Tipos de espinacas

Las espinacas son fáciles de cultivar

El marinero Popeye no es el único al que le encantan las espinacas. Estas hortalizas de fácil cultivo son muy saludables para nosotros, motivo por el cual se incluyen en muchas recetas riquísimas. ¿Pero sabíais que existen diferentes tipos de espinacas? Pues sí, así es.

Para que podáis conocer un poco las diferentes variedades que hay, vamos a comentar en este artículo las más populares. Seguro que ya habréis probado más de una.

¿Cuántas clases hay de espinacas?

Las espinacas son muy saludables

Existen muchísimos tipos de espinacas diferentes, pero se pueden distinguir en dos grandes grupos principales: Las de crecimiento lento y las de crecimiento rápido. Las primeras se adaptan mejor a climas cálidos y se desarrollan en verano y a finales de primavera. En cambio, las de crecimiento rápido prefieren climas frescos y su cultivo se lleva a cabo en otoño, a finales de invierno y a principios de primavera. Sin embargo, hablaremos más en detalle sobre las diferentes variedades en sí.

Espinaca de hoja lisa

Comencemos por la espinaca de hoja lisa. Como bien indica su nombre, las hojas de esta variedad son lisas, y no onduladas como suele ser en estos vegetales. La gran ventaja de esta característica es que resulta muy fácil limpiarla. Aunque suelan venderla en los supermercados ya prelavadas, lo más recomendable es pasarla por agua en casa, por si acaso. La espinaca de hoja lisa se suele consumir cocida, pero también puede quedar muy rica en tortilla, por ejemplo.

Espinaca Tyee

Otro tipo de espinaca es la Tyee. Esta posee unas hojas gruesas de color verde oscuro. Pertenecen al grupo de las espinacas semi-sabrosas. Por lo tanto, el sabor de esta variedad es exquisito, da igual si se consume cruda o cocinada. A la hora de cultivar la espinaca Tyee, la mejor época para hacerlo es en otoño. Esta variedad se cosecha normalmente a principios de primavera, preferiblemente durante el día cuando las temperaturas rondan los cuarenta grados.

Espinaca Catalina

También la espinaca Catalina es una variedad muy popular. Sus hojas son pequeñas, crujientes y de color verde brillante. La forma del vegetal es ovalada. Se trata de una planta muy resistente a las temperaturas altas que también puede soportar ligeras heladas y la sombra en verano. Además, es de crecimiento rápido, pues suele tardar como mucho cuarenta día en alcanzar su tamaño máximo. La forma más habitual de consumir esta variedad es en ensaladas.

En el caso de la espinaca Catalina, no es necesario plantarla en los días más calurosos y duros de verano. Según los expertos, las condiciones ideales para llevar a cabo esta tarea son los meses más fresquitos de la estación otoñal y la primaveral.

Espinaca Teton

La espinaca Teton es un híbrido muy saludable. Las hojas que produce este vegetal son tiernas y de color verde oscuro. Se puede diferenciar de otros tipos de espinacas porque sus hojas crecen en vertical, y muy rápido además. También hay que destacar que no tiene floración. Se trata de un mecanismo de supervivencia que ha desarrollado este tipo de espinaca para poder soportar las épocas más calurosas del año. Por lo tanto, las semillas de esta planta se deben sembrar durante los meses más fríos. Si no, es bastante probable que la espinaca Teton no sea capaz de sobrevivir.

Espinaca Verano Indio o Indian Summer

No puede faltar en esta lista la espinaca Verano Indio, también conocida como Indian Summer. Se trata de una hortaliza con hojas crujientes y oscuras, cuya longitud suele alcanzar entre 25 y 30 centímetros. La mejor época para cultivar esta variedad son las estaciones fresquitas: otoño y primavera. Pasados entre 35 y 40 días desde la siembra, la espinaca Inidian Summer ya alcanza la madurez y puede ser cosechada.

Hay que destacar que durante el cultivo de este tipo de espinaca se deben llevar a cabo varias tareas de mantenimiento. Por este motivo se recomienda plantar esta hortaliza teniendo ya algo de experiencia previa en la siembra y en el cultivo de espinacas. Resulta de suma importancia vigilar las plagas, el sol, la cantidad de tierra y el nivel de pH.

Spinacia oleracea
Artículo relacionado:
Cultivo y cuidados de la espinaca

Espinacas rojas cardinales

Entre los tipos de espinacas más comunes se encuentran también las rojas cardinales. Como bien indica su nombre, esta variedad posee un tono algo rojizo, similar a la remolacha. Son muy apreciadas en las ensaladas. Sin embargo, son la variedad que más rápido se atornilla. Por este motivo se deben cosechar siendo todavía bastante jóvenes.

Cabe decir que también son el tipo de espinacas que más rápido madura. En tan sólo 21 a 32 días se pueden cosechar en primavera y en verano. Si estamos en invierno u otoño, suele tardar entre 25 y 35 días en madurar. Respecto a la temperatura idónea para el cultivo de las espinacas rojas cardinales, debe ser cálida. Debemos asegurarnos de que reciba al menos seis horas de luz solar cada día y riegos moderados.

Espinaca picante

La espinaca picante crece muy bien en una amplia variedad de suelos fértiles y húmedos. No obstante, es una planta muy sensible a la acidez. Por ello hay que vigilar que el pH se encuentre entre 6,5 y 7,5. Esta variedad germina considerablemente mejor en lugares con climas frescos, motivo por el cual el mejor momento para sembrarla es a principios de primavera. En el caso de que se plante en verano, la germinación puede tener lugar de forma irregular. Para conseguir que esta hortaliza crezca sin problemas durante la época más calurosa del año, es de suma importancia regar correctamente para refrescar el suelo y mejorar la germinación. Si queremos cosechar la espinaca picante en otoño, la tenemos que sembrar a finales de verano.

Tipos de espinacas: Espinaca savoy

Las espinacas se suelen consumir cocidas o en ensaladas

Hay que destacar sobre todo la espinaca savoy. Esta es la más conocida de todas. Las hojas de este vegetal tienen un aspecto ondulado y arrugado. Además, son bastante gruesas y de color verde oscuro. Antes de cocer esta variedad, es muy importante lavarla bien, tarea que puede ser algo difícil por ser crujientes. Por ello, lo más recomendable es remojarlas en agua durante algún tiempo, hasta que queden bien limpitas.

Si bien es cierto que lo más habitual es consumir la espinaca savoy cocida, también la podemos preparar frita, en guisos, sopas, ensaladas, cremas, pastas, purés, batidos verdes o para acompañar pescado. Podemos comprar esta variedad envasada en paquetes herméticos en los mercados. Algunos ejemplos para este tipo de espinacas serían la Bloomsdal y la Regimiento.

Espinaca Regimiento

La regimiento es un tipo híbrido que destaca principalmente por sus hojas anchas y gruesas. Generalmente se cultiva en primavera y en otoño y tarda sólo 37 días en germinar. Por lo tanto, el rendimiento de las plántulas es muy rápido. Además, posee mucho sabor, lo que hace que la espinaca Regimiento sea ideal para cocinarla de la forma que más nos plazca. A la hora de consumirla fresca y cruda, su textura crujiente la convierte en una buena opción para hacer estofados y salteados.

Espinaca Bloomsdale

En cuanto a la Bloomsdale, esta es una de las variedades de espinacas más antiguas. Sus hojas son rizadas y largas y su cultivo se lleva a cabo en primavera en sitios soleados. Es importante regarlas abundantemente durante las épocas de sequía y conseguir que se mantenga su crecimiento. Como dato curioso hay que destacar que este es el tipo de espinacas que consumía el famoso marinero Popeye.

Espinaca semisavoy

Otro tipo de espinacas perteneciente a la variedad savoy es la semisavoy. El desarrollo de esta es menos intenso, es decir: Es más ligera y su textura es menor, pero conserva las propiedades de su predecesora. Además, resulta muy sencillo cultivarla, ya que es muy resistente a las enfermedades. Aún y así, no se comercializa tanto. Se pueden preparar perfectamente sofritos o en cremas. Sin embargo, es importante lavarla bien para eliminar toda la suciedad que pueda quedarse en las ondulaciones de sus hojas.

Al igual que las demás variedades de savoy, esta también contiene altos niveles de hierro, fibra, folato y magnesio. Estos son elementos de suma importancia para mantener el correcto funcionamiento de los músculos, regular el ritmo cardíaco, estabilizar la presión arterial y ayudar al sistema inmunológico. Otra característica destacable de esta especie es que ayuda a curar las úlceras gástricas y la gastritis.

¿Cuál es la espinaca baby?

La espinaca baby se puede comer con los tallos

Otro tipo de espinaca muy destacable es la baby, que cada vez se está volviendo más popular. Se trata de una variedad de espinaca de hoja lisa. Sin embargo, la baby se cultiva antes y su recolección es prematura. De hecho, recibe el nombre «baby» («bebé» en inglés) por el breve tiempo de desarrollo que tiene. Como consecuencia, su tamaño es menor y su aspecto es más suave, dulce y tierno.

Por lo tanto no es de extrañar que esta variedad sea la favorita cuando hay que preparar emparedados, boquitas estilo gourmet y ensaladas. Además, al consumirla cruda se mantiene su alto nivel de vitamina C. Otra característica a destacar es que tiene menos calorías de esta manera, lo que la convierte en una aliada estupenda si queremos bajar de peso. Generalmente venden la espinaca baby con sus tallos, pues también se pueden consumir ya que son bastante tiernos. De entre todos los tipos de espinacas, esta es la que tiene los niveles más bajos de ácido oxálico.

Sin lugar a dudas, todos los tipos de espinacas están riquísimos y son muy saludables si se consumen en raciones adecuadas. ¿Cuál es vuestro favorito?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.