La purpurina (Tradescantia pallida)

Hoy vamos a hablar de una planta cuyo color no es común en el resto. Se trata de la purpurina o amor de hombre. Su nombre científico es Tradescantia pallida y hay gente que no está de acuerdo con el nombre común de “amor de hombre”.  Es originaria del este de México de la zona de Tamaulipasa a Yucatán. Es una planta perfecta para decorar las casas por su color exótico y sus pocos cuidados que necesita.

En este artículo vamos a comentarte todas las características de la purpurina y los cuidados que necesita. ¿Quieres saber más sobre ello? Sigue leyendo 🙂

Características principales

Se trata de una planta que resiste bien numerosos ambientes y situaciones. Necesitan bastante luz y no soportan bien los lugares sombríos y demasiado húmedos. Sin embargo, son capaces de adaptarse a casi todo tipo de climas y suelo siempre y cuando permanezca a la exposición de luz directa.

Su nombre común procede obviamente del color púrpura de sus hojas. Es una plata vivaz con un porte rastrero de 1 metro de diámetro. Lo más normal es que no pase los 30 cm de altura ya que posee tallos que no son demasiado fuertes. Para hacer que crezca saludablemente y lo más larga posible debemos apoyarla sobre la pared o alguna otra estructura para que vaya creciendo.

Las hojas son del tipo lanceolada y se encuentran mayoritariamente rodeando al cuello del tallo. Poseen una longitud de unos 7cm y unos 3 cm de anchura. Cuando florece, lo hace con flores pequeñas que suelen tener solamente 1 cm de diámetro. Son unas flores que se encuentran agrupadas formando una estructura terminal de los tallos. Suele florecer en la época de primavera y verano cuando las temperaturas son más altas.

En invierno es capaz de aguantar temperaturas de entre 8 y 10 grados, aunque si la colocamos al sol directo no habrá problemas. La mejor temperatura que puede tener para que su estancia sea óptima es de unos 18-20 grados.

Es una planta colgante que puede tolerar ambientes más secos. Aún así, si durante el verano el calor aprieta bastante y el ambiente está demasiado seco, hay que aumentar la frecuencia de riego. Lo importante aquí es mantener el sustrato húmedo siempre para que la planta pueda estar al aire libre y no tener problemas. Por otro lado, en invierno habrá que reducir los riegos.

Usos de la Tradescantia pallida

Esta planta es muy utilizada en patios. Es perfecta para hacer una buena combinación de colores con otras flores. Le aporta el toque exótico que necesita nuestro patio o jardín y que concuerda bien con colores de las paredes de todo tipo. También la podemos tener en macetas, en bonitas cestas colgantes o en jardineras. Al ser una planta colgante, le estaremos dando más diversidad a la decoración de nuestros exteriores e interiores.

La única pega que se le puede ver a esta planta es que tiene gran poder invasor. En muchas plantaciones donde se cultivaba la purpurina se ha conseguido escapar de la zona de cultivo y se ha multiplicado exageradamente hasta tal punto de que es considerada maleza. Por ello, hay que tener cuidado en el jardín porque podría invadir el espacio vital de otras plantas.

También es empleada en muchos jardines públicos en las ciudades, para la decoración de numerosas rotondas e incluso colgadas en muchas cornisas. Es toda una planta decorativa exótica que merece la pena tener.

Dentro de la familia Tradescantia también nos encontramos a otros ejemplares preciosos para la decoración como lo son Tradescantia zebrina, Tradescantia fluminensis, Tradescantia albiflora, Tradescantia spathacea, Tradescantia sillamontana, Tradescantia brevicaulis, Tradescantia multiflora, y Tradescantia virginiana.

Uno de los usos más comunes es el de cubrir las plantas de hojas más grises o amarillos por la estupenda combinación de colores que nos otorga. Combina muy bien con otras plantas como lo son Pachystachys lutea, Phlomis fruticosa, Euryops pectinatus, Centaurea, Artemisia, Santolina y Cineraria maritima

Cuidados de la purpurina

Como hemos mencionado antes, la capacidad de esta planta para adaptarse a todo tipo de climas, ambientes y terrenos es totalmente espectacular. Tan sólo necesita una exposición al sol directo o evitar zonas demasiado sombrías y/o húmedas. No son nada exigentes en cuanto al tipo de suelo. Son capaces de hasta prosperar en suelos calcáreos.

La plantación es aconsejable hacerla en la época de primavera que es cuando las temperaturas son más altas y tienen más energía y horas de sol para adaptarse a los nuevos ambientes. Es importante tener esto en cuenta, ya que la planta necesita un periodo de tiempo suficiente para poder adaptarse al nuevo tipo de suelo y a las condiciones climáticas. Durante la época de primavera no hay heladas ni bajas temperaturas. Recordamos que su temperatura óptima ronda entre los 18 y 20 grados.

A la hora de regarla, necesitaremos un riego más abundante en la época de verano y primavera. Siempre hay que mantener el sustrato húmedo. Si comienza a secarse ya es indicio que hay que regar. En invierno es más fácil que la planta no se tenga que regar tan a menudo, ya que el sustrato se mantiene más tiempo húmedo y las precipitaciones lo riegan por sí solo.

Tareas de mantenimiento y multiplicación

Para un crecimiento óptimo, es aconsejable abonarlo una vez al año con algún fertilizante orgánico. El compost natural puede ser una buena opción. Podemos fabricar nuestro propio compost para que sirva de abono para nuestras plantas. La época en la que debemos abonar es en primavera para que pueda aprovechar al máximo todos los nutrientes y florecer en más cantidad.

Esta planta no requiere de mucho mantenimiento, pero si queremos que se mantenga vivaz y en perfectas condiciones hay que hacer algunas tareas como la de podarla a principio de primavera. Así estaremos garantizando que se eliminaran las ramas más viejas y dejaremos espacio para las nuevas. Además, estaremos controlando su crecimiento para evitar que se convierta en una planta invasora.

Es bastante resistente a plagas y enfermedades, por lo que no tendrás muchos problemas. A partir de esquejes en primavera, verano u otoño, es bastante fácil su multiplicación. Por ello, ten cuidado con que no se extiendan demasiado.

Espero que con esta información puedas saber más sobre la purpurina.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.