Vegetación de la sabana

La vegetación de la sabana es muy peculiar

¿Alguna vez has visto documentales sobre los animales de África? De ser así, seguro que habrás tenido oportunidad de ver cómo va cambiando la sabana a lo largo del año: pasando a ser una región muy seca, a cubrirse de plantas herbáceas bajas. Dependiendo de la zona, hay incluso algunos árboles, pocos si los comparamos con los que nos podemos encontrar en un bosque o en una selva, pero muy apreciados por la fauna autóctona, pues los usan de alimento y para protegerse del sol.

Pero en este artículo vamos a hablar de la vegetación de la sabana, es decir, de las plantas que han conseguido adaptarse a un entorno en el que no todas podrían hacerlo.

¿Dónde encontramos una sabana?

Mapa de las sabanas tropicales y subtropicales

Imagen – Terpsichores // Mapa de las sabanas tropicales y subtropicales.

La sabana africana seguramente sea la más conocida de todas. Ocupa gran parte del continente, desde el sur del desierto del Sáhara hasta Sudáfrica. Pero no es aquí el único sitio donde hay sabanas:

Si nos vamos al otro lado del charco, a las Américas, vemos que hay sabanas en la costa del Pacifico y en los Llanos colombo-venezolanos; en el otro extremo del mundo, en Australia, se considera sabana todo el norte del continente. Incluso en Asia, al norte de la India, también hay.

¿Qué tipos de sabanas hay?

Existen cuatro tipos: intertropical, templada, mediterránea y montañosa. Sus características son las siguientes:

  • Sabana intertropical: el clima es tropical o subtropical, con temperaturas que rondan entre los 12 y los 30ºC. Las lluvias son estacionales; el resto del tiempo la sequía es un problema bastante serio, hasta el punto de que varios animales deben migrar a zonas donde piensan que van a encontrar agua, como los elefantes por ejemplo.
  • Sabana templada: como las temperaturas son más suaves y llueve algo más, el suelo contiene más nutrientes. Pero eso sí, la sequía también puede ser grave, pero no dura tanto como en las sabanas intertropicales.
  • Sabana mediterránea: se puede encontrar en todo el planeta donde el clima sea muy parecido al mediterráneo (es decir: muy cálido y seco en verano, y suave en invierno, y con escasas precipitaciones). Es, por lo tanto, un lugar semi-árido, en el que las plantas crecen en tierras con pocos nutrientes.
  • Sabana montañosa: también se conoce como sabana alpina o subalpina, pues es en esas regiones donde se encuentran más. Las lluvias son más abundantes, por lo que hay más vida en estos lugares.

¿Qué vegetación encontramos en la sabana?

Las plantas de la sabana pueden ser hierbas, arbustos, árboles e incluso suculentas. Dependiendo de en qué parte del mundo se encuentre, recibirá más o menos lluvias, motivo por el que no hay dos sabanas iguales.

Así pues, veamos cuáles son algunas:

Acacia tortilis

La acacia tortilis forma parte de la vegetación de sabana

Imagen – Wikimedia/Haplochromis

Hay muchas acacias que viven en las sabanas, pero es posible que una de las más conocidas sea la Acacia tortilis. Es la típica que nos muestra Google cuando buscamos imágenes de la sabana africana. Es un árbol que forma una copa en forma de parasol, la cual puede llegar a medir 5-6 metros de ancho.

Alcanza una altura aproximada de 14 metros, eso si la dejan los elefantes. Y es que estos son animales que disfrutan comiendo hojas de acacia. En los documentales se les puede ver incluso derribando árboles para poder alcanzar las hojillas que, de otro modo, no podrían comerse.

Baobab (Adansonia)

El baobab de Madagascar es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/Bernard Gagnon

El baobab es un árbol de lento crecimiento que desarrolla un tronco muy, muy grueso, tanto es así que se han llegado a encontrar ejemplares en los que se han necesitado varias personas para poder abrazarlo.

Crece en África, Madagascar y en Australia, y se caracteriza por tener hojas que caen durante la estación seca, y brotan con las lluvias. Puede alcanzar los 30 metros de altura, y desarrolla una copa poco ramificada.

Euphorbia ingens

La euphorbia ingens vive en la sabana

Imagen – Wikimedia/JMK

La Euphorbia ingens es un árbol o arbusto suculento que solemos tener muchos de nosotros en nuestra colección o en el jardín. Es una planta originaria de África que alcanza una altura de hasta 15 metros. Su copa está muy ramificada cuando madura, y es muy compacta.

Crece a buen ritmo, aunque como a todas las plantas de la sabana, le gusta el calor. Cuando hace frío, sus actividades se ralentizan.

Hyphaene thebaica

La hyphaene thebaica es una palmera de sabana

Imagen – Flickr/Malcolm Manners

Pocas palmeras viven en las sabanas, y son aún menos aquellas que ramifican, pero la Hyphaene thebaica ha encontrado en la sabana africana un buen lugar en el que vivir. Alcanza una altura de 10-15 metros, y tiene hojas en forma de abanico. Además, sus frutos son comestibles; de hecho, los antiguos egipcios no dudaban incluso en llevarse unos cuantos a la tumba.

Su germinación es sencilla y rápida, siempre que las semillas sean de calidad, pero no resiste las heladas, así que si logras tener una, tendrás que protegerla en interior si el clima es frío.

Prosopis affinis

El Prosopis es un árbol que vive en la sabana

Imagen – Flickr/Valerio Pillar

También llamado algarrobillo, es un árbol espinoso oriundo de Sudamérica que alcanza una altura de unos 10 metros. Su copa ramifica mucho, y tiene hojas bipinnadas, pequeñas, y verdes.

Su crecimiento es rápido, y es capaz de resistir sin ningún problema la sequía.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.