los -5ºC, siempre y cuando sean heladas de corta duración.

Cleistocactus strausii

El Cleistocactus straussi es un cactus columnar

Imagen – Wikimedia/Paginazero

El Cleistocactus strausii es un cactus columnar endémico de Argentina y Bolivia. Crece hasta los 3 metros de altura, y sus tallos miden solo 5-7 centímetros de grosor. De las areolas brotan varias espinas amarillentas de unos 4 centímetros de largo, así como otras más cortas de color blanco. Las flores son de color rojo oscuro, de unos 6 centímetros de largo, y tienen forma cilíndrica. Soporta hasta los -10ºC.

Oreocereus celsianus

El oreocereus celsianus es un cactus columnar pequeño

Imagen – Wikimedia/Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga)

El Oreocereus celsianus es un cactus endémico de Chile, Perú, Bolivia y Argentina que crece hasta alcanzar los 2 metros de altura. De las areolas surgen las espinas: cuatro centrales de hasta 8 centímetros de largo, y unas 9 radiales de hasta 2 centímetros. Asimismo, es importante que sepas que produce »pelo» largo y de color blanco, el cual le sirve para protegerse de las heladas. Resiste hasta los -7ºC.

Neoraimondia herzogiana

La Neoraimondia herzogiana es un cactus endémico de Bolivia que alcanza una altura de hasta 15 metros. Tiene un tallo verde y espinoso con pocas ramificaciones, y produce flores blancas o rosas de unos 5-6 centímetros de diámetro. Sus frutos son comestibles, de manera que puede ser muy interesante tenerlo en un jardín. No resiste mucho el frío, pero aguanta heladas débiles de hasta los -3ºC si son de corta duración.

Saguaro (Carnegiea gigantea)

El saguaro es un cactus que vive en el desierto

El saguaro es el típico cactus columnar que nos viene a la mente cuando pensamos en los desiertos de América. Nativo del desierto de Sonora, es una planta que alcanza una altura de 18 metros, pero para ello necesita mucho, mucho tiempo, puesto que crece más o menos 1 metro cada 15-25 años, dependiendo de las condiciones medioambientales que haya en la zona. Su cuerpo es más bien delgado, midiendo unos 30-40 centímetros de grosor en su edad adulta, y está cubierto por espinas largas y afiladas, especialmente durante su juventud. Además, tiende a ramificar a varios metros de altura. Sus flores son blancas, de gran tamaño, y nocturnas. Puede resistir heladas de hasta los -9ºC y temperaturas cercanas a los 50ºC, sin embargo, los ejemplares jóvenes necesitan protección.

Stetsonia (Stetsonia coryne)

Vista de la Stetsonia coryne

Imagen – Wikimedia/Paginazero

La Stetsonia coryne es un cactus originario de los desiertos de Paraguay, Bolivia y Argentina que alcanza los 12 metros de altura. Desarrolla un tallo principal grueso y corto, el cual puede medir hasta 50 centímetros de ancho, y muy ramificado. Sus espinas son de color marrón oscuro/negro cuando son jóvenes, pero a medida que la planta madura, las va produciendo blancas con la punta de color oscuro. Sus flores son verdes y blancas, miden unos 15 centímetros de diámetro y se abren por la noche. Resiste las heladas de hasta los -4ºC.

¿Cuál de estos tipos de cactus columnares te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)