Uso de los medidores de pH

El agua puede ser ácida, neutra o alcalina dependiendo de su pH

A la hora de cultivar marihuama en lo que menos se suele pensar es en el pH, tanto del agua como de la tierra, que necesitan. Esto es un error muy frecuente, ya que por ejemplo si se riega con agua alcalina, sus hojas presentarán clorosis férrica, o falta de hierro; es decir, amarillearán hasta el punto de que solo los nervios quedarán verdes.

¿Cómo evitar esto? Pues solo hay una forma, y es conociendo de antemano el pH del agua que usaremos para regar, y el de la tierra. Aunque quizás pienses que es complicado, hoy en día el uso de medidores de pH es muy, muy sencillo, y de hecho solo te llevará entre unos segundos y algún minuto dependiendo del modelo.

¿Qué es el pH?

La escala del pH se divide en ácidos y alcalinos

Imagen – Wikimedia/Heinrich-Boll-Stiftung

No se puede usar un medidor sin antes saber qué es el pH. Este es un medidor que indica la concentración que hay en una disolución de iones de hidrógeno, que puede ser -1 hasta 15. Cuanto más bajo, en la escala de pH se verá representado por un color rojo más oscuro; y cuanto más alto, estará representado por un tono azulado sin llegar al lila.

Por ejemplo, la leche tiene un pH de 6.5, por lo que su color es el verde; el zumo de limón por el contrario es 2.5 (aproximadamente), de manera que su color es el rojo. Si nos vamos al otro extremo de la escala, a los tonos azulados, el agua de mar es muy alcalina, pues tiene un pH de 8, aunque es superada por la lejía (11.5) y la cal (12.5), entre otros.

¿Cómo se usan los medidores de pH?

Hay distintos tipos de medidores de pH, y todos se pueden comprar en Eurogrow a precios muy interesantes. Eso sí, dependiendo del modelo, su modo de uso varía:

Medidor de pH digital

Un medidor de pH digital es práctico, ya que podrás conocer el pH en poco tiempo

Con este tipo de medidores conocer el pH es tan sencillo como retirar la cubierta protectora e insertarlos en el agua o en el suelo (dependiendo de si es para líquidos o específico para analizar distintos tipos de tierras) que quieras analizar, y esperar cinco segundos. El rango de medición es de 0 a 14, siendo 0 extremadamente ácido, y 14 muy, muy alcalino. Para cultivar marihuana, por ejemplo, es importante que sea de 6.0 a 6.2; de este modo, sus raíces podrán disponer de fósforo y potasio en la concentración que necesitan para crecer y sobre todo florecer.

Muchos modelos son también medidores de sólidos que se encuentran disueltos, o TDS (Total Dissolved Solids en inglés). Este valor te puede ser muy útil cuando cultivas plantas delicadas. Si este es igual o está por debajo de 200mg/l, entonces es que es ideal para ellas.

Medidor de pH ‘manual’

Este es el medidor clásico. Son tiras reactivas que se vuelven de un color u otro dependiendo del pH del agua. Se venden acompañados de la escala de pH, para que te sea mucho más fácil conocer dicho potencial de hidrógeno sin tener que buscarlo en ningún sitio.

Conocer el resultado lleva un poco más de tiempo que con los medidores digitales, pero tampoco mucho más: quizás unos 20 segundos o 30 como mucho. Pero eso sí: es el tipo de medidor más económico del mercado. Para usarlo has de introducir una tira en un recipiente con el líquido que quieras analizar, esperar unos segundos, y luego retirarlo. Ahora, identifica el color que ha cogido en la escala, así sabrás su nivel de acidez o de alcalinidad, y listo.

Kit de pH con gotas

El kit de ph con gotas es fácil de usar

Este medidor es parecido al anterior, pero en vez de ser tiras, es un kit que se compone de un bote de plástico pequeño con un líquido: gotas de GHE, además de una probeta. Esta última la tienes que llenar un poco de agua que uses para regar, y luego echarle unas gotas.

Al cabo de unos segundos, verás que adquiere un tono concreto que tendrás que comparar en la tabla, que por lo general representa un rango de medición de pH de 4.0 a 11.0.

Medidores de pH continuos

Si necesitas conocer en todo momento el pH del agua que usarás para regar tus plantas de marihuana, te has decantar por estos. Por lo general tienen una sonda, que simplemente has de poner en contacto con el líquido, y ya. Así de sencillo. Casi automáticamente verás que indica cuál es su pH.

Algunos modelos se pueden tener sujetos en la pared, de manera que se ahorra espacio. Y si bien son más caros, si almacenas el agua de riego en depósitos te interesará conocer su pH para que tus plantas solo tengan que preocuparse por crecer.

¿Te ha sido útil esta información?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.