Tipos de frutos

Hay muchos tipos de frutos, y uno de ellos son los secos

Las plantas gastan mucha energía en producir sus frutos, y es que en ellos se gesta una nueva generación. El tamaño, el color, y la forma varía dependiendo de la especie, y también de cómo se distribuyan. Por ejemplo, los que tienen dimensiones más reducidas serán transportados por animales pequeños o bien por el viento y/o cursos de agua (ríos por lo general, pero pueden ser mares).

Así, a lo largo de la evolución la genética de todas las plantas ha ido diseñando distintos tipos de frutos, otorgándoles características que aumentan las posibilidades de, primero, mantener la semilla intacta el tiempo necesario, y segundo, de llevar esta a un sitio donde pueda germinar.

¿Qué son los frutos?

Los guisantes son frutos dehiscentes

Imagen – Wikimedia/Philmarin

El fruto es un órgano que procede de la flor, y que contiene las semillas hasta que estas terminan su proceso de maduración. Una vez hecho, su función pasa a ser la de diseminarlas, es decir, de alejarlas de sus progenitores para que puedan germinar, pues si no lo hicieran, cuando germinasen competirían con sus padres y por consiguiente las posibilidades de supervivencia se verían reducidas por esa lucha.

Si hablamos en términos botánicos, el fruto es el ovario fecundado y maduro. Su pared se engrosa con el fin de proteger las semillas, y pasa a llamarse pericarpio. Con frecuencia otras partes de la flor contribuyen a su desarrollo, como el cáliz o el receptáculo.

Las angiospermas, es decir, las plantas con flores, fueron las últimas en aparecer, durante el Cretácico (hace unos 130-140 millones de años), pero gracias a sus frutos han conseguido tener mucho más éxito que las gimnospermas, pues estas últimas no protegen a sus semillas con lo cual tienen menos posibilidades de salir adelante.

¿Las gimnospermas tienen frutos?

Llegados a este punto es posible que sientas curiosidad por saber si las gimnospermas, esto es, los pinos, cipreses, y en definitiva todas las plantas que no tienen flores producen frutos. Pues bien, la respuesta a esa pregunta es no, pues para que un fruto pueda desarrollarse es necesario que haya flor y que esta tenga un ovario fértil.

Sin embargo, a menudo se confunden ciertas estructuras, como los conos o piñas, con frutos, pero en realidad no lo son. De hecho, sus semillas, en este caso los piñones, no se encuentran protegidos.

Tipos de frutos

Hay muchísimos tipos de frutos, tantos que se pueden clasificar de muchas maneras distintas. Pero a grosso modo, hay que diferenciarlos según su dehiscencia; es decir, dependiendo de si se abren de manera espontánea o no.

Dependiendo de cómo se abran y liberen las semillas, distinguimos estos tipos de frutos dehiscentes:

  • Biscida: ocurre cuando se combinan dos tipos de dehiscencia.
  • Circuncisa: es cuando la parte apical de la pared del fruto se rompe.
  • Foraminal: son frutos que tienen orificios por los que salen las semillas.
  • Sutural simple: es el que se abre por su sutura carpelar.
  • Sutural doble: es el que se abre por dos de sus lados.
  • Dental: cuando, al separarse una porción de los carpelos, se forman algunos dientes.
  • Placenticida: es el tipo de fruto que se abre por la parte media de las placentas.
  • Septicida: se da cuando se separan las paredes que forman los septos.

Tipos de frutos dependiendo del número de partes de la flor a partir de las cuales se forman

Frutos simples

Las manzanas son frutos carnosos

Los frutos simples son aquellos que se forman a partir de un pistilo. Este puede tener uno o varios carpelos, pero siempre fusionados. A su vez, se distinguen los frutos secos indehiscentes, que son los que no liberan a las semillas; los que derivan de un ovario que puede o no abrirse cuando madura; frutos secos que se abren solos una vez que terminan de madurar; y los carnosos.

Frutos complejos

Higos listos para su consumo

Los frutos complejos son los que se forman a partir de varias partes de la flor. Dentro de este grupo tenemos a los agregados que son aquellos formados por múltiples frutos que se desarrollan en la misma flor, como los higos o las frambuesas por ejemplo.

Tipos de frutos según el número de carpelos que los han formado

Dependiendo de si procede de un solo carpelo o de varios, encontramos los frutos monocárpicos o los frutos policárpicos. Estos últimos demás se clasifican según la formación de esos carpelos, en concreto, de si estaban soldados, en cuyo caso son frutos sincárpicos, o no (apocárpicos).

Así y todo, has de saber que aunque hay varias maneras de clasificar a los frutos, son muchos los que se pueden describir de dos o más formas distintas. Por ejemplo, un fruto puede ser a su vez simple y foraminal, lo que significaría que está formado por un solo pistilo y que posee algunos orificios de salida por los que las semillas salen una vez que maduran.

Ejemplos de frutos

Para acabar, vamos a ver algunos ejemplos de frutos:

  • Castañas: son producidas por el árbol Castanea sativa. Estos son frutos dehiscentes que contienen un máximo de tres nueces, y miden unos tres centímetros.
  • Dátil: es el fruto que produce la palmera Phoenix dactylifera. Se trata de bayas con forma oblonga u ovoidal que miden entre 3 y 9 centímetros, y que contienen una semilla.
  • Fresa: es un fruto complejo, formado por múltiples aquenios que se vuelven carnosos una vez maduros. Lo produce la planta Fragaria vesca.
  • Mango: es una drupa producida por el árbol Mangifera indica. Su tamaño varía, pudiendo ser redonda u oblonga, y pesar entre 50 gramos a 2 kilos.
  • Plátano: es una baya producida por las plantas del género Musa. Tiene forma curvada, alargada, y su cáscara es de color amarilla, verde o marrón por lo general.

¿Qué otros tipos de frutos conoces?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.