Tulipán papagayo

El tulipán papagayo es una flor muy peculiar

Son muchas las flores que se utilizan para decorar jardines, terrazas e interiores. No obstante, al final siempre se acaban viendo las mismas en todos los hogares. Para romper un poco con esta monotonía podemos optar por plantas más exóticas, únicas y especiales. Un ejemplo para ello sería el tulipán papagayo. Tiene un nombre curioso, ¿verdad? Pues le viene al pelo, ya que estas preciosas y vivaces flores se asemejan a una guacamaya que está desplegando sus coloridas alas.

A pesar de que se trate de una especie de tulipán, las puntas y los laterales rizados de los pétalos de esta flor pueden confundir a cualquier inexperto en la materia. Sin lugar a dudas, es una planta muy exótica y especial que no pasará desapercibida. Para poder cultivarla bien y disfrutar de sus bonitas flores, es importante que conozcamos sus características y cuidados.

Origen y características del tulipán papagayo

El tulipán papagayo se caracteriza por tener unos pétalos fruncidos

No es de extrañar que una planta tan llamativa como el tulipán papagayo cuente con registros bastante antiguos. Por ahora se sabe que este curioso vegetal lleva siendo documentado desde el siglo XVII. Las principales fuentes que afirman su existencia son varios retratos. No obstante, esta planta no acabó de agradar al público, pues tiene un forma bastante peculiar.

Seguramente os preguntaréis cómo habrá surgido un tulipán tan curioso y tan diferente a las demás flores de este tipo. Pues bien, sorprendentemente no se trata de una combinación de varias especies creada por el hombre, si no de un descontrol genético que tiene lugar durante la división celular de los tulipanes comunes.

Entre las características más destacables del tulipán papagayo se encuentran sus peculiares pétalos. Estos son coloridos y fruncidos. Es decir: No tienen nada que ver con los tulipanes que estamos acostumbrados a ver. Además, estas plantas tienen unas copas que pueden alcanzar hasta doce centímetros de diámetro. Habitualmente, sus estambres son negros mientras que el tallo es de color verde. De esta manera se crea un contraste muy intenso de colores, haciendo que el tulipán papagayo llame tanto la atención.

Hay que destacar que las características de sus pétalos, que hacen que estos vegetales sean tan diferentes respecto a sus parientes, no son heredables. En otras palabras: Cada planta es única e irrepetible, pues el descontrol genético que hemos mencionado anteriormente ocurre de forma espontánea durante el ciclo vital de los tulipanes comunes.

Variedades

Como cabe esperar, existen diferentes variedades del tulipán papagayo. Cada una de ellas ofrece una gama de colores diferentes. Estas combinaciones vivaces sumadas a la peculiar forma de la flor hacen que sea una planta muy llamativa y que no pasará desapercibida. Vamos a enlistar algunas de las variedades más espectaculares:

  • Apricot Beauty: Destaca por tener un color fuerte de albaricoque con rayas rosadas.
  • Black Parrot: Los colores de esta variedad son el negro y el violeta.
  • Blue Parrot: En este caso, el color es azul malva. Hay que destacar que el Blue Parrot ha sido considerado el mejor tulipán del siglo XX.
  • Erna Lindgreen: De color rojo brillante
  • Fantasy: Este tulipán papagayo tiene un color rosa fuerte. Su primera aparición fue en el año 1910. Se diferencia de los demás por poseer un talo más firme y recto.
  • Texas Flame: Se trata de una combinación entre los colores rojo y amarillo.
  • Weber’s Parrot: Los pétalos tienen un color blanco marfil con las puntas moradas.

Cuidados del tulipán papagayo

El tulipán papagayo es fácil de matnener

Al contrario de lo que podamos pensar, el tulipán papagayo resulta bastante fácil de cultivar, ya sea en el suelo del jardín o en maceta dentro de casa. Una opción excelente es cortar las flores cuando estén floreciendo y meterlas en un jarrón lleno de agua. Así podremos decorar nuestro hogar con estas peculiares y llamativas plantas, dándole un toque muy exótico.

Si queremos tener tulipanes papagayo, es importante que tengamos en cuenta que forman parte de la familia de tulipanes cuya floración es tardía. Por lo tanto, estas plantas comenzarán a florecer a finales de abril y también durante el mes de mayo. Teniendo en cuenta este detalle, podemos llegar a la conclusión de que los mejores meses para sembrar este vegetal son septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Planta los bulbos de tulipanes juntos
Artículo relacionado:
Consejos para plantar tulipanes

A la hora de sembrar tulipanes papagayo, es importante que los bulbos tengan una separación entre sí de siete centímetros y medio. Además, debemos colocarlos en un sitio donde sean salvaguardados, ya que son bastante sensibles a los cambios de temperaturas frías y clima húmedo. Una exposición continua al sol tampoco es buena, pues provoca que las flores sean casi planas a la hora de abrirse. Por lo tanto debemos procurar que la exposición al sol sea la mínima necesaria para que los tulipanes papagayo florezcan correctamente.

Con toda información ya os podéis animar a cultivar el tulipán papagayo en casa. Sin lugar a dudas es una planta que dará de qué hablar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.