Tipos de garbanzos

imagen de cerca de unos garbanzos en un bol de cristal

Los garbanzos son alimentos que junto a otros elementos, se puede preparar ricos platos para el consumo humano. Tanto es así, que hoy día puedes encontrar una enorme variedad de recetas para hacer. Sin embargo, hay mucha información que se desconoce de ellos, tanto de sus propiedad como de sus nutrientes. Pero lo más importante aún y que muchos ignoran, es la variedad de garbanzos que existen.

Así que el día de hoy te mencionaremos algunos tipos de legumbres más vendidas y consumidas, de tal manera que puedas diferenciar cada una de ellas y sepas qué plato se puede realizar dependiendo del tipo de garbanzo.

Algunas propiedades de los garbanzos

bol de cristal lleno de garbanzos

Antes de comenzar de lleno con los tipos, queremos que sepas que el consumo de garbanzos trae excelentes beneficios para las personas. La gran mayoría de los garbanzos poseen cerca del 20% de proteína vegetal por cada 100 gramos que consumas. A esto se le añade que son grandes fuentes de proteínas, potasio, vitaminas del complejo B, hierro, minerales y más. Así que no tienes ninguna razón para no consumir algún tipo de garbanzo.

Diferentes tipos de garbanzo

De entrada te decimos que existen alrededor de 40 especies diferentes de garbanzo. A continuación nombraremos aquellas que son las más relevantes y las que mayormente son consumidas en España.

Castellano

Se le conoce también como garbanza y es el más conocido de todos los tipos. Su aspecto tiene forma de esfera con una tonalidad amarilla o crema, según su punto de maduración.  De igual forma, posee una especie de pico un tanto pronunciado en uno de los extremos y su piel tiende a ser arrugada. Y es gracias a esta característica de la piel que los usos en la cocina son cuantiosos.

Blanco lechoso

Para encontrar un cultivo de este garbanzo tendrás que visitar Andalucía o Extremadura para ver de cerca plantaciones de Blanco Lechoso. La razón por la cual se cultiva esta especie es gracias  a la gran calidad del garbanzo en sí. Casi parecido a la primera variante, esta tiene una tonalidad crema, pero tendiendo hacia lo blanco. 

Pero lo que lo diferencia de la anterior es que la forma de este grano es plana y alargada. En cuanto a texturas, es bastante firme y una vez se cuecen, adquieren una consistencia suave ideal para preparar guisos o elaboraciones contundentes.

Venoso Andaluz

Este grano tiene procedencia de los campos de Granada y al igual que los dos anteriores granos, tiene relación con la familia kabuli. En cuanto a la forma de este garbanzo, es alargado y su tamaño es grande en comparación con otros garbanzos.

Una vez que el Venoso Andaluz es preparado, su sabor es intenso y con buena acentuación. Esto lo hace una opción perfecta para la elaboración de potajes y pucheros.  Aunque si este no es tu gusto, bien puedes utilizar este garbanzo para preparar ensaladas o cremas. Inclusive, es tan versátil que se puede preparar harinas de legumbre con este tipo.

Chamad

garbanzos en un plato

El aspecto de este garbanzo tiene mucha similitud con los durazno, pero con una versión muchísimo más pequeñaEs conocida en castellano como el fruto de la hidratación y su cultivo se ve principalmente en Andalucía, aunque también en Granada hay lugares donde cultivan Chamad. En cuanto a su forma se refiere, podemos decir que su aspecto es curvo en el pico que posee en la parte inferior. 

Su color es de una tonalidad cremosa y su textura una vez que se cocina es suave, aunque la intensidad de su sabor no sea tan fuerte si se le compara con otros de sus parientes.  Cabe mencionar que se puede cocinar o preparar puré y cremas con este tipo de garbanzo.

Pedrosillano

En este caso es un garbanzo de un tamaño sumamente pequeño y con una forma esférica. Lo normal es que su cultivo se vea principalmente en pueblos como Salmantino  de Pedrosillo el Ralo.  Aunque también es muy común ver plantaciones de este tipo de garbanzos en provincias como Andalucía, Castilla la Mancha y Castilla y León. En cuanto a su piel, es suave al tacto y se encuentra dividida por una línea que pasa por todo el centro

Un dato curioso de este tipo de garbanzo es que a la hora de cocinarlo, necesita mayor tiempo de cocción que el resto de las ya mencionadas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.