Tipos de Guzmania

La guzmania es una bromelia tropical

Las bromelias del género Guzmania son muy interesantes para tener en una habitación en la que entre mucha luz a través de una ventana y/o puerta cristalera, o incluso para un rincón del jardín que quede protegido del viento y de las heladas.

Además, hay que decir que se han identificado varios tipos de Guzmania, hasta el punto de que puede ser complicado elegir solo una variedad. De hecho, como quedan muy bien cuando se combinan, te recomendamos conseguir varios ejemplares distintos. El efecto que conseguirás de buen seguro que te gustará.

¿Qué tipos de Guzmania hay?

El género Guzmania se compone de 212 especies originarias desde el sur de América del Norte hasta Sudamérica, siendo en América Central donde se concentra el mayor número de ellas. Por lo general, no tienen tallo, y si lo tienen, es corto. Todas ellas crecen produciendo hojas arrosetadas, más o menos anchas y/o largas, pero siempre enteras.

Su forma de multiplicarse es o por semillas, o más comúnmente por los estolones (hijuelos) que deja tras florecer en verano. Cuando el tallo floral se seca, las hojas también mueren, dejando como descendencia las semillas y sus hijuelos. Además, sus flores brotan pronto, por lo que son plantas que viven pocos años.

Artículo relacionado:
¿Qué son y para qué sirven los estolones?

Estas son las más interesantes:

Guzmania eduardii

La Guzmania eduardii es una bromelia pequeña

Imagen – Wikimedia/Timm Stolten

Esta es una guzmania de 40-70 centímetros de alto nativa de Colombia y Ecuador que produce hojas verdes y carece de tallo. De su centro brota una inflorescencia de hasta 10 centímetros, la cual está formada por brácteas (o falsos pétalos) de color rojo brillante.

Guzmania lingulata

La Guzmania lingulata es una bromelia de flor roja

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

La Guzmania lingulata es conocida como flor del incienso, y es originaria de México. Crece hasta alcanzar una altura de 16-29 centímetros, y desarrolla hojas verdes. Sus inflorescencias tiene brácteas de color rojizo.

Guzmania monostachia

Esta es una bromelia originaria desde México hasta América del Sur, donde crece en las regiones tropicales. Alcanza una altura aproximada de 40 centímetros, y sus hojas de color verde. La inflorescencia surge del centro de la planta, y es erecta, con brácteas rojas.

Guzmania osyana

La Guzmania osyana es una planta epífita

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Esta es una especie de guzmania endémica de Ecuador, donde se encuentra en peligro de extinción por pérdida de hábitat. Crece hasta alcanzar una altura aproximada de 40 centímetros, y produce hojas verdes, así como inflorescencias rojas.

Guzmania rubrolutea

La Guzmania rubrolutea es una planta bonita

Imagen – Wikimedia/BotBln

La Guzmania rubrolutea es una especie endémica de los bosques de montaña de Ecuador, donde se encuentra en peligro de extinción por pérdida de hábitat. Su altura una vez llega a la edad adulta es de unos 40-50 centímetros, y sus hojas son verdes. La inflorescencia es rojo-amarillenta, de ahí el apellido (rubrolutea).

Guzmania sanguinea

Vista de la Guzmania sanguinea

Imagen – Wikimedia/Oeropium

Esta es una variedad muy interesante, endémica de Centroamérica y especialmente de Ecuador. Su altura es de hasta 150 centímetros cuando florece, por lo que es una de las más grandes del género. Sus hojas son verdes, y en cambio las inflorescencias son de color anaranjado/rojizo.

Guzmania subcorymbosa

Vista de la Guzmania subcorymbosa

Imagen – Wikimedia/Arnaud Fafournoux

La Guzmania subcorymbosa es una variedad originaria de Colombia, Costa Rica y Panamá que alcanza una altura de hasta 70 centímetros cuando florece. No tiene tallo, por lo que es acaule, pero sí produce numerosos estolones. Las hojas son verdes y tienen estrías de color verde pálido por toda su superficie. En cuanto a las flores, se agrupan en inflorescencias rojas.

Guzmania wittmackii

La Guzmania es un tipo de bromelia tropical

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Este es un tipo de guzmania que encontrarás silvestre en Colombia y en Ecuador. Es una de las de mayor tamaño, sino la que más, pues cuando florece produce un tallo floral de hasta 100 centímetros de alto. La roseta de hojas »solo» mide unos 30-40 centímetros de alto. La inflorescencia es rojiza o lila dependiendo de la variedad o cultivar.

¿Cómo se cuida una Guzmania?

Si quieres tener una guzmania pero no tienes claro cómo cuidarla, aquí van unos cuantos consejos:

  • Ubicación:
    • Exterior: puede estar en semisombra o sombra. Por ejemplo, debajo de un árbol puede quedar muy bonita. Eso sí, si en tu zona hay heladas, tenla en maceta para poder resguardarla del frío.
    • Interior: en la habitación ha de entrar mucha luz natural, y además la planta debe quedar lejos de las corrientes de aire. La humedad ambiental es importante que sea alta también, algo que se puede conseguir colocando recipientes con agua alrededor.
  • Riego: más o menos unas 3 veces a la semana durante el verano. El resto del año la frecuencia será más baja, puesto que la planta no solo crecerá más lento si no que la tierra tardará más en secarse.
  • Tierra o sustrato: usar una mezcla de mantillo y arena gruesa (tipo akadama o pómice), a partes iguales. También, cuando el clima es tropical húmedo, es interesante tenerla sobre árboles.
  • Abonado: es muy recomendable abonar a la guzmania con un fertilizante para plantas de flor o plantas verdes, siguiendo las indicaciones del envase.
  • Rusticidad: estas plantas son muy sensibles al frío. De hecho, la temperatura mínima no debería ser de menos de 15ºC.

¿Qué hacer cuando se seca la flor de la Guzmania?

Como hemos comentado arriba, las guzmanias después de florecer se mueren. Pero ese no es el fin de las plantas, ya que mucho antes de morir brotan hijuelos. Estos son los que quedarán cuando la »planta madre» se seque.

¿Qué hacer con ellos? Bueno, dependerá de ti. A mí por ejemplo me gusta dejarlos en la maceta o en el suelo -dependiendo de dónde se estén cultivando-, pues los hijuelos a medida que crecen van ocupando el espacio que su madre ha dejado vacío. 

Otra opción es sacarlos y plantarlos en macetas individuales, o en otras zonas del jardín, algo que se puede hacer en primavera.

¿Cuándo se trasplanta la Guzmania?

La guzmania florece una vez

La Guzmania se trasplanta en primavera, pero solo cuando es necesario; es decir, que solo se debe hacer si:

  • La maceta se le ha quedado pequeña: si se le salen raíces por los agujeros de drenaje, y/o si se ve que no puede continuar creciendo más.
  • Se sospecha que se ha regado demasiado: en este caso, hay que sacarla, envolver sus raíces con papel absorbente de cocina en varias capas, y dejarla en un lugar seco y a resguardo del sol directo una noche. Pasado ese tiempo, se plantará en una maceta nueva con tierra también nueva.

Espero que esta información te haya sido de interés.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.