Trucos para cuidar plantas en macetas

Sedum rubrotinctum

Las plantas en maceta necesitan unos cuidados un tanto diferentes a las que están en tierra. Al tener menos sustrato, llega un momento en que será necesario trasplantarlas a tiestos mayores, ya que de lo contrario no podrían crecer y, además, se podrían debilitar mucho.

Para evitarlo, te vamos a dar una serie de trucos para cuidar de tus plantas en maceta. 

Trucos de riego

Regadera

1.- Cómo comprobar la humedad de la tierra

El riego es fundamental para que las plantas puedan crecer y vivir. Pero, ¿cómo hacerlo correctamente? Comprobando la humedad de la tierra. ¿Cómo? Hay varias maneras:

  • Introduciendo un palo delgado de madera (como el que se usan en los restaurantes japoneses): si al extraerlo sale limpio, es porque el sustrato está muy seco y, por lo tanto, hay que regarlo.
  • Introduciendo un medidor de humedad de la tierra.
  • Cogiendo la maceta nada más regarla, y de nuevo unos días más tarde. Así sabrás cuándo pesa poco, o lo que es lo mismo, cuándo se ha de regar.

Además, hay que tener muy en cuenta que, si se tienen plantas en interior, el plato que tengan debajo de las macetas se ha de vaciar al cabo de 30 minutos después de haber regado.

2.- Regando a la mejor hora posible

Por cierto, ¿sabes cuál es la mejor hora para regar? ¿Al mediodía? No. Las plantas se han de regar o por la mañana temprano o por la tarde-noche. Así se aprovecha mejor el agua. Evita mojar las flores y las hojas, pues se acaban dañando.

Elige el mejor sustrato

Albahaca

1.- ¿Cuál es el mejor sustrato para las plantas?

Tan importante como el agua es la tierra. Las plantas en maceta necesitan que la tierra tenga buen drenaje, de lo contrario, se pudrirán sus raíces. No todas las plantas necesitan el mismo sustrato, así que veamos cuál debemos elegir según el tipo de planta que sea:

  • Plantas acidófilas (arces, azaleas, camelias, etc.): se debe usar un sustrato específico para ellas, aunque si se vive en un clima cálido, como el mediterráneo, la mejor opción es mezclar 70% de akadama con un 30% de kiryuzuna.
  • Plantas acuáticas: se puede usar turba negra sola, pero es recomendable poner antes una primera capa de arena de río o de greda volcánica.
  • Plantas herbáceas de flor: son muy resistentes, por lo que se puede usar un sustrato de cultivo universal sin problema.
  • Plantas ornamentales leñosas (árboles y arbustos, incluyendo trepadoras): es muy recomendable mezclar 50% turba negra con 40% perlita y 10% abono orgánico en polvo (humus de lombriz, por ejemplo).
  • Palmeras: se aconseja mezclar 60% fibra de coco con 30% de perlita y 20% de abono orgánico en polvo.
  • Plantas suculentas (crasas y cactus) y caudiciformes: para que crezcan de maravilla y no se pudran, puedes mezclar 70% de pómice o de fibra de coco con un 30% de turba negra.
  • Plantas hortícolas: se recomienda mezclar 60% turba negra con 30% abono orgánico en polvo (humus de lombriz, estiércol de caballo, o incluso compost) con 10% de perlita.

2.- No hay que olvidarse de abonar

El sustrato puede acabar sin nutrientes, por lo que hay que abonar en primavera y verano, ya sea con abonos minerales o con los orgánicos. Los primeros están muy bien, pero no acaban de proporcionar todo lo que necesitan las plantas. Es cierto que tanto el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio (NPK) son fundamentales para que puedan vivir, pero no son los únicos.

Los abonos orgánicos suelen contener, además, esos microelementos que garantizarán el correcto desarrollo de las plantas y, por si fuera poco, las mantendrán sanas. Por este motivo, siempre es mejor abonar un mes con un abono mineral y al mes siguiente con uno orgánico, antes que utilizar sólo abonos minerales.

3.- Ni tampoco de trasplantar

Se ha de cambiar la planta de maceta (y renovar el sustrato) cada vez que las raíces se vuelvan visibles si miramos los agujeros de drenaje, a finales de invierno, o en primavera en el caso de las plantas de interior. Para ello, se darán unos golpecitos a diferentes lados del tiesto, se extraerá la planta con cuidado, y se plantará en una nueva maceta que sea, al menos, unos 4cm más amplia.

En el caso de que veas que tiene raíces que se han enredado fuera de la maceta, lo más recomendable es intentar desenredarlas, especialmente si se trata de una planta leñosa o de una palmera. Si hace falta, coge unas tijeras y corta la maceta con cuidado.

4.- Pon filtros de café para evitar perder sustrato

Que una maceta tenga agujeros de drenaje es fundamental para que el agua pueda salir, pero que el sustrato también se acabe saliendo es algo que no gusta a nadie. Para evitarlo, puedes poner filtros de café, que dejarán salir el agua, pero no la tierra. De esta manera, se evita tener que comprar sacos de sustrato tan seguido.

Las plantas, ordenadas y etiquetadas

Etiqueta

1.- Ordena tus plantas por tipos

Si eres como yo que te gustan todas las plantas, lo ideal es que las ordenes por tipos. Por ejemplo, en una mesa que esté expuesta al sol directo, poner los cactus y crasas; en otra que esté en semisombra, poner las plantas acidófilas, etc. De este modo, te será mucho más fácil cuidarlas.

2.- Etiquetas para llevar un control sobre tus plantas

Si quieres tener una colección de plantas, o si vas a sembrar semillas, es muy recomendable que pongas una etiqueta con el nombre de la planta, y la fecha de siembra si procede. Así podrás llevar un mejor control sobre todas tus plantas, y no te llevarás ninguna sorpresa, como por ejemplo ocurriría si te germinase una de la que no sabes el nombre ni nada.

Puedes usar un rotulador permanente para que te dure más. Eso sí, debes saber que si va a estar muy expuesta al sol, con el tiempo se borra. Por ello, cuando veas que empiezas a tener problemas para entender lo que pusiste en la etiqueta, repásalo.

Otra opción es escribir en la maceta, y luego taparlo con celo transparente.

Convierte cualquier cosa en una maceta

Flores en cubo

Hoy en día, el ser humano contamina mucho. Enseguida que algo está un poco roto, se tira en cualquier parte y se compra uno nuevo. Eso es un craso error. A las plantas les va a dar igual si están en un tiesto viejo o roto, en una maceta o en un neumático. Así que no dudes en usar cualquier cosa, repito, cualquier cosa (envases de yogur o de leche, cubos, carretillas,…) para tener un patio increíble. Sólo asegúrate de que tiene agujeros para el drenaje del agua.

Esperamos que estos trucos y consejos te sirvan para cuidar de tus plantas en maceta y, sobretodo, para evitar plagas y enfermedades, las cuales aparecen cuando se produce algún error en el cultivo.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

6 comentarios

  1.   Patricia dijo

    gracias, por tus consejos, son de mucha utilidad.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Me alegro de que te sean útiles, Patricia 🙂

  2.   Raùl Bonfanti dijo

    Hola Mònica. Muy interesante TODO.Te pido me indiques còmo y cuànto regar la Palma del Viajero,que està en un plantero, tiene 50 cm de alto. Gracias. Raùl.-

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Raul.
      Me alegro de que te sea de interés 🙂 .
      La Palma del Viajero te recomiendo regarla dos, máximo tres veces por semana en la época de más calor. El resto del año, 1 vez por semana.
      Riega empapando bien el sustrato.
      Un saludo.

      1.    Raùl Bonfanti dijo

        Muchas Gracias MONICA. Tus consejos me resultan de sumo interès. Atte. Raùl

        1.    Mónica Sánchez dijo

          Gracias a ti, Raul. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *