Transpiración de las plantas

La transpiración de las plantas es la evaporación del agua que pierden

Si bien es sabido que los vegetales durante el día producen oxígeno mediante la fotosíntesis y por la noche expulsan dióxido de carbono para realizar el proceso llamado «respiración», pocos saben lo que es la transpiración de las plantas. Se trata básicamente de la evaporación del agua que pierden las mismas.

¿Pero por qué pasa? ¿Qué beneficios sacan las plantas con la pérdida de agua? Todas estas preguntas y más vamos a responder en este artículo. Asique si quieres saber más sobre las transpiración de las plantas, sigue leyendo.

¿Qué es la respiración y la transpiración de las plantas?

La transpiración y la respiración de las planas no son lo mismo

Comenzaremos aclarando dos conceptos distintos: La respiración y la transpiración de las plantas. Ambas son igual de importantes, pero no son lo mismo.

La respiración de los vegetales se basa en el uso de los azúcares y el oxígeno producidos en la fotosíntesis con el fin de generar energía para su crecimiento. Se puede decir pues que es lo opuesto a la fotosíntesis. Para ello, las plantas utilizan el CO2 (dióxido de carbono) que se encuentra en el ambiente para producir oxígeno y azúcares. Mientras que la fotosíntesis se lleva a cabo durante el día, la respiración se realiza por la noche. Además, se produce por todas las células vivas del vegetal, pero el intercambio de gases tiene lugar mayoritariamente en los estomas, que son más abundantes en las hojas.

13

En cuanto a la transpiración, se trata de la pérdida de agua en forma de vapor que realizan las plantas vasculares mediante los estomas. Este proceso es esencial para que la savia bruta sea capaz desplazarse desde el suelo (por las raíces) hasta la hoja y para el control de la temperatura de la planta. Sin embargo, sólo una pequeña parte del agua que llega a las hojas es utilizada para la fotosíntesis, pues la función principal de esta es eliminar en forma de vapor todo el agua que no utilizan las plantas.

Normalmente resulta bastante difícil distinguir la evaporación del agua proveniente del suelo de la transpiración de las plantas. Por ello, a todo este fenómeno se le llama «evapotranspiración». 

¿Cuál es la importancia de la transpiración de las plantas?

Que las plantas realicen la transpiración es de vital importancia para su crecimiento

Son varios los aspectos por los cuales la transpiración de las plantas resulta de vital importancia para las mismas.

Absorción del agua

En primer lugar está la absorción de agua. A pesar de que las raíces sólo retienen menos del 5%, esta agua es imprescindible para la estructura y el funcionamiento del vegetal. Entre los factores para los que el agua es fundamental se encuentran procesos bioquímicos y la creación de turgencia, la cual permite que la planta se mantenga erguida sin necesidad de huesos.

Control de temperatura

Después hay que mencionar el control de temperatura del vegetal. Básicamente, la evaporación causa un enfriamiento de la planta. Durante ese proceso, cuando el agua pasa al estado gaseoso, se libera energía. Se trata de un proceso exotérmico, ya que utiliza energía para romper los enlaces de hidrógeno, responsables de unir las moléculas de agua. Así se convierten en gas y junto a su energía son liberadas a la atmósfera, provocando el enfriamiento de la planta.

Artículo relacionado:
Plantas tintóreas

Obtención de nutrimentos

Otro aspecto a tener en cuenta con este método es la obtención de nutrimentos del suelo. Cuando la planta adquiere agua por las raíces, también obtiene nutrimentos esenciales para su buen crecimiento. Los expertos piensan que la transpiración de plantas aumenta la absorción de nutrimentos.

Entrada de CO2

También la entrada de dióxido de carbono gracias a la transpiración es muy importante. Durante este proceso, los estomas están abiertos para permitir el intercambio de gases entre la atmósfera y la hoja. De esta manera, durante la apertura de los estomas el agua sale, pero a la vez entra CO2 al vegetal. El dióxido de carbono es vital para que se pueda producir la fotosíntesis. No obstante, suele salir mucha más agua que la cantidad de CO2 que entra.

¿Cuáles son los tipos de transpiración en las plantas?

Existen varios tipos de transpiraciones vegetales

Los tipos de transpiración de los vegetales varían según el sitio donde tiene lugar el proceso. Por ello podemos distinguirlos de esta manera:

  • Transpiración estomática: La transpiración se hace mediante los estomas. Se trata de una vía controlable por el vegetal y representa aproximadamente el 90% del agua total perdida.
  • Transpiración lenticelar: El proceso tiene lugar por la lenticelas. La planta no controla esta vía y supone cuantitativamente un máximo del 10% restante. Además, cuando los estomas están cerrados, como por ejemplo por deficiencia de agua, este tipo de transpiración adquiere más importancia.
  • Transpiración cuticular: En este caso la transpiración se realiza por la cutícula. Al igual que en el caso de la lenticelar, el vegetal no tiene control sobre esta vía y a nivel cuantitativo no representa más del 10%. También es una vía cuya importancia aumenta cuando los estomas se encuentran cerrados. En las zonas áridas, las plantas xerófitas tienen unas hojas con cutículas muy gruesas que en algunas ocasiones están cubiertas de ceras. La transpiración cuticular en estos casos no supera el 1% del agua perdida por los estomas.

¿Cuáles son los factores que influyen en la transpiración de las plantas?

Los factores que influyen en la transpiración de las plantas son las propiedades del agua y la anatomía interna del vegetal

La transpiración de las plantas depende mayoritariamente de dos factores: Las propiedades del agua y la anatomía interna del vegetal. Cuando el flujo de agua por el xilema es mayor, el proceso de transpiración es más intenso. A medida que esto ocurre, la presión del xilema disminuye. Como consecuencia se agranda la diferencia entre la presión del xilema y la presión atmosférica, favoreciendo así la transpiración de las plantas.

Mediante la teoría tenso-coheso-transpiratoria se puede explicar el movimiento del agua en los vegetales. Esta se basa en varias propiedades del agua:

Artículo relacionado:
Carlos Linneo
  • La diferencia de electronegatividad entre el hidrógeno y el oxígeno.
  • El ángulo de enlace constituido por un total de dos enlaces covalentes y su longitud.
  • La polaridad de la molécula, que es la responsable se generar las fuerzas de adhesión y cohesión y la presión del vapor.
  • La formación de puentes de hidrógeno.

Espero que este artículo te haya ayudado a aclarar todas tus dudas acerca de la transpiración de las plantas y a saber diferenciarla de la fotosíntesis o de la respiración. Todos estos procesos sin vitales tanto para los vegetales como para nosotros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.