Bola de nieve (Viburnum opulus)

De arbustos hay muchos, pero que sean resistentes y decorativos a partes iguales… hay algunos menos. El Viburnum opulus es una de esas especies que no pueden faltar en ningún jardín, ni siquiera en una terraza soleada.

Produce tal cantidad de flores en forma de bolas que son una auténtica maravilla, y su mantenimiento es realmente sencillo, tanto es así que dará igual la experiencia que tengas cuidando plantas: con este arbusto disfrutarás.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/Quartl

Conocido como bola de nieve, mundillo o sauquillo, esta especie es nativa de Europa, Noroeste de África, Asia Menor, el Cáucaso y Asia Central. Es una planta arbustiva caducifolia que alcanza una altura máxima de 5 metros, siendo lo habitual 2m. Sus hojas tienen forma ovalada, están divididas en 3-5 lóbulos dentados cubiertos por vellosidades, y son de color verde excepto en otoño que se vuelven escarlatas antes de caer.

Las flores, que brotan en primavera, son blancas y se agrupan en corimbos de 5 a 10 centímetros de diámetro. Están compuestas por flores interiores, que son las fértiles, y las exteriores, algo más grandes, que solo sirven de reclamo. Una vez polinizadas producen bayas de color rojo brillante cuyo tamaño es de unos 8mm que son comestibles para los animales excepto para los humanos.

¿Cómo cuidar el Viburnum opulus?

Imagen – Flickr/F. D. Richards

¿Quieres tener un ejemplar en tu jardín o patio? Proporciónale los siguientes cuidados:

Ubicación

Es una planta que tiene que colocarse en el exterior, ya sea a pleno sol o en semisombra (donde tenga más luz que sombra, pues la necesita para tener un buen desarrollo y, sobretodo, para florecer).

Sus raíces no son invasivas, pero es aconsejable plantarla a una distancia de al menos 2 metros de muros, paredes, etcétera.

Tierra

Depende de dónde lo vayas a cultivar:

  • Jardín: crece en suelos profundos, fértiles, con buen drenaje y ligeramente húmedos.
  • Maceta: rellénala con sustrato de cultivo universal (en venta aquí) mezclado con perlita (en venta aquí) a partes iguales.

Riego

El Viburnum opulus es una planta a la que no le gusta la sequía, pero el encharcamiento tampoco es de su agrado. Prefiere crecer en un suelo que esté siempre ligeramente húmedo, pero sin llegar al extremo. Por eso, al menos al principio -hasta adquirir algo de experiencia- te aconsejamos comprobar la humedad de la tierra antes de regar, ya sea introduciendo un palo delgado de madera o con un medidor digital.

Incluso si lo tienes en maceta, pésala una vez regado y de nuevo al cabo de unos días. Así sabrás más o menos cuándo regar pues la tierra seca pesa bastante menos que la que está húmeda.

Abonado

Se debe abonar en primavera y verano con estiércol si está en el suelo, o con abonos líquidos como este de guano que venden aquí siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Si quieres multiplicar a tu bola de nieve, puedes hacerlo por semillas, esquejes o acodos. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Fase 1 – Estratificación artificial en invierno
  1. Primero, tienes que rellenar un tupperware -que tenga tapa- con vermiculita (en venta aquí) previamente humedecida.
  2. Luego, siembra las semillas, y espolvoréales por encima azufre, que es un excelente remedio anti-hongos.
  3. Después, cúbrelas con más vermiculita.
  4. A continuación, introduce el tupperware en la nevera, en la sección de productos lácteos, fruta, etc.
  5. Por último, una vez por semana y por 3 meses, saca el tupperware de la nevera y quítale la tapa por unos minutos con el fin de que se renueve el aire.
Fase 2 – Siembra en semillero

Pasados los tres meses, siémbralas en una bandeja de semillero (como esta que venden aquí) o en macetas individuales poniendo un máximo de dos semillas en cada una con sustrato de cultivo universal.

Coloca el semillero en el exterior, en semisombra, y mantenlo siempre húmedo pero no encharcado. Así, si todo va bien, germinarán a lo largo de la primavera o en verano.

Esquejes

Hacia finales de primavera o del verano, se cortan trozos de madera suave/ligeramente dura de unos 30 centímetros de largo, se impregna la base con hormonas de enraizamiento líquidas (consíguela aquí) y se plantan en macetas individuales con vermiculita.

Enraizarán al cabo de unos 15-20 días.

Acodo

Se puede multiplicar mediante el acodo simple en primavera, que se hace de manera sencilla. De hecho, solo tienes que coger una rama larga -sin cortarla-, enterrarla en el suelo dejando las hojas libres, y sujetarla con clavos o piedras para que no se levante y se sobresalga.

Al cabo de un año y medio podrás separarla y tener, así, dos ejemplares.

Rusticidad

Resiste heladas de hasta los -18ºC.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

Es una planta muy decorativa, que queda estupenda en cualquier rincón, ya sea como ejemplar aislado, en grupos o alineaciones. Además, se puede cultivar sin problemas en maceta.

Culinarios

Los frutos de esta especie son tóxicos, de sabor amargo y ácido. Sin embargo, en el norte de Europa se consumen con miel y harina, o como sustitutos de los arándanos. También se usan para preparar bebidas o salsas, siempre utilizando frutos que han terminado de madurar y en pequeñas cantidades.

Así y todo, recomendamos precaución, pues una sobredosis causa vómitos.

¿Qué te ha parecido la bola de nieve?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.