Las 9 mejores trepadoras para climas fríos

El frío es un serio problema para muchos jardineros, ya que a veces es realmente difícil encontrar aquellas plantas que pueden crecer bien en este tipo de climas. La mayoría de las que se venden en los viveros de las regiones templadas son especies adaptadas a unas condiciones específicas: primaveras suaves, veranos más o menos cálidos, otoños frescos y húmedos e inviernos durante el cual se puede producir alguna helada pero no demasiado fuerte.

¿Cómo encontrar trepadoras para climas fríos? Bueno, lo cierto es que en esos mismos viveros podemos adquirir alguna 😉 . Hay más especies rústicas de las que podríamos llegar a imaginar. Las que te voy a mostrar son sólo algunas de las más comunes… y bonitas.

Clematis (clemátide)

Los Clematis, o clemátides, son unas de las trepadoras más decorativas que existen. Hay unas 280 especies aceptadas, de hoja perenne y de hoja caduca, que producen unas flores espectaculares que pueden ser blancas, lilas o rojas. Estas plantas pueden alcanzar una altura de hasta 20 metros, por lo que son perfectas para cubrir pérgolas o trepar por muros o vallas, tanto a pleno sol como en semisombra. Resisten hasta los -9ºC.

Hedera (hiedra)

Lo sé: no hay trepadora más común que la hiedra. Seguramente la tengas ya muy vista, pero ¿sabías que hay de diferentes tipos? Además, como su follaje es perenne te puede servir para cubrir todo el año aquellas zonas que no te terminan de gustar, como puede ser un tronco de un árbol seco, o un muro. Ponla en semisombra y verás qué bonita se te pone; puedes incluso acostumbrarla al sol exponiéndola poco a poco y gradualmente al astro rey empezando en primavera. Resiste heladas de hasta los -6ºC.

Hydrangea anomala ‘Petiolaris’ (hortensia trepadora)

Las hortensias son unos arbustos que producen unas de las inflorescencias más decorativas que podemos ver en los climas templados-fríos durante la primavera. Pero la hortensia trepadora hace mucho más que producir flores bonitas: durante el otoño, su follaje se tiñe de color ocre claro antes de caer, y aparte de eso alcanza un desarrollo impresionante, de hasta 25 metros. Para crecer bien se ha de colocar en sombra o semisombra. Por el frío no te preocupes: aguanta hasta los -10ºC.

Jasminum nudiflorum (jazmín de invierno)

Conocido también como jazmín amarillo o jazmín de San José, esta trepadora de hoja caduca produce unas florecillas de color amarillo vivo durante la primavera que, si bien no tienen un aroma muy intenso, son muy decorativas. Es una planta perfecta para cubrir muros, paredes, celosías o vallas, independientemente del tamaño del jardín; hasta se puede tener en una maceta siempre y cuando esté a pleno sol. Resiste bien las heladas de hasta los -9ºC.

Lonicera (madreselva)

La madreselva es un arbusto de ramas sarmentosas que alcanza una altura de hasta 6 metros. Las hojas son perennes, y sus bellas y perfumadas inflorescencias surgen durante la primavera. Su ritmo de crecimiento es muy rápido, tanto que sus raíces, si bien no son invasivas, son extremadamente adaptables, muy rústicas. Por este motivo, sólo se recomienda tener como planta de jardín y no en maceta. Resiste el frío y las heladas de hasta los -6ºC.

Parthenocisssus (parra virgen)

Conocida también como viña virgen, viña del Canadá, enamorada del muro o enredadera de Virginia, es una de las trepadoras con las que más de una vez he soñado, y es que durante el otoño sus hojas se tiñen de un color rojo intenso que llama muchísimo la atención. Esta maravillosa planta trepadora caducifolia alcanza una altura de entre 10 y 15 metros, y lo más interesante es que se puede tener en cualquier exposición (sol, semisombra o sombra). Y sí, resiste el frío: hasta los -15ºC.

Rosal trepador

Los rosales ya de por sí son unas plantas muy queridas, pero ¿te imaginas estar debajo de una pérgola percibiendo el dulce aroma de sus flores? Si pensabas que esto era un sueño imposible… te equivocabas. Los rosales trepadores existen, y además son resistentes al frío. Y, como los arbustivos, florecen durante gran parte del año (desde primavera hasta el otoño). Soportan sin dificultades temperaturas de hasta los 8ºC.

Vitis vinifera (parra de uvas)

O uva parra, es una planta sarmentosa cuyas ramas trepan fijándose al soporte por medio de zarcillos. Sus hojas son caducas, muy ornamentales. Alcanza una altura de unos 3-4 metros, que es por lo que se recomienda tener en macetas o en jardines pequeños. A diferencia de las que hemos visto, producen frutos comestibles, las uvas, durante el otoño-invierno, y soporta hasta los -15ºC.

Wisteria (Glicinia)

Terminamos con una de las trepadoras para climas fríos que más suelen encantar (que no gustar 😉 ): la Wisteria. Conocida también como flor de la pluma, esta planta caducifolia produce unas inflorescencias colgantes de color lila o blanco en primavera. Crece hasta alcanzar una altura de 15 metros, pero se puede podar siempre que sea necesario. Debe de estar a pleno sol o en semisombra. Como curiosidad, decir que puede vivir más de 100 años, y que resiste las heladas de hasta los -10ºC.

¿Cuál te ha gustado más?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *