Trachycarpus fortunei: cuidados

La hoja del trachycarpus fortunei es verde

Imagen – Wikimedia/Vera Buhl

El Trachycarpus fortunei es una de las especies de palmeras más resistentes al frío, y que además soporta bien el calor, motivo por el que se cultiva tanto en los jardines tropicales y subtropicales, como en los templados. Aunque su ritmo de crecimiento es más lento que el del Chamaerops humilis, una palmera que se parece mucho a nuestro protagonista cuando se le quitan los tallos manteniéndolo solo con uno, es bastante más rústico.

Así que, sin ninguna duda, es una planta de gran interés para cultivar en zonas donde, por ejemplo, las temperaturas bajan de los cero grados, y/o en aquellos donde hay poco espacio. Pero, ¿cuáles son los cuidados del Trachycarpus fortunei?

¿Maceta o suelo?

El palmito elevado es una palmera rústica

Imagen – Wikimedia/Manfred Werner – Tsui

El Trachycarpus fortunei, conocido como palmito elevado, es una palmera de un solo tallo (o falso tronco) que, por lo general, está cubierto de fibras (digo »por lo general» porque en las regiones cálidas no es raro encontrar ejemplares sin ellas ya que los jardineros se las quitan). Estas fibras le ayudan a protegerse del frío y de las heladas, por lo que si en tu zona las temperaturas bajan de los cero grados, no debes de quitárselas.

Además, hablamos de una planta que no ocupa mucho espacio, ya que si bien puede medir 10 o 12 metros de altura, su tallo o falso tronco es relativamente delgado: puede medir unos 30 a 40 centímetros de grosor. Por todo ello, podemos preguntarnos si es posible o no tenerlo en maceta durante toda su vida, o si es preferible que esté plantado en el suelo. Y la respuesta es que esto va a depender más de nosotros que de la propia planta.

Y es que el palmito elevado se adapta muy bien a vivir en el jardín, pero también en maceta. Lo que ocurre es que, si optamos por tenerlo en un recipiente, tenemos que plantarlo en uno más grande cada pocos años, 3 o 4, pues de lo contrario dejaría de crecer y se debilitaría. Cuando nuestro ejemplar mida más o menos 1 o 2 metros de altura, podremos plantarla en la maceta definitiva, que debe medir unos 80cm de diámetro (mejor si son 100cm) por más o menos lo mismo de alto. Como sustrato, le pondremos uno específico para plantas verdes que puedes comprar aquí.

¿Sol o sombra?

El palmito elevado es una palmera que tenemos que poner en un lugar expuesto al sol. Es muy, muy importante que no esté en sombra si queremos que crezca bien, con fuerza y salud. Las hojas necesitan estar expuestas a la luz del astro rey de forma directa para realizar sus funciones vitales, como la respiración o la fotosíntesis, con normalidad.

Por este motivo, no es muy buena idea tenerla dentro de casa, pues en esas condiciones no siempre tiene toda la luz que necesita y, por consiguiente, es cuando su salud puede debilitarse. Además, hay que tener en cuenta que resiste bien las heladas, así que no es necesario cultivarla dentro de casa.

¿Cuándo se ha de regar?

El palmito elevado es una palmera resistente al frío

Imagen – Wikimedia/Emcc83

Aunque soporta muy bien las heladas y nevadas, no le gusta demasiado la sequía. Por eso, tenemos que regar a nuestro Trachycarpus fortunei varias veces a la semana mientras dure el verano para que no se deshidrate. Y el resto del año, dado que la tierra permanece más tiempo húmeda, lo haremos una vez a la semana, o dos si dicha tierra se nota seca.

Utilizaremos agua de lluvia siempre que sea posible, en caso contrario servirá agua embotellada o de grifo apta para consumo. Eso sí, si lo tenemos en una maceta, es importante que no le pongamos un plato debajo de esta, pues si lo hacemos el agua que no se filtre quedará estancada en el plato, y si no la quitamos las raíces morirían ahogadas.

¿Se ha de abonar al Trachycarpus fortunei?

Uno de los cuidados que debemos de proporcionarle al Trachycarpus fortunei es el abonado. Este se hará durante la primavera y el verano, tanto si está en maceta como plantado en el jardín. Para esto, usaremos abonos o fertilizantes que sean específicos para palmeras como este, y siguiendo las indicaciones de uso para no correr el riesgo de sobredosis.

De este modo conseguiremos que crezca a buen ritmo, y que se mantenga preciosa.

¿Qué plagas puede tener?

El picudo rojo es una plaga de las palmeras

Imagen – Flickr/Katja Schulz

Es muy resistente, pero por desgracia es una de las víctimas potenciales de dos plagas que, si no se combaten a tiempo, pueden acabar con su vida en pocas semanas: el picudo rojo y la paysandisia. Ambas en su estado adulto no son peligrosas, pero cuando son larvas causan daños muy serios en las palmeras, como por ejemplo: galerías en el falso tronco, hojas que al abrirse se ven agujereadas, caída de hojas, desviamento de la hoja central, incluso puede hacer que florezca antes de tiempo para tener una oportunidad de producir semillas.

Para evitarlo, recomiendo hacer lo siguiente:

  • No podar las palmeras, nunca. Y en caso de ser necesario, eliminar solo las hojas que estén completamente secas en otoño, cuando el tiempo empiece a refrescar. Si hace en primavera-verano se corre el riesgo de que estas plagas dañen a nuestra planta, ya que el olor de las heridas de poda las atrae.
  • Cuando sean jóvenes, echarles agua por arriba al atardecer, cuando ya no les dé el sol una vez por semana. Así, si tienen larvas, se ahogarán.
  • Realizar tratamientos preventivos en primavera y verano con insecticidas que eliminen el picudo rojo y la paysandisia, como el clorpirifos y el imidicaloprid.

¿Cuál es su resistencia al frío?

El palmito elevado es muy resistente a las heladas y a las nevadas. Aguanta temperaturas de hasta 15ºC grados bajo cero (-15ºC) siempre que sean heladas de corta duración. Ahora bien, con valores tan bajos, podemos esperar que pierda alguna o casi todas sus hojas, pero se recuperará en primavera. Si no queremos que le pase eso, podremos tapar su corona de hojas con una tela antiheladas que puedes conseguir aquí.

¿Tienes algún Trachycarpus fortunei? Esperamos que ahora consigas que esté más bonito.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.