Tomate moruno

cultivo de la tomatera

Los tomates son una hortaliza tan preciada en todo el mundo que hoy en día existen miles de variedades de diferentes colores, formas y tamaños. Hay tipos de tomates que se adaptan a las características climáticas de cada rincón de España. Además, existe una gran variedad de variedades para todos los gustos y necesidades. Se trata de una auténtica colección con diferentes usos de distintas calidades: tomates para ensaladas, tomates para relleno, tomates especiales para conservas, tomates fritos, tomates para gazpacho, etc. Una de las variedades que más llama la atención es el tomate moruno.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son las características y cultivo del tomate moruno.

Tomate moruno

sembrar tomates

El tomate moruno es un verdadero milagro. Se cultiva en muchas partes de España, aunque son especialmente conocidos los tomates de Aranjuez y Las Pedroñeras. También encontramos tomates mole de caliza, comunes en Huete. Es una variedad dulce con la cantidad justa de acidez y carne jugosa. Su piel es fina y firme, y hay pocas semillas. Tiene un sabor fuerte y un aroma fuerte.

Hernán Cortés trajo tomates de América a principios del siglo XVI. Los tomates tardaron al menos dos siglos en entrar en las despensas europeas y extenderse como cultivo. Desde que los tomates llegaron a España, los agricultores locales han seleccionado las plantas que mejor se adaptan a las condiciones locales de suelo, agua y temperatura. Obtén el mejor sabor de esta manera.

Cultivo del tomate moruno

tomate moruno

Temperatura

La planta de tomate moruno es una planta que se adapta bien a una variedad de climas. La excepción son los climas propensos a las heladas, a los que los tomates son sensibles. De hecho, dependiendo del desarrollo vegetativo del tomate, requiere un periodo libre de heladas de 110 días sin sufrir pérdidas de rendimiento.

En el cultivo del tomate, el rango óptimo de temperatura se muestra en la siguiente figura:

  • Temperatura nocturna: 15-18 ºC
  • Diurna 24-25 ºC
  • Temperatura ideal de floración: 21 ºC
  • Temperatura ideal para el desarrollo vegetativo: 22-23 ºC
  • Parada del desarrollo vegetativo: 12 ºC
  • Las temperaturas por debajo de los 7 ºC no son beneficiosas.

Como ves, necesita crecer en un rango de temperatura alto, con un óptimo por encima de los 20ºC. Si consulta la tabla de la FAO sobre temperaturas negativas y heladas, encontrará que el tomate es una de las hortalizas más afectadas por el frío (por ejemplo, pimientos, patatas, lechuga, etc.). Su punto de congelación es de unos -0,5 ºC.

Humedad y suelo

En cuanto a la humedad para la siembra del tomate, las plantas de tomate requieren una humedad moderada, no más del 70%. Si superamos estos valores, se favorece el crecimiento de hongos.

El tomate moruno no es muy exigente en el suelo. Prefiere suelos profundos y bien drenados. El sistema de raíces es poco profundo y la adaptabilidad a suelos pobres es mejor. Nos atenemos a las características del drenaje, porque el riego excesivo, el suelo no puede absorber el agua lo suficientemente rápido, puede causar anegamiento, pudrir las raíces, lo que conduce al desarrollo de enfermedades.

El pH ideal para el cultivo del tomate es cercano al neutro (7), lo que debe corregirse con enmiendas en el caso de suelos ácidos o alcalinos. Estas correcciones deben hacerse al mismo tiempo que la preparación del suelo, no plantando plantas de tomate en el suelo. En cuanto al contenido de materia orgánica, el porcentaje mínimo de contenido en el suelo está en torno al 1,5-2%. Si los niveles son bajos, considere agregar materia orgánica o compost.

Laboreo previo para sembrar el tomate moruno

tomate moruno semillas

Se debe hacer un trabajo profundo y se debe aplicar allí el suscriptor de fondo que mencionamos anteriormente. No se recomienda el nitrógeno como fertilizante de base para la siembra de tomates. Sólo se recomienda si el terreno es muy pobre o si el contenido de nitrógeno es muy bajo. Se recomiendan niveles de sulfato de amonio de 300-400 kg/ha para corregir estas deficiencias.

Sin embargo, se recomienda incorporar fósforo al suelo, ya que contribuye significativamente al desarrollo de la raíz y la floración del tomate. Un ejemplo podría ser la adición de superfosfato como fertilizante de fondo. Para que la fruta se desarrolle correctamente, necesita un fertilizante a base de potasio. Se recomienda un valor en torno al 5-10% (capacidad de intercambio catiónico) en el suelo, por lo que se recomienda añadir 400-500 kg/ha de sulfato de potasio.

Plantación y riego

El marco de plantación al plantar en suelo determinista es variable, dependiendo del espacio que tengas disponible. Si tienes o quieres utilizar muy poco espacio, puede ser de 0,3 m entre plantas y 0,5 m entre hileras, o de 0,5 m entre plantas y 0,7 m entre hileras.

Estos maceteros se pueden reducir, cuanto más blanda sea la tierra mejor, con carácter. Por ejemplo, si instalas un bancal más profundo en tu huerto ecológico, el área de plantación se reducirá.

Las raíces de las plantas del tomate moruno no necesitan excavar ni buscar nutrientes, ya que siempre tienen suficiente a mano. Entonces no hay competencia entre cultivos (o si hay competencia, hay poca competencia). En consecuencia, el marco de plantación ha aumentado significativamente. Dadas las altas temperaturas del verano, las plantas de tomate necesitan una humedad constante. No dejes que el suelo se seque. Si bien cada huerto es un mundo, sobre todo por su zona geográfica y clima.

Mantenimiento, plagas y enfermedades

Sí, aunque se puede pensar que solo se podan los árboles y los arbustos, también se pueden podar las hierbas para aumentar el rendimiento y equilibrar el crecimiento. La poda en el cultivo del tomate moruno constituye una poda formativa, es decir, la eliminación de tallos laterales demasiado largos, enfermos, viejos, etc.

Tenemos plagas y enfermedades típicas de la época donde se cultiva la tomatera, y de las Solanáceas.

Entre las plagas:

  • Araña roja (Tetranychus spp.)
  • Heliothis (Helicoverpa armígera)
  • Mosca blanca (Bemisia tabaci)
  • Minadores (Liriomyza spp.)
  • Polilla del tomate (Tuta absoluta)
  • Trips (Frankliniella occidentalis)

Y entre las enfermedades:

  • Mildiu (Phytophthora infestans)
  • Oidio (Leveillula taurica)
  • Podredumbre gris (Botrytis cinerea)

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el tomate moruno y su cultivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.