¿Cómo se ha cuidar el tomate cherry en maceta?

Los tomates cherry pueden cultivarse en macetas

Los tomates cherry son unas de las variedades de tomateras que mejor se adaptan a vivir en macetas. Como son plantas que no crecen mucho, y que además producen frutos más pequeños, no necesitan tanta tierra para crecer. Por este motivo, si quieres cultivar los tuyos propios y deseas hacerlo en tu patio, terraza o balcón por ejemplo, podrás hacerlo de manera muy sencilla siguiendo nuestros consejos.

Unos consejos que, como vas a ver, son muy sencillos de poner en práctica. Con ellos, es muy probable que consigas una muy buena cosecha. Si no nos crees, a continuación te diremos cómo cuidar tomates cherry en maceta.

Elige una maceta adecuada para tu tomatera cherry

El tomate cherry se puede tener en maceta

La maceta es donde va a crecer, donde va a estar durante varios meses, por lo que es importante que sea del tamaño adecuado para ella y que además tenga orificios en su base. Pero además, hay que tener en cuenta que, si bien la planta es pequeña, puede necesitar al menos un trasplante hasta que finalmente se tenga en su última maceta.

Esto debe ser así porque si ponemos una plantita que mide apenas diez centímetros de altura y que tiene un cepellón de raíces de unos 2 o 3 centímetros, en un recipiente de 40 centímetros de diámetro (por ejemplo), el riesgo de que termine pudriéndose es muy alto, debido a que va a tener un exceso de tierra húmeda. Para evitar estos problemas, se debe de tener paciencia, e ir plantándola en un recipiente unos diez centímetros más ancho y alto cada vez que le salgan las raíces por los agujeros.

Ponle un sustrato rico en materia orgánica

Para conseguir una mejor cosecha, es muy recomendable plantarla en una maceta con sustrato específico para huerto urbano (en venta aquí), o bien se puede hacer la siguiente mezcla: 60% mantillo + 30% perlita + 10% humus de lombriz. También valdrá el llamado sustrato universal de ciertas marcas conocidas, como Flower o Fertiberia (en venta aquí).

Ahora bien, sí te aconsejo no comprar sustratos demasiado baratos ni pesados, puesto que estos suelen tener restos de materia orgánica sin triturar (como ramas u hojas), y a veces puedes encontrarte con alguna sorpresa desagradable, como huevos de insectos o esporas de hongos.

Riega a tu tomate cherry varias veces por semana

El tomate cherry necesita agua con frecuencia, sobretodo cuando se tiene en maceta, y aún más durante el verano. Como se debe poner en un lugar soleado para que crezca en condiciones, la tierra se seca con rapidez. Por lo tanto, hay que estar pendientes de que no se seca del todo, pues de ocurrir, veremos que los tallos parece que »cuelgan» y que la planta se ve triste.

Durante una ola de calor puede ser necesario regar todos los días. Esto dependerá mucho de las temperaturas que haya y de la propia tierra que le hayamos puesto. Si tienes dudas, comprueba la humedad introduciendo un palito de madera, tal y como explico en este vídeo:

Abónalo durante toda la temporada

Las tomateras cherry se han de abonar desde que miden unos 10 centímetros de alto, hasta que los tomates maduran. Y como estos son comestibles, usaremos abonos de origen orgánico para conseguir mejores resultados. Esto significa que nos vendrán muy bien por ejemplo el guano (en venta aquí), el abono de algas, el estiércol, o el humus de lombriz (en venta aquí).

Pero eso sí, si compramos abonos en polvo o granulados, tendremos que echar un poco, no más de un puñado por planta. Luego lo mezclamos un poco con la tierra, y regamos. En el caso de que usemos abonos líquidos, seguiremos las indicaciones de uso.

Pon tu tomate cherry en maceta al sol

Los tomates cherry pueden tenerse en macetas

Esto es muy importante. La tomatera necesita mucho, mucho sol para crecer recta y fuerte. Por es que se da tan bien en balcones, patios o terrazas que están expuestos a la luz del astro rey durante todo el día. Por ello, es conveniente que incluso el semillero se exponga a la luz del sol, incluso aunque todavía no hayan germinado las semillas. De esta manera, verás que crecen mucho mejor.

No es una planta que pueda estar en sombra ni en interior.

Realiza tratamientos preventivos para que no tenga plagas

Seguramente hayas oído decir aquello de que más vale prevenir que curar. Pues bien, esto también se puede aplicar a las plantas. Además, las tomateras pueden tener muchas plagas: cochinillas, orugas, trips, mosca blanca… ¿No te gustaría hacer algo para evitar que las tengan? Eso puedes hacerlo tratándolas una vez cada quince días con tierra de diatomeas por ejemplo.

Este es un insecticida ecológico que parece harina. Lo que has de hacer es mojar la planta con agua, y luego echarle tierra de diatomeas por encima, por ambas caras de las hojas, tallo, y también por la tierra. Eso sí, hazlo a última hora de la tarde, cuando ya no le dé el sol. Así no se quemará (algo que sí ocurriría si le diese, puesto que los rayos del astro rey, al impactar contra las hojas mojadas, crearían el efecto lupa, y por lo tanto las dañarían).

Así que, sí, podrás tener tomateras cherry en maceta. Que tengas una buena cosecha.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.