Los mejores modelos de vallas de jardín

Actualmente la oferta de vallas de jardín es muy amplia. Existen diferentes tipos con diversas características y precios. Mientras que algunas personas buscan vallas o cercados prácticos al mejor precio, otras prefieren centrarse en lo estético. Para que te puedas hacer una idea de los diferentes tipos y precios que existen de vallas de jardín, hablaremos de ellas en este artículo.

Si estás buscando vallas de jardín para protegerlo o incluso decorarlo, a continuación mencionaremos algunos ejemplos con sus características y precios. Nunca está de más barajear diferentes opciones.

🥇 Top 1 – La mejor valla de jardín 🥇

La valla de jardín más destacable es esta de hierro de la marca Amagabeli. Debido a su buenísima relación calidad-precio, la recomendamos para cualquier jardín. El pack incluye un total de 35 paneles cuyo tamaño es de 43cm x 46cm cada uno, alcanzando una longitud total de 15 metros. Debido a su pequeño tamaño, se trata de una valla meramente decorativa que ayuda a separar distintas plantas o cultivos.

Pros

A parte de su precio asequible, esta valla de jardín queda bonita tanto para rodear el terreno completo como para separar cultivos o plantas dentro del mismo. Además, es fácil de fijar en suelo gracias a las dos estacas que se encuentran en cada uno de los paneles. Otro punto a favor de esta valla de jardín es que está hecha de acero galvanizado, haciéndola resistente a la intemperie.

Contras

La única desventaja que presenta esta valla de jardín es su tamaño. Queda muy bonita, sí, pero si queremos algo más alto que proteja más nuestro terreno o que evite que salgan mascotas, no es la adecuada.

Mejores vallas de jardín

Si nuestro top 1 en vallas de jardín no te convence, echa un vistazo a la siguiente lista. Hemos escogido un total de seis vallas que consideramos de las mejores del mercado.

Vallas para el jardín Working House

Primero mencionaremos esta valla de jardín de Working House. Es ideal para conseguir privacidad tanto en el jardín como en el balcón. El tejido de este producto es duradero y resiste a la intemperie y a los rayos ultravioletas. Además, queda bonita e incluso se puede intercalar con diferentes tonos y colores. Dentro de este pack vienen incluidos sujetadores para poder instalarla correctamente sin necesidad de herramientas. En cuanto a la longitud de esta valla, se puede acortar fácilmente con tijeras. Las dimensiones son de 255cm x 19cm.

Vallas decorativas para jardín Relaxdays

Sigamos con esta bonita valla metálica de Relaxdays. Con su forma rectangular y un tamaño de 135 cm x 6 cm es ideal para delimitar el terreno. Además, sirve para separar diferentes plantas o cultivos, al igual que la valla anterior. Una vez colocada en el césped, su altura corresponde a unos 30 centímetros. También es resistente y fácil de colocar gracias a sus tres estacas que se encuentran en cada panel. Como está hecha de plástico robusto, es impermeable haciendo que sea perfectamente apta para exteriores.

Valla extensible retráctil de enrejado

Sobra decir que esta valla es muy bonita gracias a las hojas artificiales que la decoran. A la hora de adquirirla, podemos escoger el tamaño de las hojas y el tipo, como por ejemplo hojas de uva, de sandía o de patata dulce. Esta valla extensible está hecha de LDPE y madera. En cuanto a las hojas, están fijadas con bridas que dificultan considerablemente su caída. Para instalar esta valla de jardín cuenta con estacas de madera para clavarlas en el suelo. En cambio, la fijación de las vallas de madera se puede llevar a cabo con alambre.

Cañizo Natural Bambú Fino Gardeneas

Es bien sabido que el bambú es resistente y bonito, ideal para decorar tanto exteriores como interiores. Esta cañizo natural de Gardeneas está hecho de diferentes cañas de bambú peladas cuya unión se ha llevado a cabo mediante alambre plastificado. Es útil tanto para dar sombra como para proteger la privacidad. El grosor de las cañas se encuentra entre tres y siete milímetros y cada rollo completo mide 2 x 5 metros.

Valla de borde de jardín verde Amagabeli

Otra de las vallas de jardín destacable es esta valla decorativa de Amagabeli. Está hecha de acero galvanizado y posee un revestimiento de PVC, siendo así fuerte y duradera sin perder flexibilidad. Cuenta con una fuerte resistencia a la luz solar y a la oxidación. Con su forma arqueada es una valla muy bonita y decorativa para exteriores. Los rollos de este producto miden 0,4 metros de alto y 25 metros de largo. El diámetro del alambre vertical es de 2,95 milímetros y de 2,35 milímetros para el horizontal. En cuanto a la malla, el tamaño medio es de 15 x 10 centímetros. Cuenta con una fácil instalación y adaptación a las necesidades del comprador. Respecto a la aplicación de esta valla, va genial para bordear y definir límites de diferentes zonas del jardín.

Malla de alambre hexagonal Amagabeli

Finalmente queda por destacar esta malla de alambre hexagonal de Amagabeli. Esta red flexible tiene cuadrículas que miden 0,75 x 0,25 milímetros cada una. Son adaptables y pueden ser procesadas individualmente. El grosor del cable equivale a 0,8 milímetros y junto al revestimiento de PVC verde es un producto bastante robusto. Además, la aplicación de esta malla es muy versátil. Se puede utilizar como valla de jardín, para cercas de animales o incluso para contener productos como leña.

Guía de compra de una valla de jardín

Existen diferentes posibilidades y opciones para comprar e instalar una valla de jardín. Son varias las cosas que debemos tener en cuenta como el material, el tamaño y el precio. Además, es importante que se adapte a nuestras necesidades y gustos. A continuación hablaremos acerca de la adquisición de una valla de jardín y los aspectos a tener en cuenta.

Material

Cuando decidimos colocar una valla en el jardín, debemos plantearnos de qué material queremos que sea. Desde la antigüedad se ha utilizado la madera para delimitar nuestro terreno. Esta opción rústica puede quedar muy bonita y se fusiona perfectamente con el entorno debido a su naturalidad. No obstante, debemos tener en cuenta que la madera se acaba deteriorando con el tiempo debido a las diversas exposiciones climatológicas. Por lo tanto se trata de un material bonito y natural, pero que requiere muchos cuidados. De hecho, a pesar de que la madera cuente con un tratamiento Autoclave 3, lo más aconsejable es usar un protector de madera al menos una vez al año para aumentar su durabilidad.

En cambio, las vallas metálicas que hay hoy en día también son una buena opción para colocar en nuestro terreno. Existen de diferentes colores, formas y tamaños. Además, resisten muy bien a diferentes situaciones climatológicas, facilitando así su mantenimiento en comparación con la madera. Debido a ello, cada vez es más frecuente encontrar vallas de jardín metálicas.

Diseño y tamaño

Otros aspectos que debemos tener en cuenta cuando queremos comprar una valla de jardín son el diseño y el tamaño. Obviamente, debemos optar por un modelo que nos agrade físicamente y que podamos permitirnos. Existen vallas más modestas y clásicas, otras con adornos e incluso algunas mezcladas con plantas reales o artificiales. Lo mejor es visualizar bien el aspecto que tiene nuestro jardín y la casa para poder seleccionar una valla acorde.

En cuanto al tamaño, debemos tener en cuenta nuestras necesidades. Si tenemos niños que pueden jugar con la pelota en el jardín, es recomendable tener una valla alta para que la pelota no acaba rodando a la calle, evitando posibles accidentes de tráfico. También si tenemos mascotas es mejor optar por una delimitación de cierta altura para que no se escapen. En cambio, si no tenemos estas preocupaciones podemos escoger vallas de jardín bajitas, si lo que queremos es lucir nuestro jardín. A nivel de seguridad, obviamente es más aconsejable colocar vallas altas.

Instalación

Dependiendo de la valla, debemos seguir unos pasos u otros y puede ser más o menos complicada la instalación. Lo que sí debemos hacer siempre, antes incluso de la compra, es medir el espacio y calcular la cantidad de valla que necesitamos. Según la valla que hayamos escogido, es posible que tengamos que colocar unos pies de anclaje. Es muy importante medir bien las distancias entre valla y valla, ya que los pies de anclaje se atornillan en el suelo, por lo que no será posible moverlos una vez realizada esta acción. También debemos colocar y medir adecuadamente los postes.

Cuando ya tenemos tanto los pies de anclaje como los postes bien sujetos al suelo, hay que fijar la valla al poste. Esto lo conseguiremos mediante escuadras metálicas. Primero se atornillan al poste y posteriormente a la valle para fijarla. Lo más recomendable es colocar una escuadra en la parte inferior y otra en la parte superior del poste para afianzar más la valla.

No debemos olvidar que debemos poder acceder al jardín, por lo que una puerta será imprescindible para ello. La instalación de la puerta funciona exactamente igual que la de una valla, con una pequeña diferencia: En vez de utilizar una escuadra para fijarla, usaremos una bisagra para que pueda hacer el juego de abrir y cerrar.

Sin embargo, muchos establecimientos que venden vallas de jardín ofrecen también el servicio de montaje e instalación. Dependiendo del tipo de valla y del material, el montaje puede variar por lo que nunca está de más consultar a un profesional.

Privacidad o seguridad

Si queremos evitar que puedan mirar dentro del jardín o que incluso entren a robar, debemos optar por vallas altas, fuertes y opacas. Una simple reja, por ejemplo, no podrá ocultarnos de las miradas curiosas de los vecinos ni evitará que alguien trepa por encima de ella. En cuanto a seguridad, es más recomendable utilizar muros de piedra planos para que no se puedan escalar. También debemos barajear la posibilidad de instalar alguna alarma y/o cámara para sentirnos más seguros.

Precio

La cuestión más importante en la mayoría de casos es el precio. Pues bien, este varía mucho dependiendo del tipo de valla, el material del que está hecho y el tamaño. Además, cuanta más valla necesitemos, más alto es el precio, claro está. Las vallas más pequeñas que suelen usarse para separar diferentes zonas pueden costar unos 20€, mientras que vallar todo un jardín con una valla mínimamente alta puede costar hasta 400€ o más. A parte debemos tener en cuenta el precio de la instalación, a no ser que lo hagamos nosotros mismos. No obstante, los precios no deben alarmarnos. Existen vallas de todos los tipos y rangos de precios, sólo es cuestión de ir mirando las opciones que tenemos.

¿Dónde poner las vallas de jardín?

Las vallas de jardín pueden ser de madera o de metal

Obviamente, la función principal de una valla es delimitar un terreno o una zona. Por ello, lo más habitual es encontrar las vallas de jardín rodeando el terreno. No obstante, existen otros usos que se les puede dar, como separar diferentes zonas dentro de nuestro jardín. Por ejemplo, no es raro ver piscinas rodeadas de alguna reja o valla.

Es una idea muy acertada cuando habitan niños pequeños o mascotas en el hogar, así evitamos que pueda haber accidentes cuando no hay supervisión. A nivel estético, una valla puede ayudar a diferenciar lo que es el jardín del huerto, por ejemplo. Para personas muy organizadas esta idea suele resultar muy atractiva. También en la jardinería estética se utilizan vallas para delimitar zonas con plantas específicas y/o decorar los bordes.

Dónde comprar

Actualmente hay muchas opciones a la hora de realizar cualquier tipo de compra, tanto online como físicamente. Vamos a ver a continuación algunos ejemplos de sitios en los cuales podemos adquirir vallas de jardín.

Amazon

La enorme plataforma de compras online, Amazon, ofrece una amplia grama de vallas de jardín y accesorios relacionados a ellas. Si ya sabes un poco del tema, esta puede que sea una buena opción para buscar alguna valla que se adapte tus necesidades. Los precios son muy asequibles y muchos productos que ofrece esta plataforma cuentan con todas las ventajas de Amazon prime.

Bricomart

Otra opción que tenemos si queremos construir una valla de jardín es ir al Bricomart. Este gran almacén ofrece muchísimos materiales para construcción y reformas, por lo que es muy indicado cuando queremos ser nosotros quienes construyen la valla a nuestro gusto. Además, cuenta con profesionales que nos pueden asesorar para realizar esta tarea.

Ikea

Ikea es famoso por su gran selección de muebles de hogar. A parte ofrece un amplio catálogo de muebles, accesorios y más productos de exterior. Aunque su oferta en vallas de jardín es algo reducida, podemos encontrar muchas ideas e inspiraciones en sus almacenes.

Leroy Merlin

En cambio, el Leroy Merlin tiene diferentes vallas de jardín en stock a precios muy razonables. La página web de esta empresa nos muestra la ficha técnica, precio y opiniones de cada producto. Además, tenemos la posibilidad de ir a buscar la valla a la tienda o que nos la envíen a nuestro domicilio en tres días hábiles. Otra ventaja que nos ofrece Leroy Merlin son sus numerosos servicios y asesoramientos. Podemos solicitar la instalación de la valla o incluso hacerla a medida.

Espero que este artículo te haya servido de ayuda para poder escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades.