¿Qué es y cuáles son los síntomas de la verticilosis del olivo?

verticilosis del olivo

¿Has oído hablar alguna vez de la verticilosis del olivo? Se trata de una enfermedad fúngica que, como su nombre indica, afecta a los olivos.

También conocida como “secadera” o “marchitez”, esta enfermedad es bastante grave y por eso en Jardinería ON queremos que sepas todo lo posible sobre ella para que, si tienes olivos, puedas prevenirla, detectarla e intentar salvar tus árboles.

Qué es la verticilosis del olivo

campo de olivos

La verticilosis es una enfermedad fúngica grave que afecta a los olivos. Es causada por el hongo Verticillium dahliae, que se propaga a través del suelo y puede infectar las raíces del árbol. Por eso, cuando un olivo se ve afectado por este, los demás de su alrededor están en peligro porque se transmite fácilmente por el suelo (con el riego, por ejemplo).

Una vez que el hongo infecta el sistema vascular del árbol, se propaga por toda la planta y puede causar marchitez, amarillamiento de las hojas, defoliación y eventual muerte del árbol.

Debes saber que la verticilosis puede afectar a los olivos de todas las edades, aunque los árboles más jóvenes son más susceptibles a la enfermedad. También puede afectar a otras plantas y cultivos, incluyendo tomates, pimientos, patatas, fresas y vid. Así que, aunque tiene un nombre que hace relación al olivo, en realidad hay muchos otros que pueden verse dañados por este mismo hongo.

Esta enfermedad se propaga a través de las esporas del hongo que están presentes en el suelo y pueden sobrevivir durante muchos años. La infección ocurre habitualmente a través de pequeñas heridas en las raíces del árbol. Esto puede ser provocado por algunos factores como pueden ser el estrés hídrico, el daño mecánico, la poda incorrecta y la exposición a temperaturas extremas.

Síntomas de la verticilosis del olivo

tronco de olivo

Ahora que sabes un poco más sobre la enfermedad, y sobre todo por cómo se genera y lo que puede atacar, es hora de conocer los síntomas. Estos pueden variar dependiendo de la gravedad de la infección, pero de manera general los que se han visto que afectan a casi todos los olivos cuando se detecta la enfermedad son los siguientes:

  • Marchitez: La hoja del olivo afectado por la verticilosis se marchita y se seca, pero no necesariamente de forma uniforme. De hecho, pueden ir apareciendo manchas que se van extendiendo por las hojas hasta el punto de hacer que se marchiten por completo.
  • Amarillamiento de las hojas: Las hojas pueden adquirir un tono amarillento antes de secarse. Es posible que, si ves esto, lo primero que pienses es que necesita más agua. Pero también puede darse en época de tirar las hojas (y ahí es más difícil darse cuenta si no estás pendiente del árbol).
  • Pérdida de hojas: El árbol comienza a perder hojas de forma prematura, incluso antes de que termine la temporada de crecimiento.
  • Defoliación: A medida que la enfermedad progresa, el árbol pierde más y más hojas, lo que puede conducir a una defoliación masiva y una reducción en el rendimiento del olivo.
  • Muerte de ramas: Con esto nos estamos refiriendo a que, además de que puede perder las hojas, también las ramas se pueden secar y morir irremediablemente.
  • Lesiones en la corteza: En algunos casos, se pueden observar lesiones en la corteza del tronco y de las ramas. Son señales que indican que hay un problema a nivel interno del árbol.

Ten en cuenta que el hongo ataca desde las raíces, por lo que es un ataque interno que puede hacer que en cuestión de semanas pierdas el árbol (y a veces todo lo que haya a su alrededor). Además, tal y como te hemos dicho antes, puede ocurrir que el terreno se quede afectado y todo lo que plantes en él siga el mismo camino porque el hongo sigue activo en la tierra.

Posibles tratamientos de la verticilosis del olivo

olivo pequeño sobre muro

Desafortunadamente, no tenemos buenas noticias para ti. Y es que no hay cura conocida para la verticilosis del olivo. Una vez que un árbol está infectado, la enfermedad se propaga rápidamente a través del sistema vascular del árbol y provoca su muerte. Es más, si hay otros olivos en la zona, u otras plantas o cultivos que sean sensibles a este hongo, también pueden sucumbir.

Sin embargo, existen algunos tratamientos que pueden ayudar a controlar la propagación de la enfermedad y reducir su impacto en el cultivo. Te hablamos de algunos para que, si en algún momento te ves las caras con esta enfermedad, sepas qué puedes hacer:

  • Eliminar árboles infectados: Si un árbol está muy infectado, la eliminación puede ser la mejor opción para prevenir la propagación de la enfermedad a otros árboles cercanos. Se recomienda que se corten a ras (incluso sacando las raíces) y que se quemen lo antes posible.
  • Poda: La poda regular puede ayudar a reducir la carga de la enfermedad en un árbol infectado, permitiendo que se concentre en las ramas y hojas más saludables. Sin embargo, al atacar el hongo las raíces esto a veces no ayuda a salvarlo.
  • Tratamientos químicos: Los tratamientos químicos, como los fungicidas, pueden ayudar a controlar la propagación de la enfermedad y reducir su impacto en el cultivo.

Si al final tienes que quitar el olivo, debes tener en cuenta que el hongo puede permanecer en el suelo por lo que habría que tratar la tierra antes de plantar nada.

Cómo prevenir el verticillium

No hay duda de que la verticilosis del olivo es una enfermedad prácticamente mortal. Es por eso que la prevención es la mejor estrategia para evitar que la enfermedad afecte a los olivos y otros cultivos.

¿Y qué puedes hacer para prevenirla? Pues te recomendamos lo siguiente:

  • Seleccionar variedades resistentes: No son todas, pero hay algunas variedades de olivo que tienen una mayor resistencia a este hongo.
  • Tratar el suelo: El hongo que causa la verticilosis puede permanecer en el suelo durante muchos años, por lo que es importante sanearlo. Esto incluye la rotación de cultivos, la desinfección del suelo antes de la siembra y el control de malezas.
  • Riego adecuado: Los olivos deben ser regados adecuadamente para evitar el estrés hídrico, que puede hacer que sean más susceptibles a la infección por la verticilosis. En este sentido, evita regar en exceso y tampoco lo hagas en las horas de más calor.
  • Control de insectos y enfermedades: De esta forma, no serán tan susceptibles al hongo (porque los insectos y otras enfermedades pueden debilitarlos.
  • Poda adecuada: Ayuda a mantener la salud general de los olivos. Tienes que eliminar la madera muerta y enferma, así como evitar la poda durante los meses más húmedos.

¿Alguna vez te has enfrentado a la verticilosis del olivo? ¿Qué hiciste para intentar salvar el árbol o los que había a su alrededor?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.